david torresY ya va sonando, que lo escuche todo el pueblo colombiano, se sienten ya las motosierras, que pasen los mariachis, dicen desde el Centro Democrático por su arrasadora y honesta victoria.

Por: Cristhian David Torres Díaz

“No cesará la horrible noche”, como bien lo dice una de las hermosas notas de nuestro himno nacional siendo reflejada en el santo uribismo. Y es que a propósito de los nutrientes esenciales de la lechona, los cuales tienen como ingrediente principal al cerdo, el cual nos encanta en tiempos de santa politiquería, claro todo está, sin mencionar que somos el país más feliz de mundo según el barómetro global de la felicidad y esperanza.

De igual forma, vemos a nuestra amada y feliz Colombia decidiendo desde su acomodo, la hamaca, luciendo una recién lavada camisa de la selección, bebiendo a grandes sorbos la gaseosa nacional Big Cola, y todo bien, todo bien.

Por otro lado la situación colombiana va de mal en peor, y es algo que ya estaba pronosticado como bien lo dice la santa biblia en el Apocalipsis “y vendrán los tres días de oscuridad”, en nuestro caso “vendrán los 4 años de oscuridad”, de los cuales prometen: desapariciones forzosas, botas y camuflajes nuevos, más gente muriendo en los pasillos de los hospitales, sin mencionar claro, la inseguridad y los desplazamientos a los campesinos. 

Y ya va sonando, que lo escuche todo el pueblo colombiano, se sienten ya las motosierras, que pasen los mariachis, dicen desde el Centro Democrático por su arrasadora y honesta victoria. Así mismo, papá Uribe con su voz forzada y acabada le dice a Mr. Hyde Zuluaga, cómo debe Colombia ser vendida a los grandes extranjeros y acabar con las negociaciones que se llevan a cabo en la habana cuba, y cómo hacer para guardar su platica y que el golpe salga bien sin necesidad de darnos “en la cara por maricas”.

Y en un momento como este, ¿quién podrá ayudarnos?, ¿será el Chapulín?, ¿será Cantinflas? o ¿será Garzón?, que por estos días parece su nombre no sonar de a mucho, ya que su pronóstico fue muy acertado: “¿Uribe?, ese man es malísimo”. ¿Será un designio?, o tal vez los felices colombianos no nos acordemos. Sí, yo creo que es eso. Mejor busquemos las esferas del dragón y revivámoslo ¿Será que así dejamos que nos lo vuelvan a matar? O mejor,  esperemos que Pikachu nos gobierne, por lo menos este ratón es leal y sincero y no ha tenido la necesidad de cambiar, 14 temporadas y no ha evolucionado ni se le ha subido el poder a la cabeza, cosa diferente de Juanma que sigue esperando que esta tal “reelección” exista.