Se extiende una invitación a dejar el consumo de un lado y mejorar alrededor de la posición y el trato que le damos a la mujer en nuestras vidas. Hay cosas que con dinero no se compran; por ejemplo, el respeto y la dignidad, justamente lo que las damas del mundo necesitan.

 

Por: Hernán Tena Cortés

Hace unas décadas, el ocho de marzo de 1975, las Naciones Unidas celebraron por primera vez el Día Internacional de la Mujer. En Colombia, más que una conmemoración es una celebración; un alto porcentaje de la población no sabe por qué se estableció la fecha y mientras en muchos países las mujeres hacen marchas con el objetivo de hacer respetar sus derechos, en nuestro territorio la sociedad no para de consumir.

En el pasado, a las mujeres se les vulneraban sus derechos, pero fue el ocho de marzo de 1857 cuando un grupo de obreras textiles tomó la decisión de salir a las calles de Nueva York a protestar por las míseras condiciones en las que trabajaban.

Durante esa huelga, murieron más de un centenar de mujeres quemadas en una fábrica de Sirtwoot Cotton, en un incendio que se atribuyó al dueño de la fábrica como respuesta a la huelga.

Luego, el cinco de marzo de 1908, Nueva York fue escenario de nuevo de una huelga, pues un grupo de mujeres reclamaba la igualdad salarial, la disminución de la jornada laboral a diez horas y un tiempo para poder alimentar a sus hijos.

En 1910, más de 100 mujeres en Dinamarca aprobaron declarar el 8 de marzo como Día Internacional de la Mujer trabajadora, donde reivindicaban el derecho al voto, derecho a la ocupación de cargos públicos, derecho a la formación profesional y el derecho al trabajo y a la no discriminación por el mero hecho de ser mujer. Cabe anotar que, mientras ellas reivindicaban lo anterior, los hombres ya gozaban de esos beneficios.

Sin embargo, en Colombia la diferencia salarial por género ascendía en 2013 a un 14,3%, la cual se ampliaba a un 30% en relación con los empleados de servicios, técnicos, directivos y del sector comercial.

Lo anterior en el mejor panorama, porque si se compara el salario de hombres profesionales con el de mujeres en las mismas condiciones, la diferencia es del 29%; es decir, en muchos casos si un hombre devenga $1,000,000, una mujer recibe $710.000 por hacer lo mismo.

A pesar de lo anterior, sí se evidencia un aumento de participación de la mujer en el mundo laboral; según datos recientes, ascendió del 19% en 1950 a un 37% en 1982, y para el 2004, la participación femenina se igualó con la masculina, siendo esta una de las más altas de Latinoamérica. Aunque el número promedio de horas que trabajan las mujeres también ha aumentado, pasamos de un promedio de 185 a 197 horas, 12 más al mes que hace 20 años. Lamentablemente, la brecha salarial puede dar a inferir que este ostensible cambio sea producto de un ahorro salarial para muchos empresarios.

Revisando otros aspectos, también es de anotar que las cifras de maltrato de género en Colombia no son nada alentadoras. Entre los años 2015 y 2016 se registraron 24.819 casos de abuso sexual, 1.210 de acoso sexual, 68.031 de violencia física y 9.052 de violencia psicológica.

Al totalizar estas cifras para obtener un promedio diario, se puede decir que, en Colombia, 282 mujeres son maltratadas por día o, lo que es peor, once cada hora. En síntesis, vivimos en un país que así como en la política es doble moralista, también parece serlo con la mujer. Y es que si hay alguien que no le deba la vida a una mujer, que levante la mano, ¿por qué entonces los índices de desigualdad y maltrato son tan alarmantes?

Finalmente, se extiende una invitación a dejar el consumo de un lado y mejorar alrededor de la posición y el trato que le damos a la mujer en nuestras vidas. Hay cosas que con dinero no se compran; por ejemplo, el respeto y la dignidad, justamente lo que las damas del mundo necesitan.

Se culmina diciendo que el día de la mujer se conmemora el ocho de marzo porque fue un día como hoy que cientos de mujeres se cansaron de ser atropelladas y salieron a las calles dejándolo todo, muchas hasta sus vidas, para hacer respetar sus derechos.

 

Datos importantes

  • Esta fecha no recuerda un hecho en particular, sino varios: la muerte de 140 mujeres trabajadoras en una fábrica en Nueva York, las protestas de las obreras por mejores condiciones laborales y las manifestaciones de las sufragistas, entre otros.
  • Policarpa Salavarrieta luchó en las guerras para demostrar que las mujeres eran sujetos de derechos y deberes de igual manera como los hombres de la época; sin embargo, esto no se hizo tan evidente sino hasta 1957 luego de un plebiscito, mediante el cual la mujer logró el voto en Colombia, siendo este uno de los últimos países de latinoamérica en lograrlo.
  • En 1910, la Internacional Socialista, reunida en Copenhague, proclamó el Día de la Mujer, de carácter internacional, como homenaje al movimiento en favor de los derechos de la mujer y para ayudar a conseguir el sufragio femenino universal.
  • Aproximadamente una de cada cinco mujeres en el mundo reporta haber sido abusada sexualmente antes de los 15 años.
  • Por cada dólar que un hombre gana en los Estados Unidos, una mujer gana 77 centavos.

 

Twitter: @Hernan_Tena

Correo: heteco2010@gmail.com

 

Referencias

  1. http://www.juntadeandalucia.es/averroes/centros-tic/04005041/helvia/sitio/upload/DIA_INTERNACIONAL_DE_LA_MUJER_TRABAJADORA.pdf
  2. http://www.un.org/es/events/womensday/history.shtml
  3. https://www.ocac.cl/el-verdadero-significado-del-dia-internacional-de-la-mujer/
  4. http://repository.unilibre.edu.co/bitstream/handle/10901/7585/MorenoSierraDenise2013.pdf?sequence=1
  5. http://www.derechoshumanos.gov.co/Prensa/2016/Documents/161125-Observatorio_Mujeres25N.pdf