Libertad en el ciberespacio

LEO TOROInternet tiene como base la copia para poder subsistir, el hecho de copiar y copiar dígitos para ser interpretados como páginas, canciones, videos o imágenes es la esencia misma de la red. 

Por: Leandro Toro Valencia

Cuando navegamos por internet estamos constantemente “pirateando” toda la información que se proyecta en nuestras pantallas. Cuando vemos una página web, sea cual sea, siempre lo que se nos muestra es una copia que se descarga desde el servidor que la aloja hacia nuestro computador y que nuestro navegador interpreta como página web. Todo esto pasa en milisegundos, o minutos, dependiendo la velocidad de internet. En teoría todos somos piratas que merecemos un castigo ejemplar por piratear las  páginas de internet que tienen derechos Copyright.

¿Cuál es el afán de algunos gobiernos de implantar leyes que castigan la piratería en internet? ¿En realidad les importa la protección de la propiedad intelectual o son simples estrategias de dominación en uno de los ámbitos de más libertad como lo es la virtualidad? Internet tiene como base la copia para poder subsistir, el hecho de copiar y copiar dígitos para ser interpretados como páginas, canciones, videos o imágenes es la esencia misma de la red. No se entiende pues el afán de los gobiernos, o las multinacionales tal vez, por reglamentar tan drásticamente este espacio.

Creative-Commons-Icons¿Por qué no reglamentar el ciberespacio con iniciativas que promuevan compartir reconociendo los créditos de los autores para seguir promoviendo su profesión? Las licencias Creative Commons son un proyecto internacional que permite a los creadores de contenido fijar los términos en que sus obras son usadas, decidir que derechos ceder y en qué condiciones.

Si el paradigma del sistema tradicional del derecho de autor es “Todos los derechos reservados”, para las licencias CC es “Algunos derechos reservados”.”[1] Las licencias Creative Commons garantizan al autor de las obras, sean cuales sean, establecer qué quiere compartir y en qué términos, sin ser totalizadores como lo exige el sistema actual de Derechos de Autor. ¿Acaso el dueño de una obra no tiene el derecho sobre ella para compartirla como quiera? ¿Por qué las leyes no promueven este tipo de reglamentación que potencia al artista y su trabajo y no al mercado en el que se ven obligados a entrar?

*Imagen tomada de cc.tedic.org

[1] http://co.creativecommons.org/quienes-somos/