La película de Hitchcock se cuenta cómo si fuera una película típica del maestro… Y la película se inscribe para ofrecer un enaltecimiento a su figura, ese director que no ganó ni un Oscar, que fue tenido como genio, pero le faltaron los homenajes en vida.

Imagen tomada de: http://d3rm69wky8vagu.cloudfront.net/article-photos/large/1.161574.jpg

Imagen tomada de: http://d3rm69wky8vagu.cloudfront.net

Por: John Harold Giraldo Herrera

Alfred Hitchcock es sin duda el maestro del suspenso. La película que dirige Sacha Gervasi sobre esa figura del cine universal, interpretada por el actor Anthony Hopkins, nos revela (en la ficción) la aterradora forma como fue concebida y filmada Psicosis. De forma inquieta la película se adentra en la personalidad del director, particulariza sus obsesiones, la estrecha relación con Alma, su esposa, las ilusiones y pesadillas que padecía, en fin, ver la película resulta recuperar un legado de esos genios del cine. Sin embargo, la película es muy predecible pero entretenida.

Psicosis es una película de culto. Marion y Norman Bates, sus personajes, son inolvidables. La película es un plato exquisito entre la criminalidad y la psiquiatría, formular hipótesis en torno a la relación de Bates y su madre muerta (pero viva para él) es lo que Alfred planteó en la película, más el cruce entre una mujer como Marion que decide quedarse con un dinero y huir. Bates es la mamá, sin ella no puede ser y conserva un instinto tan cercano como tétrico, Marion una mujer dulce y hermosa es el dinero, una ilusión, una fantasía, que luego se convierte en pesadilla. En la película, si bien esa es una subtrama y nos acercamos a esa necesidad de ser a través de otros, como Alfred es en parte por su esposa Alma; el centro es cómo Alfred sacó adelante una película que al principio nadie quería saber, al parecer extraña, de cierto modo anti-público y con una línea que podría parecer en la época comparada con la perversión.

La película sobre Hitchcock aporta unos detalles interesantes. Una de las películas más recordadas de la historia no tuvo el respaldo de productores; la obsesión de su director por hacerla nos muestra el ímpetu y la talla de un director que sabía contar historias para cautivar públicos; Hitchcock era un tipo tan “difícil de convivir con él”, como lo dice su esposa, pero el talante para el suspenso es insoslayable; después de Psicosis aunque el maestro rodó 6 películas más, nunca superó el filme de suspenso que alcanzó su culmen con la imagen de la muerte de una mujer en el baño acuchillada mientras se duchaba y que con esa música nos hacía taladrar de susto.

La película de Hitchcock se cuenta cómo si fuera una película típica del maestro. Él con su traje, tomando café, le cuenta al espectador lo que va a ver, pero lo  interesante acá es que él, es parte de todo lo que cuenta. Así el suspenso hizo parte de su vida, de manera que sacamos una conclusión muy evidente: es el maestro del suspenso porque lo vivió. Y la película se inscribe para ofrecer un enaltecimiento a su figura, ese director que no ganó ni un Oscar, que fue tenido como genio, pero le faltaron los homenajes en vida.

Ahora, Alma Reville, la esposa, se catapulta como una mujer imprescindible en el quehacer de Alfred. Ella con su sapiencia influyó en el éxito de su compañero. Es claro que el maestro del suspenso bebía de la lectura de los periódicos, pues en ellos estaban las historias, esas de sangre y horror, pero su toque era muy creativo al darle fuerza en pantalla. Cuando lo vemos con su rigidez, entendemos que no era gratuita, se encontraba al servicio de contar historias, que resulta más significativo que cortar flores en el jardín.

La cercanía con su esposa tambalea. En la película vemos cómo se distancian, quieren hacerse a un lado, pero la película Psicosis los une y les devuelve lo que parece se estaba marchitando: sus afectos, su confianza, su amor por contar historias. De manera que aunque Hitchcock siempre buscó en sus más de 50 películas a una rubia y se le escurría, luego de Psicosis, le confiesa a su esposa que ella es la rubia más bonita, su esposa le increpa y le dice que por qué esperó 30 años para decírselo, y él le responde: “por algo soy el maestro del suspenso”. En esa frase se revela él y lo que vivió y lo que contó.

Ficha técnica

Año, país, duración 2012, Estados Unidos, 98 minutos.
Director Sacha Gervasi
Guión John J. McLaughlin, Stephen Rebello (Libro: Stephen Rebello)
Música Danny Elfman
Fotografía Jeff Cronenweth
Actores Anthony Hopkins, Helen Mirren, Scarlett Johansson, James D’Arcy, Jessica Biel, Toni Collette, Danny Huston, Michael Stuhlbarg, Kurtwood Smith, Richard Portnow, Ralph Macchio, Michael Wincott, Frank Collison
Productora Fox Searchlight Pictures / The Montecito Picture Company
Género Drama | Biográfico. Cine dentro del cine. Años 50. Años 60
Premios 2012: Oscar: nominada a Mejor maquillaje y peluquería
2012: Globos de Oro: nominada a Mejor actriz drama (Helen Mirren)
2012: Premios BAFTA: 2 nominaciones: Mejor actriz (Helen Mirren) y maquillaje

* Docente y periodista universitario

john.giraldo.herrera@gmail.com