MIGUEL ANGEL RUBIO (DER)2

Desafortunadamente este país es más ficcional que cualquiera de las ciudades de estos tradicionales superhéroes, aquí la ficción se vive todos los días, lo impensable es cotidiano, lo inconmensurable es la medida de las cosas. Lamentablemente el héroe colombiano, el verdadero, no es reconocido, no tiene productora, ni guionista, pero resiste, vive y sobrevive. Cualquier parecido con la ficción sobrepasa la coincidencia.

Por: Miguel Ángel Rubio

I

El Zorro

Acompañado de su marca, la Z, este jinete a caballo y lomo de mula, (cuando digo mula no me refiero a Andrés Uriel  R. I. P., sino a esos dignos primos del equino contemporáneo, que del mismo modo llevaron a Jesucristo a las puertas de la enloquecida turbamulta judía) cabalga en silla prestada, la misma en la que su protector y creador, cabalgo, en otrora, con un pocillo de tinto en la mano… derecha.

De día, ante los medios, posa de magnánimo, de duro, de arrogante, su traje le queda grande, pero detrás un séquito de sastres, al igual que en el cuento de Andersen, le convencen cada vez de que el vestido le ajusta a la medida. Su rostro va surcado por canaletes donde anidarán posiblemente sus escasas ideas propias y mucho más las prestadas. Decía, que en el día, su identidad secreta es la de un economista de la Javeriana,  de corbata, y habla con un lenguaje técnico, un poco soso, como el de los millonarios del interior, aburridos. En la noche, este personaje se transforma, se pone su antifaz de candidato, blande su motosierra metafísica (antepasado de la espada utilizada por su homólogo decimonónico), se rodea de sus secuaces, amigos y personajes que le apoyan en el desarrollo de sus misiones, paracos, ex guerrillos, políticos de baja ralea, consiglieris de mafiosos dados de baja, exministros ultra godos y ultramontanos, nietos de expresidentes fachos, abogados que mojan prensa defendiendo personajes de actividades non sanctas, etc.; hackers, o más bien crackers informáticos y militares y exmilitares con delirios de Mussolinis o Videlas, y sale a defender los principios dogmáticos de su protector, para rescatar este país que está, según él, en malas manos. El productor de dicha serie de ficción, como este país, es José Obdulio Gaviria y las aventuras del Zorro es un programa realizado por Ralito productions.

II

El Avispón Verde

Desde las más exclusivas familias bogotanas, nace un superhéroe con delirios de izquierdista posmoderno. Sus delirios de personalidad y su ciclotimia política, lo han hecho parecer débil y estúpido, pero cuando se pone su traje de súper héroe, entonces lo vemos emerger cual Fénix de las profundidades del Averno, con su cabeza blanca, su barba blanca, y su alta estatura, (aunque esta no sea política), hablando de cosas que este país no está preparado para vivir, y que ni entiende.

Su pasado un poco oscuro, verde oscuro, lo liga al protector y patrocinador del súper héroe anterior y del que trata de zafarse torpemente, poco a poco. En el pasado, ya fue alcalde de la única metrópoli de esta Banana republic. Su identidad secreta, es la de un niño bien, gomelito y bien plantado como dirían las señoras capitalinas. Antes, este súper héroe perteneció a los V men, dirigidos por el profesor M y quienes se tomaron el país con aquel famoso jingle de combate: “A mí no me pagaron yo vine porque quise”. A este grupo también pertenecieron el hombre botella y el hombre sin correa,  así como nuestro susodicho personaje. Su traje más característico es una camisa blanca y un saco, sin corbata por supuesto, pero, cuando está en su máximo poder, entonces lleva un casco y se moviliza en un particular velocípedo de dos ruedas, secundado de una suerte de personas que lo siguen cada que hay una cámara de tv al frente. Esta serie es escrita dirigida, realizada, presentada, actuada y todo lo demás por el mismo superhéroe. La productora Bolardo producciones.

A veces parece pasarle lo que al criptioniano de acero, el verde se le confunde con criptonita y entonces se debilita.

III

Hechizada

Su nariz es tan poderosa como la de Maradona. Con solo moverla logró poner a los conservadores a sus pies, y aún cuando denunciaron posibles irregularidades en el mecanismo de elección, esta poderosa mujer los embrujó a todos. Su verdadero poder consiste en consumir grandes cantidades de azul de metileno y en confundir a sus seguidores tratando de parecerse a la anterior supermujer que también se tomó el poder durante un tiempo en este grupo.

