Finalmente en plena luz del día han sido tejidas nuestras bolsitas, son tres: la menstruación, la placenta y la fuente de energía. Dos hilos se atan en cada mano en su debido momento… El bautismo es uno mismo en el universo y con el universo, ¡bienvenidos!, susurra el río San José a nuestros oídos.

semillas

Por: Carolina Hidalgo

 Voy al río,

 él siempre tiene mil susurros que contarme

quizás pueda dormirme en sus aguas…

en mis aguas que no se quieren estancar.

Alma Solar

2012

 

En el mes de mayo del 2012 en un encuentro ritual de la palabra ofrecido por un Hermano mayor de la Sierra Nevada, se motivó la sanación y el profundo contacto con nuestras raíces, además de hacerse algunas transcripciones de la palabra del mamo con los jóvenes de Pereira y Cali. Este evento tuvo interpretaciones reales de experiencias místicas y astrales que se tuvieron durante los tres días de ayuno en el río San José de Pereira.

Algunas frases fueron escritas en el acto, ya que el hermetismo del ritual implica redimensionar e interactuar a través del propio nacimiento. El ritual inicia con la selección de las semillas y los hilos, que implican nuestros propósitos; luego la iniciación de un bautismo indígena para mestizos en  reconocimiento como hermanos menores. Así mismo, cada uno tejerá sus bolsitas para sus semillas con tejido de araña, en representación a la placenta, la menstruación y la fuente de energía. A continuación palabras del mamo Andrés:

-El espíritu debe estar entregando de la alimentación y la orientación-, mientras mastica la planta sagrada. Y el resto de los acompañantes nos disponemos a escuchar en las amodorradas hamacas mientras hilo y aguja tejen pensamiento y palabra.

Los ciclos propicios para el trabajo 6 a.m, 9 a.m, 12 a.m, 3 p.m. Horas calendario donde se cumplen los cuatro calendarios -continúa el mamo sin intervención alguna. –Existen nueve planetas de abajo hacia arriba. Se multiplican cuatro veces y dan 36 veces.- Realiza el mamo unas cuentas siderales, de las cuales tomamos nota sin saber muy bien de dónde surgen. A nuestros ojos estamos alejados de la cosmogonía de los Hermanos mayores. Nuestra mirada occidentalizada es el primer espejo entrecruce de culturas.

-Es bueno alimentar el cuerpo cuando es la hora-, se recuesta el mamo mientras deja sus primeras palabras flotar en el obituario de nuestras cavilaciones. Todos nos encontramos en un ayuno exigido por el ritual. –La mente debe estar liviana, lo mismo el cuerpo, de esta manera el pensamiento se desentiende de toda vanidad o necesidad-. Es el esfuerzo por la concentración, y por presenciar el cumplimiento de la palabra del mamo, de otros rituales; es el espíritu al que bautizamos para que la naturaleza se nos presente y seamos ante ella hijos e hijas; también sus palabras se entienden sobre los ciclos lunares y nuestro ayuno.

Para poder andar- dice el mamo– es necesario esperar hasta las 12 a.m en ayuno de sal.

—¿Habrá tiempo en la tierra para reponernos con ella? -me pregunto-. La gente tiene prejuicios sobre eclipses, holocaustos y el final del mundo y retroceden en sus consideraciones sobre el respeto y la preservación de la misma, al tiempo que aceleran su destrucción como una bomba de tiempo.

—Es una excusa por no hacer limpieza-, asegura el mamo quien no tiene intención alguna de persuadir, pues su sabiduría se hace diáfana y sagrada; hermética y trascendental. A nuestros oídos todo es nuevo y sempiterno.

0,,4602673_4,00

Un alivio

Lo cierto es que hay enfermedad. Por lo que los seres humanos dejan de hacer, la limpieza. Y de lo que sigan haciendo de acuerdo a los universos, está ordenado, es enfermedad.- replica el mamo como un canto de cóndor. Visto desde las alturas sus palabras se extienden en los tiempos de la América aborigen hasta la América de hoy.

—Lo que nos dejaron a este territorio, le ordenaron de los que quedaron aquí; hay que limpiarnos adecuado con el universo– instruye el mamo con respecto a nuestra historia. –De lo que uno se practica de hacer sanación, pensando y andando… falta una hora para llegar donde está ciudad. Algunos sienten que ya están allá andando territorio. Hay que protegernos de que se lo tiren todo a perder. Los espíritus colonizadores-, calla el mamo.

Nosotros tenemos que acordarnos qué es lo que debemos hacer en el universo, qué es lo que hay que hacer en lo espiritual. Son los calendarios quienes nos orientan en nuestro nacimiento y nuestro destino.

—Ya uno ve que va comiendo por calendario-, acentúa el mamo dilucidando el misterio de nuestras acciones.

Hoy estamos presenciando el ritual de la palabra ubicados entre occidente y oriente; desde esta ubicación cardinal entendemos nuestro lugar en el universo. Entendiendo nuestro bautismo y las razones que se derivan de él.

—Pero sujetos a tales tiempos cósmicos en la noche cuando no caiga lluvia, pero halla sereno, uno se da cuenta que cuando hay luna viene sereno y da brisa. El viento se está moviendo también en calendario; en el rayo de luz se muestran dónde están los calendarios. Cuando uno ve el rayo de  luz, está ubicado de lo que dice el calendario. Donde tenemos el ombligo es donde están los cuatro puntos…nosotros.- Se elevan sus palabras como aurora.

—El pensamiento que lo hace a uno andar en este ritual de la palabra, es necesario estar consciente…,- se levanta el mamo. Son las 4 de la madrugada del segundo día antes del bautismo final. Estamos atentos a medida que el mamo hace la reflexión, que por cierto, se acerca -bastante coincidencia- al lenguaje del I CHING.

iching2

Oráculo chino, también conocido como I ching, Libro de los cambios ó Libro de las mutaciones.

—“el chombe” es un ajuste para nuestro centro plexo solar; del cual habla nuestro destino dentro de los calendarios- señala el mamo.

Por un momento me quedé dormida escuchando sus palabras. El lápiz resbaló y mi rostro quedó entre las hojas garrapateadas. -No sé porque razón llegó mi madre en mis sueños por un momento- caí en reposo. Y ella estuvo hablándome –no recuerdo de qué- pero me indagaba por las razones de mi calendario. Para ser cierto quizá indaguemos por nuestros calendarios lunares. No existe ninguna razón para desconocerlos. Pues cada uno tiene su sino.

El hambre afina. Debemos esperar hasta las 9 a.m y mantener nuestro bautismo. De igual manera a las 12 a.m habrá otro poco de agua y plátano.

Con la fuente de energía; con la placenta y el espíritu y la menstruación…  uno ya tiene presente la fecha. Entenderá que con todo ello es que va a alimentarse- concluye el mamo.

Finalmente en plena luz del día han sido tejidas nuestras bolsitas, son tres: la menstruación, la placenta y la fuente de energía. Dos hilos se atan en cada mano en su debido momento. Los calendarios se mueven en cada signo regente en el transcurso de un día. E L COSMOS ha sido nuestro redentor. El bautismo es uno mismo en el universo y con el universo, ¡bienvenidos!, susurra el río San José a nuestros oídos.

Nuestros antepasados tienen para nosotros el secreto de muchas cosas que tenían que ver con nuestras “razones” en  el planeta. Ahora el mensaje se hace oculto y hermético porque se ha  perdido el lazo de comunicación originario. Con mayor detenimiento, nuestros pueblos originarios, tienen sabidurías de nuestros orígenes  en el universo como hijos e hijas de la madre territorio.

uno para estar orientándose, cuando uno come carne, que eso no se deja hacer; hay que huir de lo que es de los blancos; pero eso no se deja hacer– Enfatiza el mamo con un acento vagamente paternal.

A menos que indique lo contrario, –  son los blancos quienes empezaron la enfermedad.  Dice el mamo, afirmando con esto que nosotros hermanos menores para su cultura, compartimos igualmente sus enfermedades, el futuro y lo que se dice de él.

1511042_868376079880531_2043991622630058050_n

Son inciertas las apreciaciones que muchos revelan desde sus prejuicios,- algo es cierto- está en  los  cielos la señal de una nueva tierra; y nosotros participamos de este cambio y transformación. Nos encontramos relacionados como un doble espejo: cielo-tierra; universo-cuerpo.  La sincronía existente por miles de años entre las acciones del ser humano y sus repercusiones en el universo ante tal movimiento.

Aún nuestra historia es inconclusa para los ojos de quienes no quieren ver que es necesario andar con la voluntad segura y el espíritu atento. Frente a cada decisión  tomada desde el primer hombre-mujer  en la tierra, existe un poder verdadero –no es debido negarse- y este es el sentido de la palabra, como así mismo del silencio. Existe un espacio inconmensurable entre nuestra respiración y nuestro pensamiento; entre nuestras acciones y nuestras decisiones y es debido entender el respectivo tiempo.

Es propio de nuestro tiempo desencadenar las fuerzas de lo asible y lo invisible al tiempo. No hay religión que sacie nuestras conjeturas al respecto, sino el debido tiempo de la palabra en acción y reflexión.

debemos  de comer en ese calendario. 9 a.m. Mercurio-Venus tiene a  Marte- recuerda el mamo.

A prueba de guineo y tinta de frijol en una sola cucharada, nuestros cuerpos deben darse por bien servidos. Es a través del ayuno que nuestras visiones pueden llegar a comprender el sendero señalado por los astros.

—Los mayores espirituales de los que tienen la casa del matrimonio de la pareja; hay casa de la pareja. Uno tiene que ubicarse cuando está la pareja; uno debe saber quién es y cuál es su lugar; ahí está representado todo– anuncia el mamo –la casa de la orientación trae la pareja.

—Uno debía de poner, ya debería estar amarrado, el corazón con el padrino- señala el mamo los hilos y las bolsas del nacimiento.

Nuestra iniciación en la palabra ha sido consumada. Nuestro bautismo nos permite un pasaporte  a ser reconocidos por la madre Tierra.