Por / Santiago Flórez
El jueves pasado Bogotá amaneció de luto, después de vivir uno de los  momentos más violentos desde la toma del Palacio de Justicia. El gobierno insiste que es un tema de “manzanas podridas”, mientras varios críticos hablan de desmilitarizar esta institución. A mí me queda una gran duda: ¿si el presidente, la alcaldesa y todos los líderes de la institución afirman que no dieron órdenes de disparar, qué pasó? O nuestros líderes están abdicando su responsabilidad o esto es muestra de que es necesario reformar la institución a nivel nacional.
Instagram: bacata_natural
Twitter: rflorezsantiago