Sus poderes realmente son embrujadores, en el pasado logró hechizar de tal modo al ubérrimo protector del Zorro, llegando a ser ministra de defensa y parlamentaria en defensa del gobierno de turno. Ahora parece que dichos poderes le causan amnesia y no recuerda las políticas nefastas que dejó en inteligencia militar y sale blandiendo su estandarte azul a criticarlas. Su traje característico es sobre todo azul. Y a veces usa una mordaza en la boca. Su identidad secreta es la de una prestigiosa abogada y economista que busca desesperadamente alguna cuota de poder.  Escrita y dirigida por Omar Yepes, Hechizada promete ser una de las series de ficción más entretenidas, divertidas y carente de ideas de los últimos tiempos. Una producción y realización de Gerlein producciones, cine de vanguardia.

IV

Las Gemelas Fantásticas

De los mismos creadores de Súper R, o el senador Solitario, llegan las gemelas fantásticas, una serie que lo dejara sorprendido. Las Gemelas Fantásticas es la historia de dos mujeres de veras económicamente opuestas, que aseguran coincidir ideológicamente.

La primera Oligarca de cucharita de oro, podría llamarse la James Dean de la política en Colombia, pues renegó de sus orígenes (mas no de su dinero) y se volvió comunista de Raka Mandaka. Sus poderes consisten en salir vulnerable de escándalos de sus secuaces y antecesores, como en el caso del también cabeciblanco Súper Bobo (Samuel), a quien Lex Uribe y sus secuaces pusieron una trampa mortal y descabezaron fácilmente. Su discurso consiste en repetir deliberadamente lo que su tutor el profesor R, acérrimo y solitario defensor de la causa socialista en Colombia, le dice al oído. Su gemela, ex militante del grupo de superhéroes clandestinos denominando U.P. ex…iliada, estudiante de universidad pública y de la clase media, llega a Colombia nuevamente a recargar sus poderes, consistentes en sobrevivir a las adversidades y las amenazas de grupos armados al margen de la ley.

Estas gemelas han activado sus súper poderes, las ve uno idénticas multiplicadas por todo el país, prometiendo lo imprometible. Una creación de Jorge Robledo Producciones, y una realización del Polo Cinematográfico Alternativo, las gemelas fantásticas prometen ser lo de siempre, cine arte, más arte que cine.

 V

Chuky, el muñeco diabólico

V pero no es de venganza. V pero no es de mi villano favorito. Todos los superhéroes anteriores deberán enfrentarse a él, cuyos poderes diabólicos consisten en chuzar a quien piensa distinto, en hacer pasar por villanos a gente inocentes, en deslegitimar protestas con su poderosa frase  “el tal paro campesino no existe”. Este villano tiene identidad secreta, se cree que detrás de ese traje sofisticado y esos kilos de botox, anida un hombre, un humano normal. Esta villanía, le sirve para disimular su defecto, es tartamudo, pero se hace entender. Se regodea con ministros, reyes y cuanto pelmazo es nombrado presidente en este mundo. Hace poco se le vio con Peña Nieto, cuya cabeza hace honor a su apellido. Tahúr profesional, mentiroso experto,  su poder se mantiene intacto. En el pasado, se le vio acompañado del hombre Q (Auijada) cuyos poderes disminuyeron con un marcapasos que le fue insertado. Acompañado por un equipo de mercenarios en todas las áreas, y de un posible segundo al mando atarván, enemigo de gamines y con dedos biónicos,  Chuky promete ser la serie de terror que se peleará el rating de la tv este próximo 25 de mayo.  La serie escrita por J.J Rendón y dirigida por Roy Barreras, es una superproducción de Anapoima estudios, para Colombia.

Nota: Desafortunadamente este país es más ficcional que cualquiera de las ciudades de estos tradicionales superhéroes, aquí la ficción se vive todos los días, lo impensable es cotidiano, lo inconmensurable es la medida de las cosas. Lamentablemente el héroe colombiano, el verdadero, no es reconocido, no tiene productora, ni guionista, pero resiste, vive y sobrevive. Cualquier parecido con la ficción sobrepasa la coincidencia.