¿Qué es informalidad? Dentro de los actores vinculados al tema no existe un consenso en su definición, aunque hay varias coincidencias; así lo informa Luis Armando Galvis en su estudio del año 2012 sobre La informalidad en las regiones del país, del cual tomaremos varios datos allí expuestos. En Colombia, la informalidad laboral se conoce popularmente como rebusque.

 

Por Fabián Osorio Morales

Alcanzar un nivel de vida decente no es nada fácil. Las políticas de los que siempre han gobernado nos asemejan a los países pobres de África, Centro América y Asia, así el marketing gubernamental haga creer lo contrario.

En el diario vivir muchas lacras acompañan a la población, como en el campo laboral donde la informalidad campea volviéndose esta un destino inevitable para millones de colombianos.  La informalidad es un síntoma de los países más estancados económicamente que no producen riqueza, no tienen grandes procesos de transformación, exportan sus materias primas y compran al extranjero sus bienes de consumo más necesarios.

En el continente africano –una de las zonas más pobres del mundo– hay tasas de informalidad de entre el 70 y 80 %, en las últimas décadas nuestro país se ha sostenido en un promedio de 60 % aproximadamente de la población en edad para trabajar, llegando a cifras superiores del 70 % en Caquetá, Guajira, Chocó, entre otras regiones alejadas de zonas con diversidad económica1.

¿Qué es informalidad? Dentro de los actores vinculados al tema no existe un consenso en su definición, aunque hay varias coincidencias; así lo informa Luis Armando Galvis en su estudio del año 2012 sobre La informalidad en las regiones del país, del cual tomaremos varios datos allí expuestos.

La visión estructuralista expone que al no contar con un desarrollo del sector moderno de la economía, los monopolios u oligopolios no alcanzan a dar trabajo a todo el sector laboral, forzando a las personas a ejercer tareas con más baja productividad o al desempleo, desencadenando problemas de prestaciones sociales, salarios, seguridad, etc2.

Por otro lado, está la visión institucionalista, atribuida al Banco Mundial, en esta las personas u organizaciones toman una decisión voluntaria, según el costo–beneficio de ser informal o no, más que una consecuencia como lo plantea la estructuralista, es una visión más empresarial o emprendedora3.

El Dane –polémico por sus planteamientos de medición– indica que un informal conserva características como: trabajadores o empleados en establecimientos o empresas que no superan 5 integrantes, familiares o trabajadores sin remuneración, trabajadores del servicio doméstico, jornaleros o peones, trabajadores independientes o patrones de establecimientos con menos de 5 integrantes.

  1. Informalidad laboral en las áreas urbanas de Colombia. Luis Armando Galvis. Pág. 24.
  2. Ibid, pág 8.
  3. Ibid, pág 10.