Jaime Lopera y Gabo. Fotografía Cortesía