Ironía es vivir sobre agua y no poder ni siquiera sumergirse en ella; y este es el caso de Nueva Venecia y Buenavista, pueblos palafíticos de la Ciénaga Grande de Santa Marta, que hoy, en pleno siglo XXI, carecen de un servicio básico y fundamental.

DSC_2583

Textos por: Kelly Giraldo y Kelly Díaz

Fotografía: Kelly Díaz

Infografía: Kelly Giraldo

Suplicando con una voz algo tímida y dulce decía, “señora me regala una bolsita de agua”, no importaba si interrumpía la conversación; la sed se nos quitó al ver que la de aquellos niños aumentaba, decidimos repartir las bolsas de agua y los ocho niños que había se empujaban por ser el próximo en recibirla; por ello, una de las niñas cayó a la Ciénaga, rápidamente salió, pues allí los niños  tienen presente que esta agua no se debe tocar y mucho menos beber.

A cuarenta minutos desde Sitio Nuevo (Atlántico) o aproximadamente a dos horas en lancha desde Tasajera (Magdalena), podemos encontrarnos con dos maravillosos pueblos: Nueva Venecia, anteriormente llamado El Morro,  y Buenavista, a media hora del primero; su mayor característica es que están literalmente sobre agua, pues son construidos por estacas que tienen una profundidad de cinco metros y les permite sostenerse sobre la Ciénaga Grande de Santa Marta.

Los colores llamativos de sus casas, la bienvenida que se lee al mantener sus puertas abiertas, los remolinos provocados por los peces, la brisa fuerte que anuncia la llegada del atardecer,  despertarán maravillosas sensaciones en el alma de cualquier visitante. La adaptación es una de las cualidades más fuertes de las personas que viven allí, pues su diario vivir se transforma en una realidad  poco común; para hacer un mandado, visitar a los vecinos o ir a ver la novela con amigos hay que hacerlo en canoa.

DSC_2583

 

 Proyecto de turismo, ¿esperanza o inequidad?

Hay un proyecto en los pueblos palafíticos de la Ciénaga Grande de Santa Marta, que está  pensado para potencializar la muestra de esta población al sector turístico, a cargo de la gobernación del Magdalena, el Fondo Nacional de Turismo e Inggea Construcciones.

El proyecto parte de Pueblo Viejo, a cinco minutos del municipio de La Ciénaga, allí se empezará la construcción de un muelle donde embarcarán los turistas en pequeñas  lanchas y harán un recorrido por Buenavista  y Nueva Venecia. En este trayecto, fuera de lo cultural, las maravillas etnográficas juegan el papel principal para este viaje. Aves exóticas que decoran los árboles acuáticos son algo de lo mucho que se puede apreciar en la Ciénaga Grande de Santa Marta, una de las más grandes de Latinoamérica.

Al terminar el recorrido en Buenavista, el desembarque es en Nueva Venecia, allí se tiene planeada la construcción de zonas sociales como: restaurante, centro comercial, mirador, zona de artesanías y baños públicos para los turistas.

Única estructura del proyecto construida en Nueva Venecia. Única estructura del proyecto construida en Nueva Venecia.[/caption]

Álvaro Martínez, pescador artesanal, asegura que a mitad de año del 2014 fueron dos veces a realizar estudios de suelo y nunca regresaron, “allá afuera íbamos a tener un muelle donde los señores turistas se iban a encargar de desembarcar y de ahí los iban a traer los  pescadores en canoas  pequeñas para mostrarles las artesanías. Ellos vinieron, hicimos el estudio de suelo y no han vuelto; he tratado de comunicarme pero no he podido, incluso afuera todavía tenemos las estructuras de madera para el muelle”.

Audio Álvaro Martínez

DSC_2356Álvaro también manifestó que aunque  lleva tres años en la acción comunal, recuerda haber escuchado sobre este proyecto desde el 2009, motivo por el cual los habitantes ya no se sienten entusiasmados con este tema, porque sus expectativas cada vez son menores, y en su mirada se descifra la incredulidad colectiva que les ha despertado el hecho de estar a la espera y seguir viendo como avance unos cuantos palos enterrados en sus suelos.

