Una película donde lo más precioso y brillante no conducen a nada, es una historia de amor, en medio de un contexto económico estadounidense.

el-gran-gatsby-fiestas

“La moral es relajada y el alcohol es más barato”. Nick

Por: John Harold Giraldo Herrera

Cuando una película nos cautiva por la desgracia de los hechos y nos embriaga por la estrategia de su ilusión, es necesario ofrecerle un espacio como una obra de impacto. Y aunque es estrafalaria, con un aire estrambótico, El gran Gatsby nos permite conocer la época de los millonarios en Estados Unidos, su base, eso sí, es una historia de amor en contravía de las circunstancias. La línea argumental es la de un tipo misterioso, osado, con un aire de misticismo y hasta de leyenda, de paso, un asomo de escritor se interesa por ese personaje al que termina conociendo, y lo que nos cuenta es lo que vivió con él, una focalización no desde el personaje central, sino desde otro que vivió con él, es una forma de narrar. Se trata de la adaptación de una de las novelas del reconocido escritor Scott Fitzgerald, publicada en 1925 y puesta en pantalla unas tres veces. En esta se encuentra una versión más libre, ya que su director, el lirista Baz Luhrmann, quien ha hecho películas como la inolvidable Moulin Rouge (2001), la muy poética Romeo + Julieta (1996), destacándose por combinar de manera poderosa los sonidos con la imagen. (Ver tráiler)

el-gran-gatsby-nickEl Gran Gatsby es un romántico tardío, el mundo es de derroche y mucha frustración.

La lírica salta con imágenes que condensan magia, esplendor, así sea de manera vacía, es una época frívola, donde la idea de amor se desvanece, pero salta un individuo que lo persigue y lo cree necesario como la sustancia primordial de la vida. Luhrmann nos entrega una imagen impecable, en el sentido que nos deslumbra y nos causa fascinación, es fastuoso, tanto que a veces priman más la composición que los personajes en su caracterización. Esta es una película de un trío amoroso, en la idea, de un tipo –el asomo de escritor-, Nick, primo de Daisy que hace el puente con el Gatsby, el ricachón que desea estar con ella. Nick aplaza la lectura, escribir, las fiestas lo deleitan y la vida anodina lo captura, entonces dice: “Encantado y repelido por la inagotable variedad de la vida”. Sufre y goza.

La ciudad es deslucida, hay pobreza extrema, pero eso es apenas el fondo, adentro, en los bares clandestinos donde el jazz es la fuerza, o al interior de las mansiones se gesta otro modo de vida. Una frase elocuente se escapa de repente: “En las fiestas pequeñas no hay intimidad”, lo dice Baker, una golfista gozona, pero sin mucha fuerza en su vida.

el-gran-gatsby_daisy-y-jay

Nick es el intento de escritor que presencia los hechos, es quien narra la historia, lo que conocemos de Gatsby es porque Nick nos lo cuenta.

La estrategia de la ilusión consiste en idearnos un mundo donde hacer lo que sea por el amor es lo imprescindible, mientras lo demás solo pasa. Gatsby es un personaje tardío, su casta de millonario no lo deja ser feliz, aunque todo el mundo se rinda a sus pies, requiere de ella, mejor del amor, para sentirse pleno, y por el amor hará todo, tener su propia ilusión. Muchas interpretaciones podrían hacerse, sin embargo, la película de Luhrmann es antipúblico, no lo complace, no le entrega lo que quiere ver, ni cómo debería terminar. Lo engaña, lo manipula atrapándolo con una idea del amor, del éxito, de la aventura, del riesgo, y termina por mostrarle su flanco fuerte y trágico. Así es la vida, con frases tan dicientes como: “Todas las cosas brillantes y preciosas se desvanecen fácilmente”, lo dice Daisy, quien en su mundo, la felicidad no es esplendorosa, y la esperanza de encontrarla no es tan efectiva.

El mundo nuevo trae fama y plata, pero se queda la nostalgia. El gran Gatsby nos impacta, su mundo lo deseamos, es un ideal, pero también lo repelemos, nos hastía, es vacío, su propia figura al ser leyenda nos aproxima a recorrer mejor el pasado: “Algún día correremos más rápido hacia el pasado”, afirma, como un axioma de la estructura de lo que fue su vida y la de muchos en una postal de los tiempos pretéritos.

Ficha técnica

Año, país, duración 2013, Australia, 143 minutos
Director Baz Luhrmann
Guión Baz Luhrmann, Craig Pearce (Novela: F. Scott Fitzgerald)
Música Craig Armstrong
Fotografía Craig Armstrong
Actores Leonardo DiCaprioTobey MaguireCarey MulliganJoel Edgerton,Isla Fisher,Elizabeth DebickiAmitabh BachchanJason Clarke,Adelaide ClemensMax Cullen,Steve BisleyRichard CarterVince ColosimoBrendan MacleanKate Mulvany,Callan McAuliffeJack Thompson
Productora Coproducción Australia-EEUU; Warner Bros. Pictures / Bazmark Films / Red Wagon Productions
Género Drama- Romance, años 20
Página web http://www.elgrangatsby-es.com

*Docente universitario y periodista. John.giraldo.herrera@gmail.com