Los Acuerdos están mal aplicados, tendenciosamente, de manera laxa y sin velar por la protección del medio ambiente, razón de ser de la Carder. Señores Carder: la quebrada La Dulcera es una quebrada; no es un drenaje.

 

Por: Hernán Roberto Meneses Marín

El jueves 23 de noviembre, la Carder –a solicitud de la Procuraduría General de la Nación por medio de la Procuradora del Medio Ambiente y Agraria, la abogada Luz Elena Agudelo Sánchez– convocó en ExpoFuturo un panel sobre los Acuerdos 28 de 2011 y 20 de 2013 expedidos por el consejo directivo de esa entidad. Muy positivas estas actuaciones con Carder y las demandas de la Procuraduría y la Personería de Pereira, en los estrados judiciales

Doña Amparo Jaramillo Vélez, después de analizar las principales ciudades de Colombia, llega a la conclusión de que Pereira es una de las capitales con mayores recursos paisajísticos, por la cantidad de rondas de ríos y quebradas (más de 30), conformando un recurso para darle valor al territorio y singularidad a la oferta de calidad de vida.

Su exposición mostró aves endémicas, migratorias, la flora rica en lianas, soto bosque, bosques en regeneración y relictus primarios, mamíferos, insectos, anfibios, con fotos tomadas en el Corredor Biológico de La Dulcera. Concluye su ponencia con la solicitud formal de declarar, por el Consejo de Pereira y la Carder, la cuenca de la quebrada La Dulcera como un Parque Lineal Reserva de la Naturaleza.

De nuestra parte, presentamos ejemplos en ciudades como New York, Portland, Seattle, Milwaukee, Valencia (riada del Turia), Madrid y en Colombia el río Sinú (Montería) y el río Medellín. En Manizales, con el liderazgo del Concejal Verde, Carlos Mario Marín, se logró incluir la Reserva del río Blanco como una zona de protección en el POT

La Dulcera entrega sus aguas al Consota después de recibir la Quebrada La Parida y cruzar el Batallón San Mateo. El Conjunto del lote del Batallón con la ronda de La Dulcera, La Parida, quebrada Boston y el Corredor Biológico del río Consota, por el costado sur, más la ronda del río Otún, cerrando por el Cerro Canceles Mirador al Salado Consotá, integran el #GranParqueSanMateo, un corredor biológico urbano, a lo largo de ríos y quebradas, un espacio público de valor paisajístico único, por la biodiversidad, el endemismo y la importancia para especies de aves migratorias (más de 59, según WWF) y además porque conecta con el Parque Los Nevados y con el río Cauca. Ver video.

Los Acuerdos del Consejo Directivo de Carder 28/2011 y 20 de 2013 no son el problema. Las definiciones del artículo 3 del Acuerdo 28/2011 sobre “Cauces Naturales” y “Corredores Ambientales” son letra muerta, en cambio, autorizaron la delimitación de los suelos de protección aplicando lo concerniente a los “drenajes”, de los cuales dice el Diccionario RAE, “Dar salida y corriente a las aguas muertas o a la excesiva humedad de los terrenos, por medio de zanjas o cañerías”, lo cual sería aplicable si solo estuviese el  colector paralelo construido por Aguas & Aguas, pero además del colector (drenaje) está el “Cauce Natural” y el “Corredor Ambiental” de la quebrada La Dulcera, cuyo cuenca fue declarada por el POT como suelo de protección.

Los Acuerdos están mal aplicados, tendenciosamente, de manera laxa y sin velar por la protección del medio ambiente, razón de ser de la Carder.  Señores Carder: la quebrada La Dulcera es una quebrada; no es un drenaje.

Unámonos en un solo propósito: #LaDulceraACieloAbierto, #CorredorBiológicoConsota, #CorredorBiológicoOtun, #GranParqueSanMateo.

Nota de la Dirección: el ingeniero Hernán Roberto Meneses Marín, de manera legal y democrática, inscribirá hoy su candidatura para obtener una curul en la Cámara de Representantes. Por ello, a partir de la fecha, no publicará su columna en TLCDLR mientras dura la campaña electoral.