Todos los modelos teóricos de estudio político, cultural y social confrontan la reproducción de la sociedad; es decir que son marcos para la interpretación de las técnicas para explicar los procesos sociales. La muestra y verificación de hechos particulares; la multiplicidad cultural, los ritos sociales, los modos de vida, habitar, etc., son entre otros, sentidos cuantificables para garantizar una valoración confiable por uno o más investigadores.

Por: Gustavo Andrés Gutiérrez Medina

Los aportes de los Estudios Culturales al campo de la comunicación Social y Periodismo es una aproximación de un fenómeno, de un problema, de una observación participante y descriptiva a los otros, definiendo a los otros como seres exóticos para su estudio, tratando de construir un programa de familiarización con las personas que se quieren estudiar. Esto significa un estado de conocimiento sobre una coyuntura actual o algo que haya sucedido en el pasado y  tenga una resonancia en el presente. Es un aporte investigativo.

La idea principal de este texto es ver cómo a través de los Estudios Culturales  el concepto de comunicación, incluso en los nuevos medios masivos, ha ido cambiando con el paso del tiempo. Todo esto está vinculado por cambios sociales, foco de interés, masificaciones políticas, económicas y predominio por los medios de comunicación de masas. Esto significa la responsabilidad de la sociedad en conservar la cultura; es decir, crear un impacto en las nuevas formas de vida basados en los pilares o componentes básicos del ser humano: el conocimiento, la razón, la poesía, la creatividad y los valores.

Mario Vargas Llosa define cultura como: “son todas las manifestaciones de la vida de una comunidad: su lengua, creencias, usos y costumbres”.

El estudio de la ciencia social en el trabajo de campo es el acceso al investigador a los sentidos, al qué hacer, a las formas nativas de obtención de la información y a la pertenencia del mundo social y cultural propio de los sujetos.

Todos los modelos teóricos de estudio político, cultural y social confrontan la reproducción de la sociedad; es decir que son marcos para la interpretación de las técnicas para explicar los procesos sociales. La muestra y verificación de hechos particulares; la multiplicidad cultural, los ritos sociales, los modos de vida, habitar, etc., son entre otros, sentidos cuantificables para garantizar una valoración confiable por uno o más investigadores. Esto es el positivismo. Como sabemos, el mensaje del medio obliga a la transformación, a la formación y a conversión de las actividades humanas, condicionadas por el mundo terrenal a mejorar el ambiente en el que hemos nacido. Porque sin las ideas de innovación, no podríamos hablar o imaginar la creación de una sociedad de hombres.

Por otro lado, el Naturalismo transforma la lógica nativa y ética de la vida social, advirtiendo a los actores de estudio; es decir, quienes investigan entran al lugar de correspondencia para darle sentido a las descripciones de la realidad y relatos cotidianos de la representación textual y hablada de los miembros de una sociedad.

He aquí el debate sobre la credibilidad de dichos relatos. Sin embargo, las técnicas empleadas para describir las situaciones son las mismas actividades para producir la vida cotidiana; el lenguaje, el cual transmite cierta información; con sentido o no, sea inexplicable, coherente o comprensible describe procesos y situaciones del mundo social, haciendo un trabajo de interacción digna de la biología humana.

Harold Lasswell dice que la función de la comunicación en el campo de investigación es hacer el buen desarrollo de la información, en la cual esta hace parte de una sociedad y un sistema cultural. Una sociedad, mundo o público son relativamente débiles debido a que la comunicación es un estímulo, creando efectos en los comportamientos de los grupos sociales: grupos a quienes se les examina la identidad o posición a través de los testimonios y observación de lo que hacen en determinado lugar, tiempo y contexto, con el fin de estudiar las formas de vida; es decir, la satisfacción de necesidades.

Otro de los aportes al campo de la comunicación es la supervisión o vigilancia del entorno –dicho anteriormente– entendido como esa proximidad del investigador hacia un grupo de estudio para conocer aquellos cambios que puedan ocurrir. La correlación de las distintas partes de la sociedad en su respuesta al entorno y la transmisión de la herencia social de una generación a la siguiente; es decir, una respuesta interna en la cual agentes especializados como la familia, el hogar y la escuela trasmiten el legado social; la ideología existente.

Cuando hablamos de los medios nos referimos a un fenómeno natural, cultural y creativo, que ofrece la posibilidad de entender nuestra propia naturaleza, de expresar identidades y diferencias  de  grupos o de sus relaciones.

