El periodista William Restrepo se hace una serie de preguntas sobre las que considera decisiones erradas de los gobernantes y otros dirigentes risaraldenses. El periodista debió salir de la ciudad antes las amenazas de muerte y enfrenta un proceso judicial por injuria y calumnia entablado por un dirigente local.