Con jerarquía se mostraron las embajadoras del fútbol risaraldense en Medellín.

Fútbol femenino ruge en Risaralda

La excelente figuración de Dosquebradas en el Torneo Pony Fútbol 2017, pone a soñar a Risaralda con tener una buena base para generaciones futuras, y lograr lo que en la rama masculina no se ha logrado: un campeonato en liga profesional.

Con jerarquía se mostraron las embajadoras del fútbol risaraldense en Medellín.

Por: Carlos A. Marín

“En este equipo podría estar la base de la Selección Risaralda”, comenta en medio de la alegría el profesor Carlos Ariel Osorio, quien acompañó a las 17 deportistas a Medellín, sede del torneo.

Fueron suficientes seis partidos en el Festival de Festivales realizado anualmente en la ciudad de la Eterna Primavera para entender que el elenco dosquebradense viajó con la intención de llegar lejos, y así lo consiguió siendo el cuarto mejor equipo del certamen en la rama femenina, un registro histórico.

El duelo final frente a Atlético Nacional por el tercer y cuarto puesto, dejó en evidencia que las cafeteras nada tenían qué envidiarles a las representantes de uno de los planteles con mejor logística y organización. Las orientadas por Osorio, siempre de frente y con convicción, encararon el compromiso; finalmente, desde los 12 pasos y por situaciones del fútbol, se quedaron con la cuarta casilla.

El Pony Fútbol que se ha caracterizado por mostrar grandes figuras del fútbol profesional colombiano en la rama masculina, se prepara ahora para hacerlo con las mujeres, más sabiendo la motivación que existe respecto a la primera versión de la liga femenina que tendrá lugar este año.

Las jóvenes que estuvieron por algo más de una semana en Medellín reflejaron siempre esa actitud ambiciosa que se vive en casa, y es que no solo el equipo de Dosquebradas alienta este deporte para las féminas; la conformación del equipo profesional del Deportivo Pereira en la competencia profesional es otro gran paso de los que se han dado para ellas. “Las niñas se sienten muy motivas por la liga que ahora aparece”, puntualizó Osorio.

Incluso en las redes sociales existen grupos de aficionadas a esta disciplina que demuestran el interés organizando partidos en canchas sintéticas de Pereira y Dosquebradas. Una prueba más de que la versión femenina del deporte rey robará pasiones, y por qué no, corazones, entre los aficionados que con el paso de los años se van sumando.

Vanesa Castillo, delantera de Dosquebradas, es entrevistada por los medios de comunicación debido a su buen rendimiento en la cancha.

Equipo con madurez

Valerio Sormani, director técnico del equipo profesional femenino del Pereira, afirma que: “estamos con mucha confianza de lo que podemos hacer en la liga por el tipo de jugadoras que seleccionamos”.

Otro factor que influye es la capacidad intelectual de las jugadoras; en el caso del Deportivo Pereira llama la atención que varias de las seleccionadas son universitarias o pre universitarias. “Se puede destacar el talento específico de las jugadoras de Risaralda por su hambre de labor, el trabajo y con un balance de alto nivel de inteligencia”, comenta Sormani. 

No cabe lugar a dudas que en Risaralda hay talento en la materia, pues parte de las jugadoras de las selecciones del departamento también salen del fútbol aficionado. Es el caso de Darlyn Camila Castañeda, la delantera de Dosquebradas que brilló en Antioquia. “La sacamos de las canchas en parques porque jugaba hasta altas horas de la noche, incluso jugaba con hombres; la detectamos y empezamos a hacer un trabajo social con ella y nos dio una mano en la Pony Fútbol. Muy seguramente hará parte de la Selección Risaralda”, explica el profesor Osorio.

En la parte económica, el fútbol femenino es aparentemente joven en el país; sin embargo, para niñas que apenas empiezan, es una motivación saber que podrán lucir camisetas de grandes equipos como Pereira, América, Santa Fe, Bucaramanga, etc., y ganar desde tres millones de pesos con Deportivo Pereira, hasta cinco millones de pesos con América o Santa Fe.

Es de recordar que las selecciones más fuertes se encuentran en el Valle del Cauca y Antioquia, al igual que Bogotá; pero que Risaralda de seguir en la misma línea puede pelear protagonismo en diversas categorías en los próximos años.