Sus consideraciones apuntaron, por ejemplo, a que “el momento de (Juan) Guaidó vino y se fue”, “los de La Habana son de lo mejorcito que ha habido en materia de acuerdos de paz en el mundo”…

 

Texto y fotografías: Pastor Virviescas

El rector Juan Camilo Montoya Bozzi confirmó las novedades que tendrá este año la Feria del Libro de la Universidad Autónoma de Bucaramanga. Ulibro pasará de seis días a siete, por lo que se realizará del lunes 26 de agosto al domingo 1 de septiembre y ya no en el Campus Central sino en las instalaciones del Centro de Convenciones Neomundo. Nuevamente habrá país invitado y esta vez será Corea del Sur. Entre las figuras confirmadas para esta edición denominada “Palabras maestras”, están María Jimena Duzán, Humberto de la Calle, Jesús Abad Colorado, Pablo José Montoya, Héctor Abad Faciolince, Evelio Rosero, Yolanda Reyes, Diana Uribe y Juan Gabriel Vásquez, entre otros.

“Desde hace 17 años la UNAB le apuesta a Ulibro, el evento cultural más representativo del Oriente colombiano y una de las ferias del libro más importante de Colombia, que tiene como objetivo promocionar el hábito de la lectura con actividades dirigidas a niños, jóvenes y adultos, quienes se congregan en un mismo escenario para conversar y escuchar a sus escritores favoritos, y para disfrutar también de la música y del arte”, expresó Montoya Bozzi, recalcando que se quiere consolidar Ulibro proyectándola mucho más hacia la ciudad metropolitana y la región entera, e incluso habrá programación en el municipio santandereano de Barichara del 23 al 25 de agosto.

A los estudiantes, profesores y personal administrativo de la UNAB, el rector les anunció que se dispondrá de la logística de transporte, así como de la coordinación académica para garantizar el disfrute y aprovechamiento de esta semana de cultura.

“así se vayan a manejar una cámara de televisión, necesitan saber escribir porque eso es lo que les organiza la mente”

El lanzamiento de Ulibro se efectuó el pasado miércoles 24 de abril en el Auditorio Mayor ‘Carlos Gómez Albarracín’ con una charla entre la reportera mexicana Alma Estela Guillermoprieto (1949) y la periodista radial Claudia Morales en el Auditorio Mayor ‘Carlos Gómez Albarracín’, refiriéndose a sus libros, entre los que se incluyen Desde el país de nunca jamás, La Habana en un espejo y Al pie de un volcán te escribo, así como al ejercicio periodístico y temas internacionales que fueron de la crisis de Venezuela a la ola de migrantes.

Sus consideraciones apuntaron, por ejemplo, a que “el momento de (Juan) Guaidó vino y se fue”, “los de La Habana son de lo mejorcito que ha habido en materia de acuerdos de paz en el mundo”; y en cuanto al oficio de informar: “así se vayan a manejar una cámara de televisión, necesitan saber escribir porque eso es lo que les organiza la mente” o “sobre todo los jóvenes se acostumbraron a que todo tiene que ser gratis en el periodismo y en Internet. Si ustedes quieren acabar con el periodismo y ser desinformados, sigan así”.

Luego entrevisté durante 10 minutos y 41 segundos a la ganadora del Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades 2018, y quien ha trabajado para publicaciones como The GuardianNewsweek y The New Yorker, desempeñándose como tallerista en la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano de Gabriel García Márquez.

En 2008 estuvo en Ulibro el escritor mexicano Carlos Monsiváis Aceves y con su singular ironía me respondió en una entrevista: “Venir a Bucaramanga y después morir”. Para Alma Guillermo Prieto, ¿venir a Bucaramanga y después qué?

¡Vivir!

El 24 de mayo de 1993 pistoleros al servicio de los capos Arellano Félix recibieron la orden de matar a su rival Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán en Guadalajara, pero terminaron asesinando al cardenal Juan Jesús Posadas. Luego se descubrirían las relaciones non sanctas entre narcotraficantes y autoridades. ¿Fue en ese momento que ‘se jodió’ México o el cáncer ya venía de antes?

fíjate que México que da al lado del mercado más grande del mundo, y en ese sentido es una ventaja geográfica enorme.

No, yo creo que la crisis del narcotráfico que padecemos no solo en México sino en toda América Latina, la inauguró Estados Unidos. Si tú quieres se jodió México en 1973 cuando el presidente (Richard) Nixon le declaró la guerra a las drogas, sabiendo como sabemos que no se mata una mata de coca, sino que se mata a una persona. Llevamos más de un millón de muertos.

La frase “Tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos” se la atribuyen al dictador mexicano Porfirio Díaz (1830-1915). ¿Esa es la condena de su país?

Pues debería de ser en muchos sentidos la ventaja, porque fíjate que México que da al lado del mercado más grande del mundo, y en ese sentido es una ventaja geográfica enorme. Pero obviamente quedar al lado de la que es hoy por hoy, no sé por cuánto tiempo más, la potencia comercial y política más grande del mundo pues sí, uno paga el precio.

Jesús Blancornelas, fundador del Semanario Zeta y quien sufrió un feroz atentado en 1997, narra en su libro “El Cartel”, que conoció en los años setenta a un jefe de prensa al que le decían ‘El lechero’ porque tenía gran afición por ‘ordeñar’ los sobres del Gobierno para los periodistas. ¿Qué porcentaje de los periodistas mexicanos de hoy son ‘chayoteros’ (vendidos)?

…sería absurdo que yo te dijera cuántos periodistas mexicanos aceptan el chayote (sobornos).

