Rememoré séptimo de bachillerato y la biografía que expuse del poeta, recordé que el hombre se pegó un tiro directo al corazón, por melancólico y pobre… mala combinación. 

 

Por / Mayra Medina

Hoy compré un paquete de cigarrillos con un billete de $5.000. Era todo lo que tenía, había sacrificado papaya picada, arroz, papas a la francesa, sopa y limonada porque el hambre es algo fácil de quitar… pero ¿y la tristeza?

Antes de entregarlo miré ese rostro de José Asunción Silva escrutándome. Rememoré séptimo de bachillerato y la biografía que expuse del poeta, recordé que el hombre se pegó un tiro directo al corazón, por melancólico y pobre… mala combinación.  Lo último que José hizo con la plata que tenía fue comprarle flores a su hermana; cayó en quiebra, se suicidó y muchos años después quedó convertido en un billete de cinco mil pesos colombianos. Bienvenidos al consumo masivo, donde la burguesía asesina a un poeta dos veces.