FABIÁN MORALESLas micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES) no tendrán mucha posibilidad  de enfrentarse de igual a igual con los europeos, debido a que Colombia eliminará gradualmente los aranceles para los bienes importados de la U.E.

Por: Fabián Morales

Las relaciones comerciales y económicas entre las naciones pueden ser altamente beneficiosas. Esto siempre y cuando  los países negociantes cuiden celosamente su soberanía de la mano de los intereses de los diversos sectores del país,  para que así los beneficios sean mutuos entre quienes  suscriben algún tipo de acuerdo.

Pero en los TLC que ha firmando Colombia con grandes potencias mundiales,  nada de lo anterior se aplica, es más, estos  acuerdos  se asemejan más a una venta de saldos en liquidación de almacén, donde se vende a los intereses extranjeros sectores vitales de nuestro país a precio bastante “favorables”.  

Desde el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, hasta el actual de Juan Manuel Santos, se ha defendido este tipo de acuerdos  argumentando que se abren miles de oportunidades (sin certezas) para los colombianos.

El TLC con la Unión Europea (U.E) se empezó a “negociar” con los países de la comunidad andina (CAN) desde el año 2007 y en el año 2010 se  cerró solo con Colombia y Perú, los demás países abandonaron la mesa por no estar de acuerdo con las normas propuestas por la U.E.

En el presente año que empieza a regir este TLC, el Ministro de Comercio, Industria y Turismo Sergio Días Granados, ha salido a argumentar que se abren las puertas de más de 503 millones de consumidores de 27 países que conforman la U.E, también dice que el consumo por cada uno de los ‘Euro consumidores’ es cercano a USD 32 mil ($60 millones al año), cifras que a simple vista se ven bastante promisorias para él.

Pero el TLC con la U.E. no va en una sola dirección. Si comparamos que tienen los dos firmantes del acuerdo, se nota  que la balanza se inclina favorablemente hacia la U.E.

Principales indicadores económicos de la UE y Colombia, año 2009, millones de dólares1.

INDICADORES UNIÓN EUROPEA COLOMBIA DIFERENCIA
Producto Interno Bruto 15.300.000 230.844 66 veces
Exportaciones bines y servicios 1.568.757 32.853 48 veces
Ingreso Per Cápita 30.511 4.930 6 veces
Patentes 100.568 121 831 veces

Los indicadores son aplastantes, el poder económico, comercial y en el área científica de  la U.E es enormemente superior comparado con el colombiano, fuera de esto el comercio entre ambas partes va de la mano a sus  necesidades  y las nuestras son diferentes a las de ellos. Colombia tiene una estructura productiva de exportador de materias primas y  productos derivados de los recursos naturales, en la cual además del esfuerzo de los trabajadores cuando las extraen, es casi nulo el valor agregado, (entre 1995 y 2010 el sector minero minero- energético pasó de 35 por ciento a 64 por ciento en las exportaciones totales el país en el  exterior). Por el contrario la U.E. se encuentra en el grupo de productores de bienes de alta tecnología,  que junto a otros países desarrollados en el año 2009 manejaron el 77 por ciento de bienes de alta y mediana tecnología.

De acuerdo  a lo dicho, entre Colombia y la U.E. en los últimos años se  han manejado una relación comercial bastante marcada que, para el progreso del país, es bastante desfavorable. Más del 80 por ciento de las compras europeas a Colombia han sido en el sector de materias primas y recursos naturales (café, carbón, oro, banano, cueros, escobas, flores, frutos etc), mientras que alrededor del 80 por ciento de sus ventas a Colombia han sido productos industriales y capital con alta transformación (medicamentos, aeronaves, armas, automóviles, barcos, celulares, motores, instrumentos quirúrgicos, ácido nucleico , sangre humana, libros, etc).

Por otra parte, el sector agropecuario, uno de los grandes perjudicados con el libre comercio, continuará esta misma senda dado que con este TLC entrará a competir con productos altamente subsidiados, que muy seguramente ahondarán la crisis actual, como ocurre con los productos lácteos. Mientras que en Europa un productor de leche es subsidiado con 10 dólares por cada vaca, en Colombia a los productores les toca invertir 500 pesos. Igualmente lo que demora producir un año en nuestro país, a los europeos les demora menos de un mes. Con estas condiciones no es difícil predecir el oscuro panorama que se viene para  los pequeños, medianos y grandes productores que ganan su vida en el sector.

Del mismo modo, las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES) no tendrán mucha posibilidad  de enfrentarse de igual a igual con los europeos, debido a que Colombia eliminará gradualmente los aranceles para los bienes importados de la U.E., que de entrada lo hará al 65 por ciento de las importaciones, el resto lo hará gradualmente en un lapso de 10 años, asimismo la U.E. exige estrictamente normas sanitarias a los productos que vayan a ingresar a dicho continente y  muchos empresarios no están en la capacidad de cumplir estas normas. Además  de los intereses comerciales gruesos, el Ministro  de Comercio destaca mercados como banano, café o frutales ecológicos los cuales representan exportaciones ínfimas para el país  .

En consecuencia, las MIPYMES contarán con oportunidades exiguas. Dado que estas representan el 96,4 por ciento de la industria del país  pero más del 70 por ciento permanecen en la informalidad, debido a los enormes impuestos que que no van acorde a su producción. De igual forma, mantienen en la fragilidad de desaparecer: 7 de cada 10 lo hacen durante su primer año2.  Con estas condiciones internas, más las escasa oportunidades con la U.E. ante su enorme industria, las PYMES difícilmente se consolidarán.

En conclusión, este tipo de acuerdos no representan grandes avances para Colombia, así el Gobierno de Juan Manuel Santos intente adornarlos con calificativos bonitos. En la práctica el TLC con la U.E seguirá manejando un comercio de  carácter colonial donde saquean nuestro recursos como en la época de la conquista española, condenando al país al rezago en la ciencia y dejándolo sin ninguna posibilidad de desarrollo. En últimas es una pelea de un tigre contra un conejo, donde lamentablemente Colombia no hace el papel de felino.

  1. Comercio exterior y atraso en la producción. El TLC  entre Colombia y la Unión Europea. Tito H. Pérez , Mario Valencia. Pg 15.
  2. http://www.agenciadenoticias.unal.edu.co/ndetalle/article/de-cada-diez-mipymes-siete-mueren-durante-el-primer-ano.html#.UfhfTbHuns4.facebook