ANGELA MORALESYo sé, soy consciente de que el país tiene muchas fallas, pero son muchas más las cualidades y pocas personas se atreven a promocionarlas. ¿Qué nos está pasando?

Por: Ángela Morales Chica

Si algo tengo claro hasta ahora es que no quiero llegar a necesitar hacer críticas hacia lo que sucede en el país solo para ganarme un puesto en algún medio o para ganar reconocimiento. Con esto podré ir en contra de muchos, de los que hacen críticas por querer ver un país mejor o de lo que nos dicen en la universidad de cuestionar todo y preguntarse siempre, de no estar contentos con las respuestas que nos den. Sin embargo, aunque yo soy muy curiosa y siempre hago preguntas, no quiero ser una periodista de las que hacen siempre críticas.

No estoy diciendo que vaya a tener los ojos cerrados ante lo malo que suceda en el país, pero prefiero mil veces resaltar lo bueno y las cualidades que tiene esta región y no hacer quedar mal a nuestro país ante los mismos habitantes y los extranjeros.

Saco a colación esto debido a la noticia que ha rondado por todos los medios nacionales últimamente sobre el error en las medallas de los Juegos Mundiales que se llevan a cabo en Cali, Valle del Cauca.

Lo que sucede es que en el proceso de elaboración de los textos incluidos en las más de 1.200 medallas de oro, plata y bronce destinadas a la premiación de los Juegos se escribió Word Games (Juego de Palabras) y no World Games (Juegos Mundiales), como se les conoce. Este evento multideportivo lleva nueve ediciones y es la primera vez que se realiza fuera de Europa, con la participación de atletas de todo el mundo en deportes que no están incluidos en los Juegos Olímpicos.

El problema es que ha tenido más importancia el error en la tipografía de las medallas y los medios le han dado más vueltas a este asunto, que el que se le dio a la promoción de los juegos y al mismo hecho de dejar en alto la cara de Cali y de Colombia ante los ojos del mundo entero durante los días en los que se lleva a cabo el evento. ¿Por qué el error sí ha rondado por las redes sociales y los medios de comunicación? ¿Por qué las mismas personas que ahora critican no promocionaron el evento y al país como tal?

Los comentarios han sido muchos en las redes sociales e incluso ya existe un Hashtag en Twitter #WordGames con burlas hacia la equivocación, pero esto para mí no tiene sentido. ¿Por qué buscamos siempre el lado malo de las cosas? Yo sé, soy consciente de que el país tiene muchas fallas, pero son muchas más las cualidades y pocas personas se atreven a promocionarlas. ¿Qué nos está pasando?

En cuanto a los Juegos Mundiales, como han dicho sus organizadores, no hay por qué hacer “una tormenta en un vaso de agua”. Ya se encontró el error, se va a corregir y lo importante es la experiencia y los lindos recuerdos que se llevan los visitantes extranjeros del país y de la ciudad que los recibieron con los brazos abiertos.