Debido a la contaminación de las aguas, el auge de la pesca ha bajado notoriamente, los peces salen con residuos de metales pesados y a su vez la población, al consumirlos, pone en riesgo su salud.

Uno de los aspectos alarmantes es que según el líder comunitario, allí en Nueva Venecia no se hace recolección de basuras desde junio del año pasado, “con los estudiantes la fuimos a echar a un pozo, si nosotros no lo hacemos no viene nadie, y no lo hemos vuelto a hacer porque a mí me sale costoso, la gasolina para la lancha, la compra de los costales, los guantes, los tapabocas”. La jornada que él realizó fue de 9 de la mañana a 12 del medio día  y se recogieron 250 costales de basura.

Otro habitante de Nueva Venecia también se muestra escéptico frente al proyecto del que mucho les han hablado, “se presentaron en septiembre de 2014, y hablaron maravillas del proyecto, de educación y vino el secretario de Cultura de la Gobernación del Magdalena, y el secretario de educación, también habló muchas cosas, mas no pasó, como cosa rara, que nada más fue para tomarse la foto, y el recordatorio en  la televisión”, afirmó Aquilio Mendoza, docente de Nueva Venecia.

Los habitantes quisieron hacer un recorrido, con los dos secretarios que asistieron, por la escuela de Nueva Venecia para que así fueran testigos del mal estado en el que se encuentra; pero el secretario de educación dijo que no tenía tiempo, pidió que hicieran una comisión para atenderlos en la oficina.

Audio profesor declarante

Aquilio Mendoza, docente de la Escuela Rural Mixta Nueva Venecia, asegura que solo el 80% de niños pueden acceder a la educación, debido a la falta de profesores.

DSC_2608

¿El agua es prioridad?

“El agua se trae de un caño llamado Aguasnegras, que es un brazo del río Magdalena; para acá hay unos ríos que vienen de la sierra Nevada, pero sale muy costoso por la distancia. Entonces toca ir al caño en unas canoas que se llaman bongoducto, que sirven para almacenar agua, las traen, sin tratamiento alguno, impotable totalmente, y así tenemos que comprarla, una pimpina vale 200 pesos, pero es costoso porque diariamente uno se gasta 2000 o más, eso es completamente artesanal”, dice Aquilio Mendoza, docente de la Escuela Rural Mixta  Nueva Venecia.

La población está de acuerdo en que entre sus principales necesidades está la ausencia de agua potable, la insalubridad de la misma, la salud y la nutrición. Además ya se han presentado enfermedades de la piel, y gastrointestinales, las cuales no son atendidas de inmediato puesto que el Centro de salud de allí pareciera abandonado, tienen un médico a cargo que va esporádicamente. Se hace evidente que para la población el agua sí es una prioridad, pero, ¿este tema también es prioridad para las entidades?

“No, el proyecto, va avanzando, esto no va a ser un freno, obviamente eso hay que trabajarlo y eso hay que arreglarlo, es un problema de mucho tiempo y muchas organizaciones han intentado solucionar este problema, con Electro Caribe, con la parte de alcantarillado, pero el proyecto se hace”, afirma Jorge Rodríguez.

Entonces, aunque el proyecto no sea un hecho en estos momentos, el servicio de alcantarillado tampoco lo es, y la falta de este servicio básico no es impedimento para que se continúe con el propósito de hacer de Nueva Venecia un pueblo atractivo para los turistas.

DSC_2485

Condiciones difíciles como atracción

“Esos turistas internacionales que llegan acá no están buscando el lujo ni el confort sino tener vivencias con los mismo nativos, los que viven en las casitas, dormir una noche como duermen ellos, si van a ir a un hotel van a cualquier lado del mundo, pero estar en una casita sobre el agua en medio de la nada, salir a la madrugada a pescar con ellos, eso es lo que se está definiendo, qué productos se pueden ofrecer, además el circuito que realicen internamente por el pueblo, y todo eso los turistas lo pagan muy bien porque eso es lo que están buscando”, dijo Jorge Rodríguez.

Audio Jorge Rodríguez

¿Es sensato que Nueva Venecia siga viviendo en las condiciones que está, continúen sin servicio de acueducto y alcantarillado, y se lleve a cabo un proyecto que al parecer no prioriza las necesidades de la población sino de los turistas internacionales?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Datos que puedan interesar: