Continúan las amenazas e intimidaciones de todo tipo contra los veedores ciudadanos que han denunciado casos de corrupción en la administración local, o que han señalado los irregulares actos de varios políticos. Por último, se sienta posición frente a las investigaciones que arrancan contra la anterior dirección de la Oficina de Comunicaciones de la Alcaldía, en la cual se involucra a varios periodistas.

Por: William Restrepo

Oír