Proyectarse a futuro es una de las acciones o “abstracciones” más características de los seres humanos. A través del tiempo y de diversas maneras, se ha pensado en el porvenir individual y su posterior incidencia colectiva como una construcción de lo posible ante existir y comprometerse con la vida. Podría decirse aquí de forma atrevida que esto es una condición inherente a los seres humanos; son visiones sobre el “mañana” cuyos fundamentos parten de criterios o principios aprendidos. Pocas veces el proyectarse nace de la espontaneidad, y muy pocas veces nace en común, por varias personas.

Este último es el caso de la Corporación Creativa y Social Cafeína Visual, que fue iniciada como colectivo en 2013 y constituida en Corporación a inicios de 2016 por cinco Licenciados en Comunicación e Informática Educativa de la Universidad Tecnológica de Pereira, con una necesidad concreta: la de profundizar en el área de la creación audiovisual como parte del área profesional correspondiente a dicha Licenciatura. Allí se fundaron y reconocieron habilidades individuales en la realización audiovisual, además de que surgió un deseo colectivo por emprender el camino de la comunicación alternativa y la “educomunicación”, conocida esta última más ampliamente como comunicación educativa.

 

La trayectoria de una apuesta educomunicativa

En esencia, se debe empezar por el nombre. Es bien sabido que la cafeína –esa sustancia que tanta presencia tiene en el diario vivir de los colombianos– estimula el sistema nervioso central y genera en su consumidor un estado de alerta y hasta una sensación de bienestar. Quizá sean ellas unas de las razones por las que se bebe una humeante taza de café de vez en cuando, para evitar dormirse y para rendir mejor en asuntos laborales, académicos, deportivos, etc. Una analogía bien metafórica, la de mantener los ojos bien abiertos y el cerebro bien despierto, fue la que llevó a estos cinco Licenciados a bautizar su colectivo con el nombre de “Cafeína”, haciendo alusión a que su labor fundamental con la producción audiovisual fue mostrar otras perspectivas de la realidad, otras visiones del mundo, otras narraciones alternativas que no son muy recurrentes en los medios tradicionales de comunicación.

En este orden de ideas, en el transcurrir del Colectivo (entre 2013 y 2015), “Cafeína” realizó varios proyectos con enfoque crítico con los que se pretendió dar cuenta de diversos rostros, personajes, situaciones, contextos y acciones de otras personas que, como ellos, se ocuparon de hacer algo diferente que tuviese alguna incidencia de transformación social. Así, se construyeron los siguientes proyectos (en orden de realización): “Transgresiones” (2013), un proyecto de video experimental y serie fotográfica con el que se propuso un contraste crítico entre dos épocas: la colonial y la moderna, evocando distintas dualidades como la sobriedad y la fugacidad, lo socialmente aceptado y lo socialmente reprochable, la lentitud y la vertiginosidad; “Infans” (2013), un cortometraje que abordó desde un relato ficcional la situación de explotación laboral que viven algunos niños, y con el que el Colectivo participó en la Convocatoria Lente Social de la Embajada de España en Colombia en el año 2013; “Pereira: reconstruyendo historia, proyectando futuro” (2013), un proyecto audiovisual documental (guion e investigación) presentado a la Convocatoria Estímulos 2013 del Instituto de Cultura y Fomento al Turismo de Pereira.

En 2014 se realizaron otros proyectos: “Pescando”, una serie fotográfica de body painting basada en la obra literaria “El viejo y el mar” de Ernest Hemingway; “Fundación Amparo San Marcos”, un video mediante el cual se registraron y mostraron las labores que realizan los voluntarios de la Fundación en cuanto a la formación y acompañamiento de niños huérfanos y/o alejados de sus familias; y “Estudiantina Sinapsis”, un video con el que se dio a conocer el trabajo de la Estudiantina Sinapsis de la Universidad Tecnológica de Pereira y su labor dentro del Plan Departamental de Música de Risaralda. En 2015, se ejecutaron los siguientes proyectos: “Cinismo”, un formato de magazín para televisión que recogió un fuerte componente crítico sobre temas de relevancia política a nivel nacional; y “La Escafandra 10 años”, un video realizado para La Escafandra Teatro, grupo oficial de teatro de la UTP, con motivo de su décimo aniversario.

Además, y ya constituidos como Corporación “Cafeína Visual”, se tejieron lazos con otras entidades como la Fundación Construyamos Colombia, encargada de coordinar el Programa de Recuperación Nutricional con Enfoque Comunitario (RNEC), y para la que se realizó un producto audiovisual con el que se difundieran los resultados del Programa RNEC del ICBF en el corregimiento de Santa Cecilia, del municipio de Pueblo Rico, Risaralda. Asimismo, se desarrolló un proyecto de formación en la creación audiovisual que constó de una serie de talleres de realización audiovisual con el Grupo de Investigaciones “Katalejo” de la Institución Educativa Santa Sofía de Dosquebradas, Risaralda, que estaban vinculados al Programa Ondas de Colciencias.

 

Un hasta luego

El pasado mes de marzo del presente año, y después de tres años de haberse conformado legalmente ante la Cámara de Comercio de Pereira, la Corporación Creativa y Social “Cafeína Visual” decidió culminar sus actividades. La razón del “hasta luego”: cada uno de los cinco integrantes tomó rumbos diferentes; algunos enfocándose hacia la producción audiovisual, y otros hacia el trabajo académico en ciencias sociales y ciencias de la educación. Incluso, otros partieron fuera del país.

Así, con esta nota se cierra un capítulo en la trayectoria formativa y profesional de los Licenciados abajo firmantes, y se agradece a todas aquellas personas que, de una u otra manera, hicieron parte de este proyecto educomunicativo y colectivo que fue “Cafeína Visual”.

Con sinceros agradecimientos:

Daniela Hincapié, Conrado Barrera, Daniela Rojas, Diego Valencia y Christian Niño.