Tomada de www.revistasudestada.com.ar

Análisis semiótico de un cuento corto

Jhon Jaime Osorio es periodista deportivo y docente de la Facultad de Comunicación Social y Publicidad de la Funlam. El año pasado fue elegido como uno de los ganadores del premio a los diez Periodistas con Calidad Humana y Profesional, que entregó la Universidad de San Buenaventura en asocio con el Concejo de Medellín y la Asamblea Departamental.

Tomada de www.revistasudestada.com.ar
Tomada de www.revistasudestada.com.ar

Por: Jhon Jaime Osorio/ Revista Folium Raza

“Es fácil juntar de nuevo a Los Beatles. Sólo se necesitan tres balazos”. Grafiti de Orlando Enrique Van Bredam. “Una historia en trece palabras”. Evidente capacidad de síntesis. Obsesión por la brevedad.

Muestra de poder narrativo. Un protagonista (el grupo musical), un situación deseada (juntarlos) y un desenlace (lo que se requiere para juntarlos). Una influencia marcada del estilo obsesivamente puntual del guatemalteco Augusto Monterroso.

Para entender el cuento se requiere conocer la historia de los Beatles. El grupo se formó en 1940 y se disolvió en 1970. Fue tanta su influencia y tal su éxito que el mundo entero estuvo siempre atento a un posible regreso. John Lennon murió el 8 de diciembre de 1980, asesinado en Nueva York por un perturbado mental que quiso ser músico. Desde ese día, juntar al grupo dejó de ser una ilusión y se convirtió en un imposible. Para Van Bredam resultó fácil: no había que revivir al muerto, sino matar a los tres integrantes vivos.

Entender el cuento, sin saber su fecha de publicación, remite al conocimiento del impacto histórico del grupo de Liverpool. George Harrison, otro de los integrantes, falleció el 29 de noviembre del 2001 a causa de un cáncer de pulmón. Con este dato, el lector asume que el cuento fue escrito antes de esa fecha y obviamente, después del 80.

El fondo del texto es eminentemente irónico, una figura muy kafkiana o borgiana. El humor que maneja es satírico, ácido. En el grafiti sobre Los Beatles es admirable el elemento sorpresa. El autor piensa en la lógica contraria a la común. Reunir el grupo, con un integrante fallecido. Es imposible en la lógica, por eso hay que apelar al pensamiento contrario. De allí que el remate del cuento y el efecto sean fulminantes.

El relato apela también a la rapidez narrativa. Con dos frases se plantea, se ilustra y se concluye una situación. Lo que va a ocurrir ocurre de inmediato; en la segunda frase se agota la situación, se concluye. Dicho de otra forma, el planteamiento y el desenlace son súbitos.

El texto deja una pregunta: ¿Por qué titularlo Graffiti?… No se trata de una inscripción irreverente sobre una propiedad pública o privada. Tampoco tiene contenido político o social. Tal vez, el hecho de escribir sobre Los Beatles, sin permiso de ellos como protagonistas, puede ser una explicación. O quizás sea el final propuesto: agresivo, trágico y fulminante.

Van Bredam nació en Entre Ríos, una provincia argentina, muy distante de la capital. El cuento de los Beatles, Graffiti para su autor, apareció publicado por primera vez en 1994, en el primero de sus dos textos de minificciones: “La vida te cambia los planes”. En el 96 escribió “Las armas que carga el Diablo”; pero su obra más numerosa se reúne en cinco poemarios. También ha escrito obras de teatro y novelas breves. Van Bredam tiene mucho para decir, por eso escribe poco.

Blog del autor: http://tevengoconcuentos.blogspot.com