LEANDRO TOROEsa pizca de imaginación es necesaria por estos tiempos, quizás si la tuviésemos nos hubiésemos ahorrado muchos dolores de cabeza.

Por: Leandro Toro Valencia.

Generalmente se define cuento como un género literario que tiene una narración breve, creado por uno o varios autores, basada en hechos reales o imaginarios y con un argumento relativamente sencillo que permite llegar a todo tipo de público. ¿A quién no le gustan los cuentos? A mí me encantan y creo que los espacios que se abren deben ser aprovechados para incentivar la escritura de cuentos de nuestros niños y jóvenes.

Pasamos elecciones y los ánimos están caldeados, antes durante y después de éstas, y nada mejor para relajarnos que un cuento. Un cuento nos hace volar la imaginación, así sea basado en hechos reales. Esa pizca de imaginación es necesaria por estos tiempos, quizás si la tuviésemos nos hubiésemos ahorrado muchos dolores de cabeza.

Bueno, aunque también hay quién abusa de ella. Pues hay que canalizarla y aprovechar los espacios que se abren para este género. Dos concursos andan por estos días promoviendo este género literario como ningunos. Uno es el tradicional concurso nacional de cuento (ver) auspiciado por RCN y el Ministerio de Educación, y otro más local que es el Primer Concurso de cuento joven auspiciado por Tras la Cola de la Rata (ver) .

Sea a nivel nacional o local, ambos concursos tienen en común: promover la escritura de este género tan aclamado por todos desde nuestra niñez. Y es que un cuento es un cuento y siempre lo vamos a disfrutar. Cuéntame un cuento y te diré quién eres.

Aún hay plazo para concursar en ambas contiendas y afortunadamente nos llega algo de realismo y fantasía para soportar estas ollas podridas que a diario suceden en este país garciamarquiano y que parecen no parar.

Pdta: Un saludo para los quemados en la contienda electoral, ya hay mucha opinión al respecto y mejor hablar de cuentos de concurso y no de cuentos electorales.