Megabús, ¡no es de todos!

Parte de los ingresos van a parar al sector privado, mientras las inversiones públicas son cuantiosas. Megabús fue un negocio redondo y no hay quién pare esto. Sector público aplaza la recuperación de su inversión en beneficio del sector privado.

El aumento de $100 en la tarifa representa ingresos anuales a favor de los prestadores del servicio del orden de 10 mil millones de pesos.

Por: Unidad Investigativa

El 92 por ciento de los ingresos de Megabús está yendo a parar al sector privado. Entre cuatro empresas privadas, se están quedando casi con el total de los dividendos de un sistema que fue creado en un 66 por ciento con dineros públicos. A la construcción del proyecto aportó la Nación; los municipios de Pereira y Dosquebradas, y el sector privado en menor medida con un 34 por ciento.

Luego de conocer esto, Tras la Cola de la Rata le puso la lupa a estas cuatro empresas y a sus accionistas. A continuación, las personas que se están beneficiando:

Promasivo S.A.

Álvaro Lopez Bedoya

Fue constituida el dos de febrero de 2004. Gana la concesión el cinco de mayo del mismo año, luego de que el Ministerio de Transporte expidiera la circular 001, en la cual se cambiaba la forma cómo iban a ser evaluados los proponentes. Esto benefició a Promasivo de forma directa y finalmente se otorgó la concesión de la cuenca Cuba como operador de transporte.

La sociedad está conformada por 121 accionistas, entre los que se destacan: Hernando Arango Figueroa con el 2,4 por ciento; López Bedoya y Asociados y CIA S. en C con el 10,32 por ciento, y por último el Sistema Integrado de Transporte SI99 con el 25,06 por ciento.

Víctor Raúl Martínez

López Bedoya y Asociados son dueños de la ficha del Deportivo Pereira y de la estación de gasolina ServiAero, ubicada cerca al aeropuerto de Pereira, y otra más en el céntrico Parque Olaya. Álvaro López Bedoya ha sido relacionado con narcotráfico en España, según el periódico El Tiempo.

Por último está SI99, proveniente de Bogotá y sus dueños son Víctor Raúl Martínez Palacio, Alirio Ruíz García y Fabio Ruíz García. Estos, además de participar en Megabús, tienen concesiones en TransMilenio y MIO.

Integra S.A.

La sociedad es el resultado de la fusión entre Moviliza S.A. y Avanza S.A., luego de que estas dos pierden la licitación de la cuenca Cuba en el 2004. Las dos sociedades anteriormente mencionadas fueron creadas por ASEMTUR, que es la agrupación de cinco empresas transportadoras del área metropolitana.

Integra es la operadora de transporte en la cuenca de Dosquebradas y está conformada por 291 accionistas. Figuran con 8 por ciento de acciones cada una las siguientes empresas: Cooperativa de Buses Urbanos de Pereira, Cooperativa San Fernando, Líneas Pereiranas S.A. y Super Buses LTDA. Urbanos Cañarte participa con 3 por ciento.

Cabe anotar que en un principio hacían parte de esta sociedad Transporte Metropolitano Perla del Otún S.A. y TranServilujo S.A., pero se van en el 2007 por “diferencias administrativas”, así que no se tiene total claridad sobre la participación accionaria de cada uno de los miembros.

Resisa S.A.

Es el operador de recaudo del Megabús. Se encarga de mantener los sistemas de pago y transportar el efectivo de las ventas, entre otras cosas. Está constituida por siete accionistas y su participación es la siguiente:  Systra con 30 por ciento,  le sigue  Celsa S.A. con 20 por ciento,  Interaseo S.A. E.S.P con 16 por ciento, Termotécnica Coindustrial S.A. tiene el 10 por ciento de las acciones, Sisel Sistemas Empresariales LTDA con 10 por ciento, Technology & Systems Investment Inc con 8 por ciento y Saturde S.A. con 6 por ciento.

William Vélez Sierra

Termotécnica e Interaseo pertenecen al Grupo Ethus, del que es dueño el empresario antioqueño William Vélez Sierra. Vélez es reconocido por su amistad con el ex presidente Álvaro Uribe y además por ser uno de los cacaos de la contratación en Colombia. En Pereira participa también como accionista mayoritario en  Atesa de Occidente –que tiene la concesión del relleno La Glorita– y recientemente se vio interesado en comprar el 51 por ciento de las acciones de la EEP (Empresa de Energía de Pereira) que le pertenecen a Enertolima.

Por otro lado, Harry Milwer Zicer figura como el representante legal de las firmas Celsa y Saturde. Milwer es uno de los accionistas de GESEP S.C.A. Esta entidad  ha sido señalada por el columnista Carlos Andrés Echeverry de ser una “empresa de papel que hoy cuenta con multimillonarios contratos en distintas entidades públicas de la región y el país”.

Sisel sonó en el pasado por un contrato firmado irregularmente con la Empresa de Aseo de Pereira; esto le acarreó la destitución al ex gerente Jorge Murillo. En cuanto a Technology & Systems Investment, aparecen como directores: María Teresa Trujillo Tobar, Luis Salazar Gómez y Genoveva Tobar de Trujillo. Por último, está Systra, que es el inversionista internacional.

Megabús

Es la entidad pública que controla y gestiona el sistema de transporte masivo Megabús, en Pereira, Dosquebradas y La Virginia. Accionariamente está constituido por los tres municipios mencionados, el aeropuerto Matecaña y el Instituto Municipal de Transito y Transporte de Pereira.

En la gerencia de la entidad está Henry Antonio Cabrera Diaz.

Luis Carlos Sarmiento

FiduBogotá

Es la fiduciaria del Grupo Aval, organización de Luis Carlos Sarmiento. Se encarga de administrar los ingresos del sistema y pagar a los agentes del mismo. En la presidencia de esta entidad está el ex Superintendente Financiero César Prado.

La que pasó de agache

Busscar de Colombia S.A. no fue mencionado en el Concejo de Pereira en un reciente cabildo abierto solicitado por varios veedores ciudadanos, pero ha sido uno de los grandes beneficiarios del sistema, ya que es la ensambladora de articulados y alimentadores del Megabús.

Su capital está constituido por inversionistas nacionales y Busscar Onibus S.A., que es una empresa de Brasil; entre sus accionistas resalta el ex gobernador de Risaralda Roberto Gálvez Montealegre.

Nota: esta semana en el Concejo de Pereira se dio respuesta al cabildo abierto convocado por la Veeduría Risaralda. Publicamos un video con un pequeño fragmento de la sesión, ya que los veedores abandonaron el recinto, ante la actitud indiferente de los concejales.