Fútbol femenino: unión y talento

Los deportes de contacto físico han ido tomando fuerza entre las mujeres y el fútbol  no es la excepción. Este deporte hace muchos años dejó de ser  netamente masculino,  desde la década del 90 creció notablemente  el número de mujeres que practican de forma activa el fútbol. Latinoamérica aún está en proceso de fortalecer y apoyar a las mujeres que practican este deporte.

 IMG_1005

Por: Jhonwi Hurtado

Para ellas el fútbol es más que un deporte de contacto, más que una moda, para ellas el fútbol es sinónimo de vida, es la pasión que las impulsa a perseguir un sueño. Academia de Fútbol Totono latino sport –femenino-, es un grupo de mujeres que de la mano de Rosemberg Graciano Cardona –el Director Técnico- entrenan fuertemente para llegar preparadas y dar todo de cada una en un partido.

Ellas gritan en la cancha, le alegan al juez, lamentan si pierden el balón y se abrazan si marcan un gol.

 

Entrenamiento martes

2:25 de la tarde. Canchas de fútbol Distrito Militar Número 22 –Pereira-  

Hoy solo han llegado al entrenamiento 6 integrantes del equipo, el profe Graciano dirige el entrenamiento junto a César Martínez, ex jugador del Deportivo Pereira. César dirige el equipo masculino y esta vez deciden entrenar todos juntos – hombres y mujeres-. Ellas no esconden sus deseos de entrenar, sin importar si tienen enfrente un equipo masculino o femenino. Todo empieza trotando  por  la cancha, algunos ejercicios de calentamiento. A esta hora la temperatura es alta, algunas se van cansando tras varias vueltas.  “Bajen bien”, les dice el profe durante un ejercicio de estiramiento.

 DSC04792

El famoso “bobito”

El entrenamiento se divide en dos partes: por un lado dos equipos entre hombres y mujeres disputan un partido, el que marque un gol gana, y el otro equipo pasa a jugar “bobito”, de esta manera se rotan todos los equipos.  “Vamos que nosotros podemos”, dice una de las jugadoras; a los pocos minutos marcan gol y ganan.

Del otro lado se encuentran los demás  jugadores, jugando bobito, que radica en que una ronda de jugadores se pasan el balón, mientras uno en la mitad busca recuperarlo y el jugador que pierda el balón, pasará a ser el bobito. Todo es diversión, “a dos toques” dice César, mientras suena el pito y deben pasar a jugar el partido, pues las niñas volvieron a ganar.

DSC04838
Melisa Ávila

Melisa Ávila es integrante del equipo, ella tiene 13 años y lleva jugando un año, recibe el apoyo de su familia. “Dicen que el fútbol es brusco, pero no, las mujeres también podemos jugarlo, ojalá yo pueda llegar a jugar en la selección Colombia”

El entrenamiento finaliza con un estiramiento y un trote suave.

“Niñas, nos vemos el jueves, hay que seguir trabajando fuerte”, dice el profe-

Ellas, pasan a cambiarse, algunas mamás acompañan a sus hijas al entrenamiento y salen orgullosas, viendo cómo sus hijas han entrenado fuerte.

 

Entrenamiento jueves

A las 2:10 de la tarde empiezan a llegar niñas a entrenar, al parecer hoy vendrán más jugadoras. Karina, una de las jugadoras, llega en bicicleta desde su casa.

“Hablamos con Pedro Rodríguez y posiblemente se interesen por algunas jugadoras, de una vez les digo, la que quiera estar, está, y la que no, se puede ir a quedarse en su casa en el computador, porque están sacando muchas excusas para venir a entrenar”,  decía con tono serio el entrenador.

Todas miran con atención al profesor,  que  no solo trata de guiarlas y entrenarlas en lo deportivo, sino que busca ser un guía y ser un apoyo para los padres de cada jugadora. Para ellas, las palabras de su entrenador tienen gran influencia.

DSC04819
Karina Cardona

Han llegado 22 jugadoras, entre ellas 4 integrantes nuevas que desean hacer parte del equipo. No han traído dinero de inscripción, ni tienen el uniforme del equipo; aún así tanto el profesor como las jugadoras las reciben y las incluyen en el entrenamiento.

Tras los ejercicios de calentamiento,  se da paso a la práctica de fútbol en la cancha grande,  juegan con el uniforme del Barcelona. El marcador se abre con un autogol, aunque es un entrenamiento ellas juegan a ganar. Son las 3:10 de la tarde y un fuerte aguacero arremete en la ciudad de Pereira, al contrario de lo que podrían pensar muchos, no les importa y siguen jugando, corren tras el balón, se tiran en barredora para recuperar una pelota perdida, la lluvia se hace más fuerte y solo se para la práctica de fútbol cuando empieza a tronar y se prevén posibles rayos. Todas se dirigen a la caseta, donde se escampan y se ríen entre ellas.

Por hoy es todo niñas”, fueron las palabras del entrenador, despidiéndose de las jugadoras y recordándoles la hora de entrenamiento del sábado.

