Hay quienes incluyen entre nuestras excelsas cualidades la picardía, la astucia, el arribismo, en dichos como estos: “lo malo no es delinquir sino dejarse coger”, “lo peor de la rosca es no estar dentro de ella”, “si le dan papaya, cómasela”.

 

LIBARDO GARCIA 2016Por: Libardo García Gallego

Antes se decía que en Colombia imperaba la “cultura de la violencia”, la misma que defienden en el Centro Demoníaco, expresión que los sociólogos vetaron dizque porque ese embeleco no existe. Así que tampoco podrá emplearse “cultura de la corrupción”.

La realidad es que gran parte de la población colombiana está de acuerdo con enriquecerse de la noche a la mañana apelando a cualquier medio: asesinatos, robos, fraudes, atracos, peculados, evasión de impuestos, violación de normas constitucionales y legales, como sea. Hay quienes incluyen entre nuestras excelsas cualidades la picardía, la astucia, el arribismo, en dichos como estos: “lo malo no es delinquir sino dejarse coger”, “lo peor de la rosca es no estar dentro de ella”, “si le dan papaya, cómasela”. Este es el modelo valorativo de la ética que inspira a un alto porcentaje de compatriotas, siendo frecuente la práctica de la doble moral o fariseísmo, muy común entre los fanáticos religiosos y políticos. Esto explica en parte el resultado de un estudio sobre corrupción en 167 países donde el nuestro ocupó el puesto 83.

El diario “El Tiempo” del domingo 14 de agosto trae varios artículos que ejemplifican la afirmación precedente:

1. Una señora barranquillera, Odette Barcha, residente en USA, en compañía de otros picaros, durante un período de 14 años defraudó en más de mil millones de pesos al sistema de salud de los Estados Unidos, “presentando reclamaciones falsas y fraudulentas a Medicare y Medicaid por servicios médicos innecesarios”. La gente aprobará este hecho diciendo “fue un robo a la potencia imperialista, y lo hizo bien porque está cumpliendo su “american dream”. Que los lectores opinen acerca de dicha actitud.

  1. “Con tala ilegal deforestan Parque de los Yariguíes” en el Depto. de Santander; en esta zona que alimenta varios ríos del Magdalena Medio cortaban diariamente entre 80 y 100 árboles. La banda era liderada por un empresario bogotano y estaba conformada por 23 personas, entre ellas un fiscal y su asistente, un agente de la Policía Judicial, el hermano de uno de los 8 alcaldes de la región y dos exfuncionarios de una corporación ambiental. Los camiones transitaban libremente con la madera a través de la región contando con el beneplácito de “algunos policías que recibían entre 80.000 y 400.000 pesos por vehículo”. Destrucción ambiental con cómplices ambientalistas y del Estado.
  1. La Contraloría General de la República ha descubierto 39 “elefantes blancos” en 16 departamentos de Colombia por un total de 113.000 millones de pesos por concepto de regalías entre 2015 y 2016. Los Deptos. donde hay más dinero enterrado son: Casanare (33.495), Meta (18.743), Chocó (17.022), La Guajira (12.572), Huila (11.030) y Boyacá (8.843). Ahí vemos varios de los más pobres del país, donde mueren de hambre los niños y cunden las peores enfermedades. Son contratos no realizados, obras abandonadas o inconclusas. Y “el bobo mira y mira y mira”.
  1. La periodista “Peste” Hernández, quien cambió su columna de opinión por una de periodismo investigativo, encontró en el Putumayo “múltiples casos de dineros malgastados en proyectos con fines irreales y presupuestos inflados que gestionan algunas fundaciones”, casos que detalló en su informe: “Proyectos productivos o cómo botar la plata”. Algunos ejemplos: En Orito “una planta de concentrados está dedicada a almacenar vehículos accidentados”. Hay aprobados 7.000 millones para un Proyecto de reforestación de las cuencas de los ríos Putumayo y Mocoa pero el Srio. de Desarrollo Agropecuario ha dicho que “no reúne las condiciones técnicas para su ejecución”. Existe otro proyecto sobre limón Tahití, del cual los agricultores sólo saben que irá hasta la siembra porque “el futuro de los frutos quedará en el limbo. Podrían pudrirse y nadie responderá, como ha ocurrido tantas veces”.

Esta es Colombia, donde abundan personas tan insensatas que desaprueban el desarme de una guerrilla invencible y unos acuerdos firmados entre el actual gobierno y esos ciudadanos que se sublevaron contra el Estado hace más de medio siglo debido a la permanente injusticia social, a la ausencia de democracia y a los pésimos gobiernos.

www,neopanfletario.blogspot.com/       (libardogarciagallego@gmail.com)