juanzamora-216Después de la gesta de los ciclistas colombianos en el Giro de Italia una de las carreras más importantes de este deporte en el mundo. Invito a evaluar el término “montañero”.

Por: Juan Zamora​

En algunas latitudes de esta nación se utiliza “montañero” despectivamente o para señalar a alguien ordinario. Pero insisto con hombres que se devoran una cima como los escarabajos colombianos, ser “montañero” ahora es una virtud.

Muchos de estos nacionales durante su niñez y juventud tuvieron que pedalear falda arriba para dirigirse a estudiar o no dejarse alcanzar por la pobreza o el hambre.

Lo realizado por Nairo Quintana, Rigoberto Urán y Julián Arredondo es algo histórico para el ciclismo nacional. Lograr un 1-2 en una general y a su vez ganar la camiseta de la montaña y la de la juventud no es algo sencillo y menos en una de las grandes del deporte de las bielas.

El Giro se vistió de amarillo, azul y rojo. Es la primera vez que un ciclista latinoamericano es campeón de esta mítica competencia. Y quien más que Nairo Quintana, un “montañero” de Boyacá que, siendo debutante, se llevó la “maglia rosa” y así la gloria. Esta vez, creo que lo de Nairo fue una victoria rotunda, no sufrida como muchas de las hazañas del deporte colombiano. Logró sacar amplia ventaja de más de dos minutos en la general sobre su compatriota Urán.

En dos etapas de alta montaña que ganó Quintana dejó “regados” a sus competidores y les sacó diferencia cómoda. Eso logró que los perseguidores de su título lo respetaran y lo hicieran ver inalcanzable.

Por su parte Rigoberto Urán, ya con experiencia en el Giro de Italia debido a que obtuvo el año anterior ser el primer latinoamericano en ocupar un segundo lugar. Y en el 2014 repitió. Ganó con contundencia una etapa a cronómetro. Pero frente a la supremacía en la montaña de Nairo, sostuvo su honroso subcampeonato.

El superlativo Team Colombia

Y algo para destacar, lo realizado por otros “montañeros” estos sí sin tanta experiencia en el exterior. El Team Colombia que en el plano y montaña fueron protagonistas aunque no ganaron etapa, sí sonaron en la mayor parte del Giro. Apellidos como Chalapud, Duarte, Duque, Pantano, Torres, Rubiano y Romero, entre otros, complementaron la histórica actuación en tierra italiana.

Pero como esta salida es un ejemplo más de lo buenos “montañeros” que son los colombianos en la conquista de cimas. Pero antes que todos los anteriores: “Cochise” Rodríguez,  en 1973, fue pionero en ganar una etapa en el Giro de Italia.

De igual manera, en una primera “generación dorada” del ciclismo nacional en Europa, en los 80, Lucho Herrera con su “amarilla” en la Vuelta España y la camiseta de  montaña en el Tour de Francia demostraba que los “escarabajos” serían protagonistas en las cúspides del mundo.

Específicamente,  en el Giro de Italia, cuando empezaba el siglo 21, Fredy González ganó la  camiseta de Montaña y en el Tour de Francia hay que destacar las casacas de Mauricio Soler, Santiago Botero y de Nairo Quintana quién ha sido el primer lationamericano subcampeón de la considerada por muchos, más importante carrera en el planeta.

Además de todos los mencionados otros “montañeros” como: Félix Cárdenas, Fabio Parra, Oliverio Rincón, Martín Ramírez, Alfonso Flórez, entre muchos otros, han logrado dejar en alto el nombre de Colombia.

Deportistas que son ejemplo de vida, humildad, alejados de escándalos y verdaderos referentes para los más jóvenes.

En resumen la casta de los ciclistas colombianos, su liderazgo en la montaña, se mantiene y parece que prevalecerá por siempre.