Luz Idalba Duque

En Aguadas, Caldas, en los últimos veinte años han asesinado a más de quince funcionarios públicos, sin contar además secuestros, extorsiones, y también asesinatos de civiles y militares. Y aunque se dice que se acabó la inseguridad, el miedo todavía ronda por sus calles y veredas.

Por: Unidad investigativa Tras la cola de la rata

“¿Para qué tiene que hablar conmigo? ¿Por qué no otro candidato? ¿Por qué una investigación  sobre Aguadas? ¿Usted qué tiene que ver con el municipio? Pues búsquese otro”, fueron los  únicos comentarios de Luz Idalba Duque, precandidata a la alcaldía de Aguadas y hermana de  alias “Ernesto Báez”, jefe paramilitar e ideólogo de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC)  que negoció con el Gobierno Uribe. De Luz no se sabe nada, nunca da declaraciones y en los    medios no muestra relevancia alguna. Es una candidata de bajo perfil por fuera de su tierra  natal.

El 30 octubre son las elecciones territoriales, y aunque aún no se han cerrado las inscripciones,  ya se da por fija la candidatura  por parte del Partido Conservador de Luz Idalba Duque,  reconocida docente que  ejerció como alcaldesa en años pasados.  Luz es hermana de “Báez”,  pero también es la máxima líder que ha tenido Aguadas en los últimos años.

Iván Roberto Duque, alias “Ernesto Báez”, nació en Aguadas en 1955, y en  el 2005 fue condenado a 67 meses de prisión por ejercer presión e intimidar a dirigentes de su propio municipio, además de concierto para delinquir. Mientras el paramilitarismo iba tomando mayor fuerza en el país a finales de los setenta y principios de los ochentas, Iván era militante del Partido Liberal. Fue alcalde del municipio de La Merced en Caldas, y luego trabajó en las Empresas Públicas de Manizales.

En 1982 fundó la Asociación Campesina de Ganaderos y Agricultores del Magdalena Medio (Acdegam), “una fachada legal de los paramilitares en esa región”, según la Agencia Prensa Rural. Varios ex integrantes de éste grupo crearon en 1989 el Movimiento de Reconstrucción Nacional (Morena), pero el experimento fue fugaz, dados los enfrentamientos que no paraban entre los narcotraficantes que lideraban los grupos paramilitares de la región. Seguido a esto, Duque fue concejal en Puerto Boyacá, considerada la cuna del paramilitarismo en el Magdalena Medio.

Desde ese entonces Iván tenía relación con los hermanos Castaño (paramilitares antioqueños) y los grupos armados ilegales que se crearon en diversas partes del país. Luego, aprovechando la consolidación económica y política de estas relaciones, creó junto con Carlos Castaño las Autodefensas Unidas de Colombia, grupo subversivo al que también pertenecieron Salvatore Mancuso, alias “Santander Lozada”, y Rodrigo Tovar Pupo, alias “Jorge 40”, quienes fueron extraditados a Estados Unidos.

Prontuario de un exalcalde

Iván Roberto es capturado en 1994, sindicado por creación de grupo paramilitar y vinculado con  varios homicidios, incluidos los de Jairo Hernández, concejal de Puerto Boyacá y el de Francisco de  Paula López, del Partido Liberal de Aguadas. Ese mismo año, Luz Idalba ejercía por primera vez en la  Alcaldía, en el periodo entre 1994 y 1996. En 1997 Iván fue condenado a 13 años de prisión. Cuando  sale de la cárcel entra a la clandestinidad con el alias de ‘Ernesto Báez de la Serna’, tomado de Ernesto  Guevara de la Serna, alias el “Che Guevara”, de ideología contraria a la fomentada por las AUC.

Aguadas es punto clave del corredor entre el occidente de Risaralda y Caldas por donde los grupos  armados ilegales transportaban armamento y secuestrados. Esto favoreció que un pueblo de 21.582    habitantes y con un presupuesto total de 23.718.122 pesos, se convirtiera en escenario de secuestros,  extorsiones, asesinatos de posibles auxiliadores de la guerrilla, imposición de horarios de cierre de  negocios, cobro de vacunas para algunos productos y crímenes de todo tipo.

Antes de 1998, el frente 47 de las FARC tenía total dominio sobre la zona, pero para el 2000 la  presencia de los paramilitares aumentó con la llegada del Bloque Cacique Pipintá, el cual nació a partir  de un movimiento estratégico del BCB (Bloque Central Bolívar) de las AUC para hacer presencia en  Caldas y del cual Báez era la cabeza.

Desde su desmovilización en el 2005, Báez sólo ha aceptado cargos por concierto para delinquir, en su versión libre. Aunque se le acusa de varios asesinatos violentos ocurridos entre 1997 y 2004 a dirigentes políticos, indígenas, sindicalistas e incluso el del alcalde de Aguadas en el 2003, Iván Rincón Henao, del Partido Conservador, en trece jornadas de versiones libres Iván Roberto Duque no confesó delitos graves, con lo cual pierde el beneficio de la ley de Justicia y Paz, un marco jurídico promovido para facilitar la desmovilización de los paramilitares y que ofrece penas de 5 a 8 años por delitos graves para quienes confiesen.

