Las locaciones las tiene, los actores de primera línea y 50 millones de espectadores pasivos que verán desde sus televisores cómo este país se mantiene en la prehistoria, más exactamente, en el paleozoico.

 

Por: Miguel Ángel Rubio

Una nueva versión de Jurassic Park, para el 2020, obligaría a Steven Spielberg a venir a Colombia a investigar las nuevas especies de saurios, descubiertas de algunos años para acá en este territorio.

Sí, y es que en Colombia no solo se han descubierto fósiles de dinosaurios que han habitado este territorio, pues su geografía primitiva, no intervenida aún por la mano del hombre, fue lugar propicio para que aquí habitasen los gigantes saurios que murieron por diversas teorías aún no probadas a cabalidad por la ciencia.

Sin embargo, los científicos paleontólogos no han mirado la actualidad. Por alguna razón extraña, que no podemos explicar, algunos genes de posibles huesos, escamas o de materia fecal fosilizada, pudo, por algunas reacciones físico químicas y divinas, mutar en especies de gigantes lagartos nuevos, más peligrosos y más predadores que los anteriores.

Esos saurios evolucionaron y ahora su sed de alimentación, su inextinguible hambre, acaba con nuestro país y nuestro mundo, mucho más rápido que los Tiranosaurios rex o los Pterodáctilos,  a los cuales los extinguieron cambios en el clima o posiblemente un meteorito que impactó el planeta.

Desde este orden de ideas, y con está suficiente ilustración, y esperando que algún escritor bilingüe traduzca este artículo para Spielberg y venga a hacer Jurassic Park 6, la evolución, presentaré algunas de las principales especies y sus características fundamentales, para que las saque en la película.

La primera, el Ordiñicus procuradurix, saurio gordo y godo de lento desplazamiento y escamas resecas, que tiene como principal presa saurios que se “desvían de su naturaleza” y prefieren copular con saurios de su mismo género, o como diría una de sus especies primas, el Gerlenicus corronchix, disfrutan del sexo excrementicio.  Para que vaya a la fija y las excavaciones no le salgan tan costosas, a esta especie se le encontrará en pocos días en Washington, quizás departiendo con el recientemente elegido dinosaurio estadounidense Trumptosaurios racistux, cuya principal característica son sus escamas anaranjadas en la testa.

La segunda especie con la que Spielberg podría contar para su nueva franquicia, es el Lafaourius ganadericux, dinosaurio de talla mediana, un poco torpe y dependiente de la comida que dejan otros ya saciados de comer. Se le ha visto en los últimos años copulando con su equivalente femenino Cabalidacticus maríafernandex , célebre está sauria por su pelaje frondoso y su temido aspecto.

Una joven especie que podría ser la cuota fresca de la cinta, es la Palomasaurios valenciax, y su pequeña especie la Amapolux. A la primera le encantan los discursos donde pueda devorarse a sus enemigos más acérrimos, desorbitando sus ojos y descuajando sus escamas para generar miedo. Esta especie es de la familia de Guillermisaurios patojix, saurio ya muerto que por desgracia dejó una prole bastante dura de extinguir.

Y la especie que podría protagonizar su película, que seguro será un éxito taquillero, por sus altos niveles de miedo, violencia, sangre y tensión, es sin duda el Uberrimus uribicus rex, saurio que se sobrepone sobre los demás, los subyuga a su sauria voluntad, pues meterse en un tropel con esta especie será morir y que nadie pueda atestiguar el hecho. Se caracteriza por vociferantes sonidos emergidos de su garganta, por la capacidad de chuzar de lejos a sus víctimas, por sus dientes de motosierra que destruyen todo cuanto muerden y devoran, por su presencia terrorífica; solo los equinos, especie menor, han podido derribarle logrando fracturarle una de sus saurias costillas. A esta especie es mejor correrle, de encontrársela uno en algún sitio. Esta especie mayor es prima de Tiranosaurius rex, y del mismo modo que ésta, sobrevive por largos periodos de mando entre la manada.

Algunas especies menores se pueden añadir a este catálogo de saurios colombianos,  entre ellos, el Cesarosaurius  gavirierex, de coloración rojiza, y que siempre protege su cría, el Simonix delfinex analfabetix. También entre las especies menores podemos identificar el Pastranidactilus godix, cuya sangre es azul y fría, como la de todos los lagartos, o el Germanex vargasllericticux  a quien un extraño ataque de una horda del Farcsistus marmertix le costó la pérdida de su principal falange derecha, con la que comía presupuestos nacionales.

La trama de la cinta es muy simple señor Spielberg, una horda de dinosaurios, representados en los anteriormente dichos y taxonomizados, se enfrenta a otra horda de dinosaurios más benevolentes y sin tanto poder, representados en el Petrosaurius  y en  el Tibiousarios fajardex,  en el Robledacticus de escamas blancas y las especies femeninas Claudisaurius, que reciben apoyo del sabio del grupo el Humberceptarus quien es derrotado en la primera batalla.

Las locaciones las tiene, los actores de primera línea y 50 millones de espectadores pasivos que verán desde sus televisores como este país se mantiene en la prehistoria, más exactamente, en el paleozoico.

Agradezco a mi querida amiga Paola Gómez la ayuda invaluable en la clasificación de estas especies.