La historia que se contará a continuación es tal vez uno de los casos de corrupción más graves que ha tenido el municipio de Santa Rosa de Cabal (Risaralda) en los últimos años.

Este el lote ubicado en un lugar estratégico de Santa Rosa de Cabal, en pleno centro del municipio y a escasas cuadras de la plaza principal. Entregado en comodato de manera irregular a una Corporación que exige un pago por devolverlo.

Por: Daniel Silva Orrego

Todo comienza el 30 de diciembre de 2009 cuando el Hospital San Vicente de Paúl (entidad pública) le entrega en comodato un predio de su propiedad al municipio de Santa Rosa de Cabal (ver imágenes 1 y 2), representado en ese momento por el Alcalde hoy condenado, Alejandro Martínez Tabares. En el contrato de comodato se estipuló que el predio se devolvería en cinco (5) años al Hospital, es decir, el 30 de diciembre de 2014.

Lo extraño de esto es que el mismo día en que el Alcalde Alejandro Martínez recibe el predio, de inmediato se lo entrega a un particular (la Corporación Crear Unidos, representada legalmente por Luisa Fernanda Cabrera Prieto) en comodato  (es decir, sin pagar ninguna contraprestación económica por la utilización del predio) (ver imágenes 3 y 4).

Imágenes 1 y 2. 

Entrega del lote en comodato a la Alcaldía.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Una jugada abiertamente ilegal, por cuanto la legislación colombiana -artículo 2202 del Código Civil- señala que solo pueden entregar en comodato los bienes, quienes sean los legítimos propietarios, en este caso solo podía hacerlo el representante legal del Hospital y no el Alcalde.

A pesar de la anterior imposibilidad legal, ese 30 de diciembre de 2009 el mandatario le entregó al particular el predio por un término de cinco (5) años.

La propiedad de que se ha venido hablando se encuentra ubicada en un lugar estratégico de Santa Rosa de Cabal (carrera 12 con calle 12), en pleno centro del municipio a escasas cuadras de la plaza principal, y su avalúo catastral es de mil millones de pesos ($1.000.000.000).

Imágenes 3 y 4.

Entrega del lote a la Corporación.

Al lado izquierdo aparece el exalcalde Alejandro Martínez Tabares, actualmente condenado, y a su lado el actual alcalde Henry Arias Mejía.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si bien el predio fue entregado a la Corporación Crear Unidos, en cabeza de su representante Luisa Fernanda Cabrera Prieto, es también cierto que quien funge como administrador de facto del mismo es su esposo, el señor Germán Serna Vásquez, más conocido como “Balacera”, quien inclusive asume la vocería ante los medios de comunicación defendiendo el comodato.

Serna Vásquez, junto con la representante de la Corporación, debieron devolver el predio desde el 30 de diciembre de 2014; sin embargo, a la fecha no ha sido entregado a la Alcaldía de Santa Rosa de Cabal. Argumentan que como en el predio ellos construyeron una cancha sintética y unos locales comerciales, de los cuales se están aprovechando económicamente (y no retribuyen nada a la Alcaldía), tienen el cinismo de exigir una indemnización.

A pesar de todas las anteriores irregularidades, lo único que hizo la administración municipal de Santa Rosa fue expedir la Resolución No. 5667 del 10 de diciembre de 2014 (ver imágenes 5 y 6), mediante la cual declaró la nulidad absoluta del comodato celebrado con la referenciada Corporación y ordenó devolver las cosas al estado anterior al de la celebración del contrato (es decir, recuperar el predio).

Imágenes 8 y 9

Resolución No. 5667 del 10 de diciembre de 2014, mediante la cual se declaró la nulidad absoluta del comodato.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sin embargo, a la fecha no se ha cumplido la resolución y el particular sigue explotando económicamente la propiedad del Hospital, y el actual alcalde Henry Arias Mejía no ha utilizado los instrumentos legales a su alcance, como el apoyo policivo para recuperar el lote.

Esta actitud pasiva y omisiva del mandatario se debe, según vox populi en Santa Rosa de Cabal, a que el señor “Balacera” apoyó en campaña a Arias Mejía. Rumor que nadie ha desmentido.

En el predio debería estar funcionando desde hace un buen rato la sede centro del Hospital San Vicente de Paúl; sin embargo, este proyecto se ha visto truncado por los intereses particulares de quienes hoy siguen en poder de dicha propiedad.

Y como si lo narrado fuera poco, la Representante legal de la Corporación que hoy no ha devuelto el predio, Luisa Fernanda Cabrera Prieto, fue beneficiada en abril de 2017 por la Alcaldía de Henry Arias con un contrato de ocho meses por valor de $25.000.000 (ver imágenes 7 y 8).

Imágenes 7 y 8.

Contrato millonario que beneficia a la retenedora del lote.

Es decir, no solo que el Alcalde no realiza los trámites para recuperar el predio que está en manos de dicha ciudadana, sino que tiene la desfachatez de premiarla con otro contrato en su administración.

Todo lo anterior demuestra el desgreño administrativo con el que ha sido manejado el patrimonio público de los santarrosanos, y la actitud silenciosa y casi complaciente de los mandatarios de turno.