Una mirada a los resultados de ayer en Pereira y Risaralda. La abstención y la aparición de nuevos barones electorales, una nota destacada. Renacer del Partido Liberal, algo para evaluar.

Por: Maritza Palma

Participación ciudadana

Pereira, capital del departamento de Risaralda, contó con la participación electoral de 217.265 ciudadanos de los 388.084 podían votar para Gobernación, Alcaldía, Concejo, Asamblea, y Juntas Administradora Local (JAL) en esta ciudad; sin contar la población correspondiente al resto del departamento, con lo que la cifra de votantes aptos alcanzaba los 750.713, de los cuales 436.154 finalmente ejercieron su derecho. Con lo que el 49.81% de la decisión electoral se concentró en esta zona, casi la mitad de toda la población habilitada por la Registraduría Nacional.

Lo anterior corresponde al panorama en que fue elegido Juan Pablo Gallo Maya como alcalde de Pereira, con un total de 126.075 votos, equivalente al 62,19% del total de votos válidos; con una diferencia dos veces mayor en relación al segundo candidato más votado: Israel Alberto Londoño, que recibió el apoyo de 58.869 votantes. Solo entre los votos por el tercer candidato, Álvaro Arenas Patiño (2.658), sumado a los votos en blanco (15.104), se consolidaba el 8,76% de los votos; además de los nulos (7.722), y los no marcados (6.837), con los que se redondeaba la cifra del total de sufragantes por la Alcaldía 2015.

Si el DANE no se equivocó con su proyección demográfica, que señalaba que hasta el presente año la población risaraldense alcanzaría un tamaño aproximado de 951.953, y aún teniendo que de esa cantidad 750.713 ciudadanos estaban oficialmente registrados para votar tenemos que solo el 58,09% de la población decidió por el departamento, y que el 55, 98% de la correspondiente a Pereira eligió su nuevo alcalde. Aún es muy evidente la ciudadanía ausente de los procesos electorales.

El despegue

El candidato electo empataba con Israel Londoño hasta el segundo boletín presentado por la Registraduría Nacional sobre las 04:25hrs, iban 21 a 21 (votos), pero faltaron 5 minutos para que la cifra se empezara a disparar pasando a 263 votos a su favor frente a 134 de su mayor contrincante. De ahí en adelante despegó sin retorno, media hora más tarde se empezaban a marcar las primeras unidades de mil y con las 06:05hrs en el reloj, durante la mitad de los boletines que finalmente impartirían el conteo, ya duplicaba la cifra de Londoño; la carrera a la Alcaldía iba 116.961 a 54.226 (cifra de Londoño) y faltaban solo cerca de unos diez mil más para asegurar el trono.

Un guiño a las encuestas en Pereira

Según análisis adelantadas por el Grupo de Investigación de Estadística Multivariada  de la Universidad Tecnológica de Pereira hasta abril, el panorama se mostraba más favorable para Israel Alberto Londoño con una tendencia que pasó de 0 a un 38,7% en 5 meses; tiempo en que Juan Pablo Gallo aparecía de segundo y aún habían sobre el tapete electoral otros candidatos como Luis Enrique Arango, Irma Noreña y Álvaro Ramírez. Tres candidatos que se fueron esfumando con los posteriores sondeos previos a las elecciones.

Cuatro meses después CM& y el Centro Nacional de Consultoría sacaban su primer reporte de ‘Intención de voto 2015’, con el que Gallo ya empezaba a liderar las encuestas con un 39%, esto solo en base a 300 encuestas realizadas. El registro se repitió el 21 de septiembre ahora con 390 encuestas y a Gallo nadie lo bajaba del curul porcentual que a esa fecha estaba por el 54%; y a solo tres días de las elecciones una tercera medición con 400 encuestas le otorgaba el 59% de la intención electoral a favor. Y vaya sorpresa que ganó con un 62,19%. Aunque 217.265 votantes no tienen punto de comparación con 400 encuestas, la medición estadística tuvo resultados a su favor.

Panorama del partido liberal

Juan Pablo Gallo es el décimo alcalde de Pereira que accede al poder por voto popular desde la primera elección de 1988, en que el también candidato por el partido liberal Jairo Arango Gaviria obtuvo el primer poder local con el apoyo de los pereiranos.

Alcalde

Periodo electo

Respaldo político 
Jairo Arango Gaviria

1988-1990

Partido Liberal

César Augusto Castillo

1990-1992

Partido Liberal

Ernesto Zuluaga Ramírez

1992-1995

 Partido Liberal

Juan Manuel Arango Vélez

1995-1998

Partido Liberal

Luis Alberto Duque Torres

1998-2001

 Partido Liberal
Martha Elena Bedoya Rendón

2001-2004

 Unión pluripartidista
Juan Manuel Arango Vélez

2004-2008

Partido Liberal

Israel Alberto Londoño Londoño

2008-2012

 Partido de la U

Enrique Vázquez

2012-2015

 Partido de la U

Juan Pablo Gallo

2015-2018

 Partido Liberal

 

A nivel departamental el partido ocupó el primer nivel electoral, en lo que concierne a las alcaldías, con un 33, 61% por encima de las alianzas Partido de la U/Cambio Radical y Partido Conservador/Partido liberal. Los municipios donde también ganó un candidato representante de este partido fueron: La Virginia (4.980 votos), Balboa (1.965), y Pueblo Rico (1.862). Mientras que en el país la mancha roja no es mayor, pero aún así se extiende del noroeste al suroeste del país con el protagonismo en votos a favor de las  alcaldías de: Chocó (20.234), Quindío (84,976),  Tolima (83.322), Huila (104.970), Cauca (99.882), y Putumayo (26.204). Dos departamentos más del oriente colombiano: Vichada y Guainía también se suman a la preferencia electoral por este partido.

Una alcaldía que estrenó ley

El decreto para la ‘conservación del orden público’ impartida el 16 de octubre se estrenaba para estas elecciones regionales, con la compilación de cerca de siete leyes empezaba el desglose de restricciones informativas: los medios de comunicación debían cumplir un papel imparcial, y de ahí para abajo empezaba la búsqueda por la conservación  del orden público; con lo que además el presidente pudo vanagloriarse después de manifestar que fueron las elecciones más pacíficas que Colombia ha vivido en los últimos años. Solo un ataque del ELN en Anorí, Antioquia que dejó un soldado muerto; y un hombre casi linchado, en Pereira, por supuesta agresión a Israel Londoño, rompió la tranquilidad, dentro de los parámetros de lo que se podía contar a tiempo electoral real.