Polarización del lenguaje radiofónico ¿Incorrecto o irrespetuoso?

 

Durante una comunicación lejana como lo es la radial, la interacción directa entre locutor-oyente se puede determinar como “complicada”, pues ésta no se daría  sin la total voluntad del locutor en conjunto con su mesa  de trabajo, por tal motivo se debe  intensificar la ética periodística que tanto refleja un comunicador social en su campo de acción, pues esta sin duda alguna establece el apropiado ambiente en cabina estimulando la atención continua del oyente.

maxresdefault

Por: Abder Rahman Marbu Rojas

Si se detalla el caso de Iván Álvarez Mejía, durante las emisiones radiales  y de televisión queda claro que sus gestos, movimientos y la proxémica que utiliza se pueden traducir en la materia prima de su triunfo como locutor. Es por tanto que con Iván Mejía surge la  interrogante: ¿realmente el lenguaje radiofónico utilizado por Mejía hace parte de la trama que debe protagonizar un programa de debate y opinión futbolístico ó que como ya se ha evidenciado en frecuentes emisiones, surge la polarización entre si maneja de manera correcta o irrespetuosa el uso de esta frente al público en general? Pues, de manera incorrecta no lo hace, de esto el éxito de las emisoras de radio en las que ha laborado, pudiendo evidenciarlo con el buen rating que se maneja.

Iván Mejía, con sus aproximadamente 45 años de experiencia en medios de comunicación tanto radiales como televisivos ha demostrado tener ese “picante” estilo para mantener no solo a sus compañeros de trabajo sino a la audiencia entretenidos con sus compulsivos comentarios; uno de los más representativos sería su participación durante el debate Colombia Vs Japón en el mundial de Brasil 2014 durante la emisión de Win Sport en la cual dejó muy en claro como tras discutir con Hugo Illera logra no solo llevar una buena emisión de debate futbolístico sino que por medio de un lenguaje irrespetuoso más no incorrecto logra recolectar miles de visitas en los nuevos medios y cientos de comentarios al respecto ¿acaso, no sería muy atrevido hablar de una relación invisible para algunos pocos entre debate y rating?

El puente para hablar de la última interrogante sería Iván Mejía, pues él como tantos otros comunicadores debaten y comunican comúnmente de forma irrespetuosa, pero la verdadera respuesta a estos tipos de comportamientos será la propia audiencia, en donde cada uno es una cifra que aporta en pos o en contra de los grandes medios, así como lo expresaría Mauricio Correa, gerente de Win Sports para la revista Semana hace aproximadamente un año “Nosotros no tenemos problemas de rating. Somos una de las señales más vistas en todos los sistemas que estábamos, por encima de canales tradicionales. Win Sports es uno de los canales de televisión cerrada con mayor rating en el país, en los diferentes operadores”. De tal modo que si bien ofrecen una gran variedad de contenido, gran parte de este se concentra en elevar el rating por medio de necios procesos de atención como lo que a diario ofrecen y muy seguramente ofrecerán nuestros líderes nacionales de opinión.