ANGELA MORALESLa lucha de los movimientos feministas del país es la alternativa más evidente y práctica para regular y neutralizar el tradicional machismo. Mujeres y hombres unidos buscando igualdad y el respeto de los derechos.

Por: Ángela Morales Chica

Las mujeres hemos logrado grandes cambios en la sociedad como el derecho al voto, alcanzar cargos de alto rango en las empresas, asistir a la universidad, entre otros. Sin embargo, vivimos bajo una agresión constante que violenta nuestros derechos fundamentales y un claro ejemplo son los homicidios que se presentan diariamente y en donde las víctimas son, normalmente, las mujeres.

Es paradójico ver el avance del papel de la mujer en la sociedad y la desigualdad que se vive al interior de los hogares, pues si bien en muchas viviendas las mujeres llevan el sustento a sus familias, pocas personas se dan a la tarea de ver la realidad de muchas de ellas al interior de ese hogar que luchan por mantener.

Las mujeres tenemos la obligación de cambiar esa visión patriarcal y machista que, a pesar de los logros que hemos tenido, mucha gente sigue apoyando y debemos buscar cambiar al mismo tiempo esa visión de la mujer como objeto sexual o de reproducción, pues en un país como Colombia, la cultura arraigada del machismo encubre las agresiones no solo físicas, sino psicológicas de la mujer ante la sociedad.

La lucha de los movimientos feministas del país es la alternativa más evidente y práctica para regular y neutralizar el tradicional machismo. Mujeres y hombres unidos buscando igualdad y el respeto de los derechos. Las mujeres siempre hemos tenido sed de justicia y para lograr los logros obtenidos, muchas mujeres pasaron por una serie de juicios, humillaciones y detenciones a través del tiempo.

Precisamente, hace unos días, el Comité de la ONU para la eliminación de la discriminación de la mujer reclamó al Gobierno de Colombia una mayor protección de las mujeres víctimas de violencia sexista, actos que todavía “se cometen con impunidad”, a pesar de que la violencia de género está penada en Colombia según la ley 1257 de 2008. 

Sin embargo, a pesar de que exista la ley, el papel de la mujer actual en la sociedad debe representar un cambio para todos, pues debe considerar la conciliación, igualdad y el respeto a los derechos, además de un cambio de conciencia por parte de ambos géneros, teniendo en cuenta que muchas mujeres buscamos amor, cariño y paciencia, no golpes injustificados y  agresiones psicológicas.

Solo el cambio de conciencia podrá marcar una diferencia para la vida en comunidad, lo importante es poner cada uno un granito de arena a la tolerancia, el respeto, independientemente del género al que pertenezca. Todos tenemos un papel en la sociedad y está en nosotros marcar la diferencia. Por eso, los invito a pensar ¿Qué van a hacer para lograr un cambio, así sea en su propio entorno?