LEO TORO¿Cuál es el mensaje que proyecta la institucionalidad de la UTP al poner en evidencia que importan más sus paredes de ladrillo que la construcción de la memoria de nuestro país? Tan lindos sus ladrillos, demuestran cuáles son sus intenciones al fin de cuentas.

Por: Leandro Toro Valencia

La semana pasada se llevó a cabo en la Universidad Tecnológica de Pereira un evento denominado “Memorias con el olvido” que pretendía hacer un proceso de construcción y reconstrucción de la memoria colectiva en torno a hechos de dolor como lo han sido las masacres y magnicidios en nuestro país. Con el lema de “No es suficiente recordar el dolor, es necesario transformarlo”, el lunes 20 de mayo pasado a las 4 de la tarde, en la media torta de la facultad de ambiental, se llevó a cabo este evento que recuperó la memoria perdida y que invitó a construir memoria y a solicitar justicia que en muchos casos no ha llegado.

LEO1

Los estudiantes de octavo semestre de la licenciatura en etonoeducación y desarrollo comunitario quisieron construir memoria y justicia desde cinco masacres: La Rochela, Segovia, El Salado, Bahía Portete y Trujillo, además de recordar algunos de los magnicidios que desde 1987 han sacudido la voluntad de nuestro país: Jaime Pardo Leal, Luis Carlos Galán, Bernardo Jaramillo, Carlos Pizarro, Manuel Cepeda y Jaime Garzón.

La media torta de la facultad de ambiental y las paredes de la biblioteca Jorge Roa Martínez fueron los soportes para construir memoria y exigir justicia durante 4 horas que duró el evento. Pero además por más de una semana recordaron que en nuestro país el acallamiento de diferentes maneras es más que latente para hacer invisibles verdaderas opciones de cambio.

LEO2

En este sentido entristece que sea la institucionalidad de la Universidad Tecnológica de Pereira quienes se pongan a la altura de los paramilitares y militares que descuartizaron cuerpos en Trujillo, al borrar y acallar los murales que estéticamente estaban muy bien logrados y que conceptualmente se convertían en una recuperación de la memoria de estos hechos y personajes que nunca tendremos que olvidar.

¿Cuál es el mensaje que proyecta la institucionalidad de la UTP al poner en evidencia que importan más sus paredes de ladrillo que la construcción de la memoria de nuestro país? Tan lindos sus ladrillos, demuestran cuáles son sus intenciones al fin de cuentas.