Los dos años que le quedan a Santos con tantos problemas y sin mermelada para comprar amigos y apoyos serán horrorosos. ¿Será que un cambio de algunos ministros modifica esa tendencia decadente en la imagen de Santos? Al contrario. Ya debilitado y arrinconado, las Farc se lo pusieron de ruana.

alvaro ramirezPor: Álvaro Ramírez González 

La última encuesta de conocimiento público la presenta Yanhaas y muestra a Juan Manuel Santos con una opinión favorable de 11% y una desfavorable del 77%. Es apenas lógico que un gobierno que ha conducido al país en contravía de sus convicciones e ideales tenga un resultado tan peligroso como precario.  Y lo ha hecho apoyado en una mayoría en el congreso denominada Unidad Nacional y con la compra descarada de los principales medios de comunicación. Todo ese apoyo financiado con el derroche de los recursos públicos que hoy se terminaron.
Pero conducir un país de espaldas al pueblo, tenía que terminar tan mal, pésimamente mal.
Las redes sociales le son clara y contundentemente adversas y lo único que se le ocurre al Ministro Luis Carlos Villegas es pedir que “regulen el uso de las redes”, eso en castellano es una vulgar y arbitraria censura a la libre opinión. ¿Qué tal semejante barbaridad? Santos y los ministros están siendo muy mal recibidos y chiflados en casi todos los rincones de la patria. Y no es para menos.
Las Farc, ingresando por las fronteras, armas en grandes cantidades. ¿Así se preparan para la Paz?
El Eln es recibido para negociar su paz mientras quema vehículos y secuestra personas? Qué importa si se llaman paracos o bacrim, Ministro Villegas, si el paro armado de los Usuga paralizó tres departamentos y 40 municipios como Montería, Apartadó y Caucasia? ¿Dónde estuvo la fuerza pública esos tres días? ¡Esa región quedó aterrada viendo la impotencia del gobierno y la fortaleza de los Usuga!
Los dos años que le quedan a Santos con tantos problemas y sin mermelada para comprar amigos y apoyos serán horrorosos. ¿Será que un cambio de algunos ministros modifica esa tendencia decadente en la imagen de Santos? Al contrario. Ya debilitado y arrinconado, las Farc se lo pusieron de ruana. Nombran a Simón Trinidad como su representante para la entrega de las armas. ¿Qué tal esa payasada? Serpa va a Palacio a decirle que el Partido Liberal debe tener el nuevo Fiscal o abandona el barco de la Unidad Nacional. Muy duro, invivible lo que le espera a Santos.
Un proceso de paz tan embolatado como despreciado ya por el 87% de los colombianos. Un orden público incendiado porque la miel trajo moscas; se crecieron las Farc, se agigantó el Eln, resucitó el Epl y aparecieron paramilitares por todas partes. Muy fuertes, muy ricos y con el apoyo de todo el campo que rechaza la llegada de las Farc porque ya conoce su tiranía y capacidad criminal.
Unas finanzas deficitarias, recortes presupuestarios por todas partes, una reforma tributaria con su 19% del IVA que empobrecerá más a la gente. Una inflación que se arrima al 8%, un alza en los intereses, un paro laboral peligroso y un desestimulo empresarial brutal. Caída en el crecimiento económico, salida de capitales y una avalancha de quiebras y procesos de insolvencia. Ese es el menú que les espera a los colombianos en los últimos dos años de Santos. Que maluco; lamentable ver este país de para atrás y a su presidente metiendo mentiras. ¡Por eso ese 11% no se lo ganó gratis!