INFRAESTRUCTURA EDUCATIVA Y NEGLIGENCIA MUNICIPAL

Las instituciones educativas de carácter municipal sufren deterioro progresivo, mucho más ante el abandono debido a la actual pandemia. Un ejemplo de cómo una ciudadana toma acciones legales para defender lo público.

 

 

Escribe / Claudia Ovalle Ramírez

Como exfuncionaria del municipio de Mosquera, Cundinamarca, tuve muchas dificultades para ejercer mi cargo, porque había una tradición de manejo y silencios que venían de las épocas del anterior alcalde, Emilio Casallas, famoso por falsificar su diploma de universidad, y aun así haber vuelto a su cargo como alcalde del municipio.

Durante el último año de este gobernante, yo asumí mi puesto como Profesional Universitaria de la Secretaría de Educación. Sin embargo, en esta Secretaría -como en muchas otras del nivel nacional, según me han comentado los colegas-, las decisiones son políticas: se reparten cargos, contratos, no se vela por la calidad de la educación, se busca minimizar los servicios prestados (transporte, alimentación, infraestructura) y solo se aparenta que se trata de una organización que sigue las directrices del MEN.

La realidad es otra y frente a esto yo interpuse acción de tutela por la infraestructura de los colegios, además de la salud y bienestar de niños y profesores en este ambiente malsano.

Mi escrito de tutela empezaba así:

“Me posesioné en el cargo de profesional universitario de Cobertura Educativa en la Secretaria de Educación de Mosquera Cundinamarca el día 18 de octubre de 2019. A partir del momento de mi llegada a esta entidad se dieron una serie de sucesos que debo denunciar ante su despacho porque afectan el bienestar de los niños y jóvenes que atienden las instituciones educativas públicas del municipio de Mosquera Cundinamarca. Recién ingresé al servicio público en el área de Cobertura Educativa (cupos y matrículas escolares) del municipio se me exigió hacer visita de reconocimiento a las instituciones educativas públicas para desarrollo de plan de infraestructura. Me encontré con unas infraestructuras con graves afectaciones como: presencia de ratas y depósitos de excremento de palomas, techos a punto de desplomarse, estudiantes de primaria ubicados detrás de un transformador eléctrico que suena todo el día (sede rural los Puentes), deficiencia de agua, deficiencia de baterías de baño, deficiencia en el área y capacidad de los salones, colegios con más de cien años sin mejoras ni modificaciones a sus infraestructuras(sede Francisco de Paula Santander, sede Antonio Nariño central, sede la Merced central), hongos en las paredes, condiciones de ambiente y calor que no permiten el aprendizaje, problemas para el acceso a las instituciones por transporte público (afectando incluso a las docentes que trabajan en estos colegios), suciedad, restaurantes insuficientes, áreas de juego peligrosas, salones que no permiten espacio suficiente para los grupos gigantescos de niños que les están metiendo, acumulación de aguas residuales las cuales deben eliminarse por sistema Vacter 2 veces en el año, áreas circundantes donde hay expendio de sustancias y delito y hasta escapes de gas en aulas donde se ubican estudiantes”

Por sentencia de primera instancia dentro de la Acción de Tutela (# 2020 683) promovida por mi, en contra de la Alcaldía Municipal De Mosquera, el juzgado penal municipal de Mosquera, Cundinamarca consideró vulnerados los derechos constitucionales consagrados en los artículos 44, 45 y 67 de la Carta Política.

Esto es un logro para la comunidad, y es un logro para la justicia, porque el Honorable Juez de Mosquera Pablo José Marentes Ochoa, le recordó al Alcalde Gian Carlo Gerometta Burbano y a su Secretario de Educación. José Johan Alfonso Hernández, que los gobernantes no están sobre la ley, y que cómo servidores públicos deben ser los primeros en acatar las órdenes y dar ejemplo a la comunidad. Esta sentencia tuvo lugar en diciembre de 2020.

El alcalde Gerometta es un especialista en marketing político, y una persona amable con los ciudadanos y con los empleados públicos. Sin embargo, está muy mal rodeado y asesorado, y tiende a descuidarse de las imprudencias legales en las que incurren sus subordinados.

Por ejemplo, a algunos de sus asesores se les ha imputado que hacen presión y dan malos tratos a varios empleados públicos del municipio de Mosquera. Así mismo, los asesores del Alcalde Gian Gerometta le sugirieron no acatar la tutela del Juez de su propio municipio, por lo cual la máxima autoridad del municipio decidió apelar en el circuito de Funza, el cual es un municipio vecino de Mosquera.

Ante este desacato, y viendo la actitud cínica del Alcalde y su equipo frente a la situación de los niños y los maestros, yo misma le escribí al señor Juzgado 01 Penal del circuito en Funza un correo electrónico:
Cordial saludo,

Señor Juez, Juzgado 01 penal del circuito Funza

Copia: Señor Juez, Juzgado municipal de Mosquera

Señor Juez

Soy la profesional que estaba vinculada en calidad de líder de cobertura educativa en la secretaria de Educación de Mosquera Cundinamarca. Yo interpuse la acción de tutela 2020-683 contra la alcaldía de Mosquera por el estado deplorable de las infraestructuras de los colegios públicos del municipio. Misma tutela que usted está considerando en segunda instancia en este momento en el circuito de Funza.

