Severo GalloLas puertas de la legalización de la marihuana son las puertas para formalizar todo tipo de drogas. ¿De verdad queremos vivir en una sociedad así?

Por: Reverendo Gallo

Y están todos locos los que piensan que la forma de cambiar al país es por medio de protestas, marchas y vandalismo. Ahora resulta que abanderan al pequeño partido del sur del continente en su iniciativa de permitir el uso de cannabis en los ciudadanos uruguayos en un intento de lucha contra las drogas.

No faltan los que ponen el grito en el cielo y afirman que Colombia necesita un presidente como Mojica y si bien el que tenemos no es para echarle rosas, tampoco podemos permitir que gente con pasado guerrillero y que tanto daño le ha hecho al país nos pase por la tangente y crea que con un acuerdo en las playas de La Habana se van a cerrar las heridas de la guerra.

No me imagino un gobierno en donde Iván Márquez sea el ministro de Justicia y Timochenko el vicepresidente (si bien ese cargo es él más inútil en todo el gabinete de inútiles del presidente). ¿Es ese el país que queremos?, ¿el que soñamos? No basta con que esos terroristas disfrazados pidan cupo directo al Congreso. También se debe soportar que las personas pidan la legalización de una droga que le ha hecho tanto daño al país y que ha financiado el terrorismo se convierta a un negocio del gobierno. No se puede ser contraproducente con las políticas mundiales de prohibición ni podemos nadar contra la corriente.

De qué sirve que legalicen la marihuana cuando no lo hacen con todas la drogas. ¿Acaso los carteles se van a ver debilitados como tantos lo han dicho? Las mafias no van a dejar de existir así legalicen todas las drogas. El hecho de que la marihuana no sea su negocio, los hará enfocarse hacia otro y así sucesivamente como ya quedo demostrado con los ejemplos del tabaco y el alcohol.

Estas leyes lo único que terminarán haciendo es que esta droga afecte a toda la infancia que le depara un futuro lamentable y terminará convirtiéndose en algo perjudicial para todos. Es mejor que sea prohibida y afecte a unos pocos a que, legal, afecte a gran parte de la población. Las puertas de la legalización de la marihuana son las puertas para formalizar todo tipo de drogas. ¿De verdad queremos vivir en una sociedad así?