Pereira ha estado presente en versiones anteriores, pero de una forma poco perceptible, por ello, celebramos que por primera vez se tenga en su programación oficial, que la ciudad se una a la fiesta y que le cuente a los pereiranos las visiones del país y de región misma. Con proyecciones, talleres y conversatorios Pereira le dice sí al cine y a los derechos humanos.

Por: María Camila Ramírez Quintero

“En el marco de la 5º edición del Festival Internacional de Cine por los Derechos Humanos, Pereira se ha sumado a la labor de mantener un espacio de formación y debate en torno al quehacer cinematográfico en pro de los Derechos Humanos, para ello se contará con espacios académicos que permitirán a los asistentes de distintas edades e intereses el poder explorar y cuestionarse, además de un mayor acercamiento a mecanismos de sensibilización y reflexión como lo es el cine, cuya responsabilidad es la de una construcción de memoria de un país.

Comprometidos con esta tarea, el programa de Comunicación Social de la Corporación Universitaria Minuto de Dios, Centro Regional Pereira y desde el Semillero LEKA, ha surgido la iniciativa de brindar apoyo al Festival Internacional de Cine por los Derechos Humanos y a Impulsos Films, organizadores oficiales del festival para que por primera vez en Pereira se realice la muestra en simultaneo con las demás ciudades, como Bogotá, Soacha, Cartagena, Barranquilla y Medellín, pertenecientes a la organización, a través de la proyección de los diferentes proyectos que hacen parte del festival, en compañía de sus respectivos productores y/o directores, además de talleres en diferentes espacios de la ciudad orientados por profesionales expertos en el tema de Derechos Humanos”.

Este fue el comunicado oficial que el Festival emitió para la ciudad de Pereira; una ciudad que ha estado pujando bastante en el ámbito cultural; Pereira es una zona pequeña, muchas veces la han llamado un pueblo más del país; un pueblo donde todos nos conocemos, donde todos estamos conectados de una forma u otra.

Una tarea de todos

Hemos tenido la posibilidad de contar con grandes eventos culturales en pro de la educación, la cultura, el deporte, las artes, la música, entre otros miles; sin embargo, es la primera vez que se unen a Pereira estas dos armas tan poderosas y hermosas como lo son el cine y los derechos humanos; dos mecanismos que se han dado la mano, se han unido, para brindarle a Colombia un oportunidad más de contar sus historias, las historias de la paz, de la violencia, de la tristeza y de la alegría; además de ello nos traen historias internacionales, nos traen sabores, colores y expresiones de todo el mundo.

El objetivo del festival es “aportar a la formación de públicos, al fortalecimiento de las industrias cinematográfica y cultural, a la creación de espacios de diálogo en torno a la vida, la reconciliación, la promoción y defensa de los derechos humanos”, afirma el Comité organizador del Festival.

Los organizadores dieron con el eje coyuntural del país, debido a que se ha estado hablando de paz los últimos cuatro años. En este sentido hay que sanar a los colombianos que han luchado, que se han enfrentado a la guerra de distintas maneras, desde la ciudad con el narcotráfico, con la pobreza, desde el campo con las bombas, con las masacres; creemos que es hora de mirar hacia al frente y reconstruir nuestra memoria histórica, escuchar al que no ha tenido oportunidad de hablar, al guerrillero, al indígena, al afro, al citadino, al campesino, al habitante de calle, ellos que han sido silenciados durante tantos años; en el festival vamos a dialogar sobre cómo escuchar estar historias.

Afiche de Caramelo, uno de los cortometrajes que se presentarán en el Festival. Foto / Cortesía

Qué buena iniciativa ha tenido el festival al reunir las regiones, juntar las diferentes visiones de un país tan diverso como este, llevarlo al caribe, a las frías montañas, al valle, a las comunidades, a los barrios. En otras palabras, nos han untado de pueblo y qué gran forma de hacerlo.

Pereira ha estado presente en versiones anteriores, pero de una forma poco perceptible, por ello, celebramos que por primera vez se tenga en su programación oficial, que Pereira se una a la fiesta y que le cuente a los pereiranos las visiones del país y de región misma.

Con proyecciones, talleres y conversatorios Pereira le dice sí al cine y a los derechos humanos.

 

Testimonios

Andrea Carolina Londoño Osorio, estudiante de Comunicación Social, una de las organizadoras del evento, nos cuenta sobre por qué traer el festival a Pereira:

Pereira es una ciudad que a pesar de su tamaño ha logrado involucrar la cultura en el diario vivir de sus habitantes, es multifacética, podemos un día tener un festival de teatro y al otro un festival de música, su recorrido como ciudad cultural se ha fortalecido con los años y es de admirar la aceptación de esto por parte de los habitantes. Por ello un festival de cine, que fortalece la cultura en Pereira, es importante y más si este se enfoca en los DDHH, puesto que fortalece el reconocimiento y la protección de los mismos, y que mejor forma que hacerlo a través de un mecanismo tan vivo como lo es el cine, que retrata una realidad que vivimos desde la mirada del otro.

Afiche oficial del evento.

Leonardo García estudiantes de la Licenciatura en Comunicación e Informática Educativa, relata la importancia de hablar de industria audiovisual en Pereira y más aún por qué mencionar el tema de derechos humanos en una ciudad como esta.

Pereira es conocida como la capital del eje, el epicentro del turismo, del comercio, de las diferentes industrias, no obstante, la ciudad ha dejado en el olvido a la industria audiovisual, aun cuando hay tantas personas que quieren trabajar en campo, que se interesan y buscan aprender de este; las casas productoras y los estudios que existen acá no dan cabida para que los pereiranos produzcan material que tenga la capacidad de visibilizarse, actualmente hay una novela llamada “Querendona”, pero no más.

Para finalizar, como buena amante al cine y a la gente de este país que recoge tantos colores, me alegra ser parte del Festival, de esta iniciativa que nos abre espacios de diálogo, de reflexión de visualización, de cultura, del séptimo arte contando por el pueblo; debemos untarnos de estos mundos. Por ello extiendo la invitación a todos los habitantes de la ciudad a que hagan parte de este bello festival.

Aquí la programación oficial para Pereira.