Creo que se demuestra el cinismo y la irresponsabilidad del alcalde Gian Gerometa, de someter a segunda instancia la decisión de un juez de la república, que le está recordando el mandato constitucional del derecho al trabajo de los docentes, a la vida digna de los pobladores, a la salud y a la protección de niños y jóvenes del municipio.

Invito al juez que asume esta segunda instancia a que en persona visite las infraestructuras, en especial el colegio puentes y el colegio la merced centro de Mosquera, para que vea las condiciones indignas en que los niños estudian (y lo seguirán haciendo después del covid). Niños que, al retorno a clases, después del Covid, tendrán que tomar clases donde no hay agua, donde no hay vigilancia, donde hay un transformador eléctrico que hace ruido todo el día, drogadictos y recicladores robándose los ladrillos de la infraestructura, aguas negras…. etc….

El proceso de licitación que actualmente se adelanta para la infraestructura de los colegios, tiene su propia interventoría (¡contratada por la misma alcaldía!) y se trata de una licitación en bolsa, es decir, que pretende que un contratista aborde los colegios, los jardines, las inspecciones de policía, como si se tratara de echar pañete o pintar todas esas infraestructuras. Aquí el problema es estructural. La inversión tal vez requiera la construcción de nuevos colegios y el cierre de sedes como Francisco de Paula Santander, que lleva desde 1900 algo…en funcionamiento. En ese sentido, revise Secop señor juez, queda en sus manos y en su conciencia el futuro de la educación de Mosquera.

Usted decide, quedar bien con los políticos de Mosquera, o abrir el camino para que se construya una nueva educación en Colombia. Una nueva visión donde lo público tiene valor agregado y donde la formación de la nueva generación impulse a todo el conjunto.

El día 18 de enero de 2021 me comunicaron desde Funza el fallo de Tutela 2020-595, confirmando en segunda instancia la tutela 2020- 683, por el Honorable Juez Ángel Serafín Orjuela Sánchez. Los dos jueces (en Mosquera y Funza) estaban de acuerdo y fueron éticos y sabios en sus decisiones, por encima de quedar bien con el Alcalde y con sus amigos e influencias en la región cundinamarquesa.

Frente a esto, la Alcaldía de Mosquera respondió que el municipio dio cumplimiento a lo ordenado en el fallo, adjudicando el contrato de obra 001-2020, producto de la licitación pública respectiva. Meses después y frente a esta acción del Alcalde y su equipo, se reportó por la comunidad a los mencionados jueces sobre la verdadera situación del contrato y de los “arreglos” a las infraestructuras, por medio de una acción de incumplimiento de tutela (fechada el 18 de abril de 2020):

 

“Honorable Jueces de la República

(Honorable. Pablo José Marentes, Honorable. Ángel Serafín Orjuela Sánchez),

Estimados señores,

Respetuosamente, presento a ustedes una solicitud de acción de incumplimiento de las tutelas 595 y 683, contra el Alcalde del municipio de Mosquera Gian Gerometta Burbano y su equipo de colaboradores. Como se detalla en los documentos anexos, se está haciendo un montaje, para evidenciar acciones que no cumplen con las necesidades de infraestructura de todas las instituciones educativas del municipio (no se incluyen Los Puentes, Colegio la Merced, etc.). Por ejemplo, no se incluyen aquellas infraestructuras que no pertenecen al municipio, pero a las que se  envían docentes y estudiantes del sector público, quienes después de la pandemia o al momento de ingreso a las clases presenciales, no van a tener agua para lavarse las manos, condiciones para bioseguridad, etc. etc.

Además, las fotografías y el reporte que envía la secretaria de obras públicas del municipio de Mosquera (anexo a este correo), está demostrando lo que justamente se quería impedir, que se limitaran los arreglos a características superfluas como el embaldosinado, cuando lo que se necesita es ambientes dignos, estructuralmente fuertes. El alcalde y su equipo, están presentando una fachada, tan inútil como los arreglos que le hicieron a las instituciones escolares. Como ciudadana, no quiero agotarlos y congestionar el sistema, pero no veo otra opción que presentar este recurso.”

 

La honorable Jueza Ángela Rodríguez Zamudio, de Mosquera, emitió apertura de incidente de desacato contra el alcalde Gian Carlo Gerometta por la tutela No 2020-683 con fecha 21 de Abril de 2021. El alcalde cuenta con 48 horas para responder si se dio cumplimiento o no a la sentencia de tutela proferida. Amanecerá y veremos….

Por lo pronto espero que mi experiencia inspire a otros colombianos a ayudar a los niños y jóvenes del país, y que nos llame a respetar más a los jueces colombianos.

*Doctora y Magíster en Educación. Psicóloga. Exfuncionaria del Municipio de Mosquera Cundinamarca. covallera@gmail.com