Desde construcciones metafóricas y alegóricas, la artista alude a las mujeres perfiladas por la historiadora, entre las que se encuentran: Guadalupe Zapata, María Ramos, Rita Álvarez del Pino, Josefa Niño de Hormaza, Edilma Escobar, Lucy Tejada, Stella Brand, Alba Lucía Ángel y María Isabel Mejía, visibilizando rasgos particulares de cada personalidad. De manera complementaria recrea el imaginario de esas otras mujeres anónimas que, desde la marginalidad de oficios poco valorados, como el trabajo doméstico o la prostitución, han contribuido a revitalizar la economía familiar y a darle sentido a su existencia.

Tomado de Pereira Ciudad Cultural

Tomado de Pereira Ciudad Cultural

Por: Margarita Calle*

“Otras miradas a la pereirana” es el título de la exposición que actualmente presenta la artista Ana Cristina Zuleta en la Sala Carlos Drews Castro del Instituto Municipal de Cultura y Fomento al Turismo, resultado de la beca de investigación-creación artística obtenida en la segunda Convocatoria Estímulos 2013. Una exposición compuesta por pequeñas instalaciones en las que la artista visibiliza algunas señas de identidad de aquellas mujeres  que a lo largo de la historia de Pereira y a través de sus oficios, sus búsquedas intelectuales, sociales, estéticas y políticas han aportado a la construcción de otro imaginario de mujer, diferente al que pesa como estigma en esta sociedad y que ha desatado tantos debates y movilizaciones de orden político y social, algunos de los cuales han rayado en el absurdo, como la reciente “Marcha de los espejos”, realizada en Pereira en el pasado mes de agosto.

Consciente de la sensibilidad que despierta la temática en el contexto, la artista toma como referencia el texto “Algunas mujeres representativas de la historia de Pereira”, escrito por la historiadora Carolina Giraldo, y se pone a la tarea de recrear, desde lenguajes plásticos y recursos poéticos, una serie de señas y gestos que actúan como huellas e indicios para que el espectador se anime a reconocer aquellos otros ámbitos en los que se construye la identidad de lo femenino al interior de un grupo social.

Uno de los ejes que le da sentido a este proyecto lo constituyó el trabajo colaborativo logrado a partir de espacios de encuentro que Ana Cristina posibilitó, para que a través de su propuesta otras mujeres pudieran visibilizar sus creaciones. “El costurero” como espacio cultural de encuentro es apropiado por la artista para señalar cómo desde el encuentro para compartir, tejer o coser prendas, se anuda el tejido cultural de una colectividad y se crean vínculos afectivos fuertes para la vida en comunidad.

Desde construcciones metafóricas y alegóricas, la artista alude a las mujeres perfiladas por la historiadora, entre las que se encuentran: Guadalupe Zapata, María Ramos, Rita Álvarez del Pino, Josefa Niño de Hormaza, Edilma Escobar, Lucy Tejada, Stella Brand, Alba Lucía Ángel y María Isabel Mejía, visibilizando rasgos particulares de cada personalidad. De manera complementaria recrea el imaginario de esas otras mujeres anónimas que, desde la marginalidad de oficios poco valorados, como el trabajo doméstico o la prostitución, han contribuido a revitalizar la economía familiar y a darle sentido a su existencia.

¿Es posible cambiar el imaginario de la pereirana desde estas acciones? Tal vez no, pues también el trabajo del arte en nuestra sociedad es marginal. Sin embargo, más que cambiar imaginarios la labor del arte apunta a construir nuevas valoraciones de la experiencia humana que, a su vez, le posibiliten al espectador abrir su mirada hacia otras comprensiones y sentidos. Si bien como señala la historiadora Giraldo “el estigma de las pereiranas como mujeres ‘fáciles’ ha hecho que se tienda a banalizar la historia de las mujeres en la ciudad”, es importante reconocer que la existencia de estas marcas de identidad y de los relatos que las animan, se constituyen en pretextos para que desde muchos ámbitos, incluido el arte y la estética, se recreen las memorias de la ciudad y se despejen otras maneras de reconocimiento de nuestros referentes identitarios.

Los invito a visitar la exposición que está abierta hasta el 6 de diciembre de 2013 y cuenta con el acompañamiento de un equipo de guías, preparados para orientar a los asistentes en el recorrido por la obra.

* Directora Maestría en Estética y Creación, UTP