IMG_0973
Daniela Patiño

Daniela tiene 16 años, para ella el fútbol es su vida, aunque en muchas ocasiones las mujeres que practiquen deportes de contacto  se pueden sentir estigmatizadas, a Daniela eso no le importa, lo más importante es seguir jugando fútbol y cumplir su sueño de llegar tan lejos como sus máximas referentes : Alex Morgan y Martha Da Silva. “El hecho de que yo juegue fútbol, no quiere decir que deje de ser mujer, o deje mi feminidad”

Ha escampado,  el agua está impregnada en cada uniforme, por hoy ha sido todo. El sábado les espera un entrenamiento fuerte, pues se encontrarán con todas sus compañeras, aquellas que estudian en la tarde y no pueden ir al entrenamiento en las horas de la tarde en la semana.

Sábado 8:00 am

Muy puntuales llegan a las 8 de la mañana todas las niñas, incluidas las nuevas integrantes, de nuevo el entrenamiento empieza con un llamado de atención por parte del profe, refiriéndose a las redes sociales, al poco compromiso de algunas y recordando los proyectos que se vienen para ellas.

La práctica de hoy será fuerte,  tras terminar  la trotada por la cancha y el estiramiento, se dividen en dos equipos, hoy han traído sus dos uniformes: uno que lleva los colores del Barcelona y otro con los Colores del Real Madrid. Una muestra de amistad se da cuando algunas niñas deben prestarles su uniforme a las niñas nuevas que aún no tienen el propio.

 Esta práctica se caracteriza por las palabras del entrenador, cada una recibe recomendaciones sobre su posición, sobre lo que deben y no deben  hacer en la cancha.

“Mire, cubra esta posición cuando la lateral se suba”; “hágale la diagonal para que le haga el pase”

DSC04817
Dayana Castaño, entrando a un choque con otro jugador

 El partido empieza casia las 9: 25 de la mañana, ­­el equipo tiene muy buenas jugadoras: Dayana Castaño,  Daniela Patiño Sánchez, Melisa Ávila, Karina Cardona, son jugadoras destacadas del equipo. Entre otras.

El equipo femenino Totono Latino Sport está disputando el torneo Ferro Club, categoría menores, en este torneo disputarán pronto la semifinal. Próximamente jugarán un campeonato futbol 9, fueron invitadas a jugar un cuadrangular en Finlandia -Quindío- y existe una gran posibilidad que las nombren  el equipo que represente las fuerzas armadas en el nacional.

La palabra de una madre

María Eugenia Arias es la madre de Carolina Agudelo,  una de las jugadoras de Totono Latino Sport. “A ella le recomendaron jugar y nosotros la apoyamos, hay familias que piensan que el fútbol no es para mujeres, pero en mi familia eso no pasa, lo importante es que ella se sienta bien. Además están con muy buenos profesores que saben cómo tratar a las niñas”, dice María Eugenia.

IMG_0947
Rosemberg Graciano Cardona. D.T

Rosemberg Graciano Cardona comenzó entrenando hace 4 años un grupo del colegio Leningrado, luego se organizó y formó la escuela en el Batallón, este año de la mano del ex jugador de la Selección Colombia y varios equipos del fútbol colombiano “Totono” Grisales hicieron la convocatoria y se formó el equipo  que actualmente disputa los torneos antes mencionados.  “Mi sueño es que estas niñas ganen campeonatos, y se puedan mostrar para una selección Colombia, que miren que por estos lados también hay talento, esta región es muy olvidada. Las jóvenes que deseen hacer parte del equipo serán bienvenidas.

Nataly Parra es una integrante del equipo que por motivos laborales y académicos se ha debido ausentar por un tiempo de la academia de fútbol, ella espera regresar lo más pronto posible para seguir corriendo tras un balón y seguir sintiendo la alegría que otorga ganar un partido y saber llevar la tristeza que acarrea un resultado adverso.

NATY
Nataly Parra

John William Hurtado Marín: Cuánto tiempo llevas practicando fútbol

 Nataly Parra: practicando llevo un año, pero toda la vida me ha gustado,

J.W.H.M: En qué momento viste en el fútbol luna pasión

N.P: Eso viene de familia, desde pequeña los iba a ver y desde ahí empezó la pasión por el fútbol,

J.W.H.M: Cuáles son tus metas a corto plazo

N.P: Poder volver a entrenar, que la academia gane campeonatos y sea reconocida a nivel nacional. Llevo dos semanas sin entrenar y me hace mucha falta, ellos son como mi segunda familia y ha sido muy difícil acostumbrarme a no poder entrenar todos los días, pero siempre las estoy apoyando de corazón, en cualquier enfrentamiento que tengan. Los entrenamientos hacen que seamos cada vez mejores.

J.W.H.M: Piensas que el fútbol femenino sigue estigmatizado

N.P: Pues la verdad siempre he pensado en cambiar esa mentalidad en las personas, porque muchas de las mujeres y me incluyo somos muy femeninas y no lo dejamos por jugar  fútbol.

De esta manera se cierra una semana en compañía de un gran equipo de fútbol, un gran entrenador, un grupo de mujeres que demuestran que en el deporte lo que menos importa es si eres mujer u hombre, que el deporte es de todo aquel que quiera practicarlo y que encuentre en él una pasión, una ilusión, una vida. Este grupo me enseñó que la unión va  de la mano del talento.