Una familia con respaldo político

“Que a Ernesto Báez lo juzguen los entes a los que les corresponde, se respetan las decisiones, pero doña Luz Idalba tendrá todo el respaldo de nuestra organización, es una excelente candidata, transparente, confiable, con un gran sentido de pertenencia por lo que es la familia”, repite sin miedo y confiado el presidente del directorio departamental del Partido Conservador en Caldas, Carlos Emilio Serna.

En cualquier caso, Báez y su familia han estado vinculados por años a la política de la región, práctica que parece ser la debilidad del exjefe para, pues fue el primero de los nueve hermanos en incursionar en política. No solo Luz Idalba ha estado detrás de la alcaldía de Aguadas, pues varios de los hermanos Duque Gaviria han tenido algún cargo de representación política: César quiso reemplazarla en el 2007, pero solo llegó a precandidato; Rubén Darío fue asesor del Concejo de Manizales en temas de planeación y recursos humanos y anteriormente había renunciado a su aspiración a la Asamblea de Caldas por “razones personales”; y Blanca Dilia, que fue asistente  de la congresista Dilia Estrada en la unidad de trabajo legislativo, luego trabajó con Miguel Ángel Rangel Sosa, segundo renglón de Alfonso López Cossio, contrato que desapareció de los documentos de la Cámara, tras una sospecha de la Corte Suprema sobre nexos con las autodefensas.

Enfáticamente, cada uno señala que sus actividades políticas nada tienen que ver con su hermano Iván Roberto Duque Gaviria, que han elegido un camino muy distinto al de su hermano y no deben ser juzgados por sus acciones que nada tienen qué ver con ellos

Historial de crímenes políticos

Con el asesinato del congresista del Partido Liberal Oscar Gonzáles, en el 2005, se evidenció la  influencia que tiene ‘Báez’ para manejar las situaciones en Aguadas, pues acusó como  responsable del hecho a Óscar Diego Trujillo, alcalde de turno, además de amenazarlo, situación  que lo llevó a viajar a Manizales por su protección.

Así como este líder político asesinado, en los años siguientes se realizan en Aguadas crímenes  selectivos, varios de ellos dirigidos contra integrantes del Parido Liberal. Como los casos de  Romelia Martínez de Mejía, Francisco de Paula López, Fabiola Ospina Arias, todos ellos  concejales del partido rojo.

Según el secretario de gobierno del departamento de Caldas, Henry Murillo, “los grupos al  margen de la ley que militaban en esa zona del departamento, las AUC y el Bloque 47 de las  FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), fueron desmantelados completamente en el mandato del gobernador actual Mario Aristizábal”. Sin embargo, el asesinato del personero municipal Azael Ricardo Arias Loaiza, el 14 de enero del presente año, el cual pertenecía al Partido Liberal, sigue sin esclarecerse y la recompensa de $10 millones que ofrece el gobierno aún  no es suficiente para dar con los responsables.

A  pesar de que ‘Ernesto Báez’ es uno de los principales responsables de los hostigamientos en la historia de Aguadas, Jorge Iván Giraldo, presidente de la junta directiva de la Casa Liberal Oscar González, dice que Luz Idalba se ha destacado por ser una líder con gran sentido de compromiso que de igual manera ha sido un personaje de trayectoria en el ámbito político. Sin embargo, admite que en el Partido Liberal no concede aval a las personas que tengan nexos o grados de consanguinidad con personas involucradas en este aspecto, “pero que será un tema de discusión y análisis que solo le corresponde al Partido Conservador”.

Conrado Vargas, concejal del Partido Liberal, justifica su apoyo a la candidata pues Aguadas, siendo un pueblo tradicional con dos partidos políticos, el Liberal y el Conservador, está ahora bajo el mandato del Partido de la U, partido que llegó al municipio para las elecciones pasadas, y con un ‘votofinish’ le quitó la alcaldía al Partido Liberal. Así Conrado afirma que lo importante es que en la próxima alcaldía se vuelva a la tradición bipartidista.

Tanto César Augusto Gaviria Giraldo, jefe de campaña del partido de la U en Aguadas, como el alcalde actual, Jorge Iván Salazar Cardona, “prefieren guardarse sus comentarios pues la comunidad misma es la que debe aceptar o no su candidatura”. Prefieren hablar sobre el mejoramiento del municipio gracias a la seguridad democrática, y la democracia participativa, donde la comunidad es protagonista de todos los procesos.

“La persona que aspire a la alcaldía por nuestro partido debe demostrar que tiene un cierto grado de liderazgo, y obvio que no tengan nexos con grupos al margen de la ley”,  es para Óscar Jhonny Zapata, concejal del Partido conservador, lo mas importante que debe tener un candidato a la alcaldía. Sin embargo, no considera negativo que Luz Idalba tenga un lazo familiar con un paramilitar:  “me imagino que los opositores verán esta situación como un argumento para mandar algo al Directorio Nacional Conservador y así impedir que le den el aval, pero desde mi punto de vista eso no la inhabilita, porque una cosa es el hermano y otra ella”.

Las elecciones son en octubre, las inscripciones a la candidatura cierran en menos de un mes, y  mientras autoridades como el secretario de Gobierno de Caldas afirman no saber nada del ‘Señor Báez’ y no estar enterado de su proceso, Luz Idalba Duque Gaviria, la hermana de ‘Ernesto Báez’, uno de los ideólogos de las AUC, creador del Bloque Central Bolívar y del bloque Cacique Pipintá, se prepara para su campaña.