No me atrevería a contestarte. Durante una breve época, en el salinato (Gobierno de Carlos Salinas de Gortari que abarcó de 1988 a 1994) parece que en la Secretaría se suspendió la práctica del chayote. Ahora creo que ha vuelto a ser una práctica general de todos los poderes del Estado, pero sería absurdo que yo te dijera cuántos periodistas mexicanos aceptan el chayote. La cantidad que sea se debe en gran parte a que sobre todo en provincia los sueldos de los reporteros y las condiciones de trabajo son absolutamente miserables. No dan para hacer un periodismo digno.

Si la solución a los problemas de México no es el actual presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), un líder social de izquierda no convencional y en 2004 calificado como el segundo mejor alcalde del mundo, ¿entonces quién puede serlo?

No sé. No tengo la menor idea.  No hay candidatos, no hay partidos, no hay programas realistas para los enormes problemas que enfrenta México. No veo a nadie.

La senadora uribista María Fernanda Cabal hace cinco viernes santos envió al infierno a ‘Gabo’. ¿Cree en el infierno? ¿Está dispuesta a hacerle compañía a su amigo o preferiría meterse a las filas de los Legionarios de Cristo para ganar el Cielo?

Hace mucho que el infierno dejó de ser dogma desde El Vaticano.

Felizmente García Márquez no creía en el infierno, como el Papa Francisco tampoco cree. Hace mucho que el infierno dejó de ser dogma desde El Vaticano. Yo creo que la manera de ver la vida de cualquier reportero es hacerlo desde los puntos de vista más complicados posibles, entonces yo vivo apartándome del sí y del no.

El presidente Iván Duque Márquez aseguró el 1 de febrero que “a la dictadura de Venezuela le quedan muy pocas horas”, pero ya han pasado –al momento de esta entrevista- 1.968 horas. ¿Habrá Nicolás Maduro para rato? ¿Colombia está casando una pelea equivocada?

Creo que obviamente el presidente Duque se equivocó, porque tú bien hiciste la cuenta. Yo no soy optimista y creo que al régimen chavista, no sé si a Maduro específicamente, todavía le queda tiempo y la pretensión de asfixiarlo que tuvo (Donald) Trump, en realidad lo que ha hecho ha sido, a mi manera ver, fortalecerlo un poco más.

Usted cubrió la revolución sandinista (1979-1990) que puso fin a la dictadura de los Somoza. Desde hace un tiempo uno de sus comandantes y actual presidente se ha convertido en más que un dolor de cabeza para los nicaragüenses, sobre todo en cuanto a los derechos humanos. ¿Qué le espera a ese país centroamericano?

Nicaragua no le importa a tanta gente y eso le da libertad de acción a Ortega, pero ojalá en el futuro le dé una posibilidad a Nicaragua ser

Daniel Ortega jamás fue el personaje súper relevante del sandinismo que se ha pretendido sino que llegó a presidente porque era el que menos ofendía entre las facciones sandinistas. Nicaragua tiene mucha menos posibilidad de una vida económica propia como la tuvo y la volverá a tener, eso espero, Venezuela. Entonces está en una situación más vulnerable. Por otro lado, Nicaragua no le importa a tanta gente y eso le da libertad de acción a Ortega, pero ojalá en el futuro le dé una posibilidad a Nicaragua ser libre de los Ortega e inventarse a sí misma según sus propias reglas.

El 23 de abril, en un debate por las objeciones de Duque y la derecha a la Justicia Especial de Paz (JEP), el senador Álvaro Uribe llamó tres veces “sicario” al senador Gustavo Petro y dijo que prefería “80 veces al guerrillero en armas que al sicariato moral difamando”. ¿Usted que vivió en Colombia considera que los acuerdos con las Farc fueron un craso error del presidente Juan Manuel Santos, o por el contrario defiende la salida negociada?

Yo creo que un país sin guerra es mejor que un país con guerra. El mundo está en llamas. El mundo está muy radicalizado. Es un fenómeno que no es nacional, es mundial.

Cuando usted recibió el Premio Princesa de Asturias sostuvo que a pesar de tanta confusión el mundo nos necesita a los periodistas y que sin los medios de comunicación viviríamos como en una especie de siglo XI. ¿Pero puede con su pluma enfrentar los megapoderes del presidente Trump?

Uno se subió a un avión como piloto y cuando el avión empieza a fallar no dice: bueno, ahí los dejo y se baja del aparato.

No, yo me pregunto qué pueden hacer los periodistas de Estados Unidos frente a este ser increíblemente tonto e increíblemente hábil que es Donald Trump. Hasta el momento en Estados Unidos, pese a toda la lucha que hacen y toda la batalla que da el periodismo estadounidense para desenmascarar a Trump, no ha ganado ni siquiera tres puntos de popularidad. Ese es un fenómeno.

México, con al menos 144 periodistas asesinados en los últimos 19 años, es el país más peligroso para ejercer este oficio, exceptuando los que están en guerra. Su colega y entrañable amigo Javier Valdez fue obligado a arrodillarse por matones que le pegaron 12 tiros en 2017 en Culiacán. ¿De dónde sacan tanto valor esos reporteros y editores que entregan su vida por la causa?

Me lo pregunté mucho con respecto a Javier Valdez. No sé. Uno se subió a un avión como piloto y cuando el avión empieza a fallar no dice: bueno, ahí los dejo y se baja del aparato. Es el oficio de uno.

Jaime Garzón recomendaba: ‘señor periodista, hágase bachiller’. En esa misma línea, ¿qué les dice a los estudiantes de periodismo?

Lean y estudien otros oficios para que su actividad como reporteros se vea nutrida por una gama amplia de información. Su vida será más interesante y sus textos serán más interesantes.