La comunicación es la necesidad del ser humano de intercambiar  ideas a través del diálogo. Ideas que se tienen por experiencias, la cultura y la sociedad en que vivimos; las ideas usando el lenguaje, como sistema de comunicación, las volvemos mensajes con sentidos (razón).

Con el paso de los tiempos, los intercambios de ideas y conocimientos sobre lo que llamamos hoy día Estudios Culturales se debe, en favor, a todos aquellos acontecimientos críticos del pasado que desempeñaron un papel importante en los factores sociales. Uno de los sistemas de comunicación mejor recibidos fue el escrito, a través de fotocopias, la impresión y las revistas, los artículos, las conferencias, los libros y las ponencias son la colaboración de intercambio intelectual entre todos y para todos.

Por ejemplo, en el margen de los asuntos humanos, en la experiencia de lo eterno y la formación de actividades siempre vamos a necesitar de otros para la construcción de un proyecto social; es decir, un conjunto de rastros en los que se necesita el pensamiento, potencial y experiencia para lograr los fenómenos técnicos de producción eficaz en masa: la publicidad.

La presencia de todas las ideas desarrolladas con respecto a los Estudios Culturales llevó consigo la traducción de los libros a diferentes idiomas hablados en América Latina para aumentar  no solo el público que podía acercarse a las obras escritas, sino también que era un nuevo modelo de desarrollo en los campos de la comunicación  y la educación.

Hoy siglo XXI los medios masivos hacen posible el principio de una nueva cultura  y no el fin de la sociedad de masas, porque lo de ahora es la crítica cultural, aquella que va más allá de las clases sociales. “La tecnología moderna es la causa necesaria y suficiente de la cultura de masa”. Jesús Martín Barbero, de los medios a las mediciones, 2010.

Aquí la relación de la comunicación, la sociedad de masas y los Estudios Culturales;  la comunicación constituye una de las formas en que las personas interactúan entre sí y la comunicación ha sido la manera más específica de unir a una sociedad pensante y diferente, la sociedad por naturaleza necesita comunicarse. El periódico fue el primero que posibilitó el flujo de la separación cultural, el cine y la radio lo testifican.

Los medios masivos conforman gran parte de nuestra vida, condicionan nuestras ideas, hábitos y costumbres. Son una gran influencia para todos aquellos que son parte de ella. “Por medio de los computadores, redes y otros, la gente puede entrar en contacto, darse la mando alrededor del mundo. Cada conexión adicional agrega más información, nuevas líneas de perspectiva. Esto nos hace participar intensamente en la humanidad viviente”, afirma Pierre Lévy en L’Universel sans totalité, essence de la cyberculture. Y esto es gracias a los medios masivos.

Pero el mundo de los medios públicos está lleno de ilusiones, de mentiras y de mal. Los medios  pueden aparecer como amenazas a lo “educativo”, los cuales pueden afectar a los más débiles, los niños. Los medios inventan nuevos contenidos propuestos para la discusión. “Hoy en día, es lo inhumano que nos piensa. Y no de manera metafórica sino por medio de una especie de homología viral, por la infiltración directa de un pensamiento viral, contaminador, virtual, inhumano”, comenta Jean Baudrillard en Le Paroxyste indifférent.

Hoy en día resulta imprescindible la vida diaria sin los medios como: televisión, radio, prensa, cine. Los medios masivos de comunicación, al igual que el centro de los Estudios Culturales, contribuyen en establecer distintas maneras de pensamiento en gran parte dentro de la cultura y sociedad en la cual nos encontramos y también a demostrar el análisis sobre los signos en la vida humana  como base para entender el mundo, los cuales van a variar a través de los diferentes tipos de sistemas de comunicación.

Bibliografía

Barbero, J. M. (1987). De los medios a las mediaciones. Barcelona: Gustavo Gili, S.A.

Baudrillard, J. (1997). Le Paroxyste indifférent.

Cevasco, M. E. (2014). Diez lecciones sobre Estudios Culturales.

Guber, R. (2001). La etnografía Método, campo y reflexibilidad. Bogotá: Norma.

Hall, S. (2016). Desde/en América Latina. Bogotá: Cuadernos de Literatura.

Lasswell, H. (1985). Estructura y función de la comunicación.

Lévy, P. (2003). L’UNIVERSEL SANS TOTALITE, ESSENCE DE LA CYBERCULTURE.

Lozano, J. L. (2006). Ensayo general sobre la comunicación .

MAIGRET, É. (2009). Sociología de la Comunicación Y de los Medios .

Postman, N. (1983). Il n´y a plus d’enfance.

Shils, E. (1969). La sociedad de masas y su cultura.