ANGELA MORALESEs necesario mejorar la educación, la ciencia, la tecnología y la innovación en la sociedad, pues se va a entrar en una época donde ser bueno en alguno de estos campos podrá valer más que cualquier otro país que produzca solo materia prima

Por: Ángela Morales Chica

Si a usted todavía le quedan dudas de que se puede hacer con el periodismo, lo invito a que lea ¡Basta de historias!, del periodista Andrés Oppenheimer, pues de esta manera se dará cuenta de que no es solo encontrar información y dársela al público, sino también encontrar soluciones a partir de las investigaciones hechas a través del tiempo y que sean útiles para el desarrollo sostenible de las comunidades a nivel mundial.

En su libro, Oppeinheimer hace una radiografía de la obsesión de los países latinoamericanos con el pasado, habla de doce claves para el futuro y hace una comparación, basada en argumentos sólidos, de Latinoamérica con países europeos o asiáticos, quienes han tenido un mayor crecimiento económico y cultural en los últimos años a pesar de las noticias que se oyen día a día y las cuales solo resaltan, en el mayor de los casos, los hechos negativos de la sociedad.

Todos estos argumentos que presenta se remontan al problema de mirar siempre hacía el pasado, pues en Latinoamérica se le da más importancia a conocer la historia que a pensar en cómo cambiar los sucesos de manera tal que se pueda mejorar. Además de esto, a través de cifras y de testimonios, Oppeinheimer ofrece una panorámica de lo que ocurre a nivel mundial con la economía, la salud y la educación.

Luego de nombrar países como Finlandia, Singapur, India y China, y como estos han incrementado sus conocimientos en los distintos campos, el autor hace alusión a las deficiencias que se tienen en los países latinoamericanos pero también a las estrategias que han implementado ciertos gobiernos para estar a la par de los países desarrollados.

Uno de los grandes problemas es la educación y especialmente en Colombia, donde en los últimos días se vienen presentando problemas debido a los desacuerdos entre el gobierno y los trabajadores, donde es muy difícil que alguno ceda a las condiciones que el otro propone y de esta manera, todo el país se ve afectado pues, cuando se trata de desarrollo, la educación es un factor fundamental y si la calidad de este, decae cada vez más, no podremos estar al nivel de competitividad de otros países del mundo.

Oppenheimer afirma que es necesario mejorar la educación, la ciencia, la tecnología y la innovación en la sociedad, pues se va a entrar en una época donde ser bueno en alguno de estos campos podrá valer más que cualquier otro país que produzca solo materia prima, de manera tal que no se puede dejar el trabajo de la educación en un solo lugar y menos, en manos del gobierno en un cien por ciento.

Sin embargo, es necesario que todos conozcamos acerca de estas necesidades, pues muchos jóvenes salen tristemente del colegio pensando en ser empleados, cuando muy pronto, lo que más valdrá, será la creatividad, el ingenio y las ganas con las que se trabaje un proyecto y más, si este es propio.