Aprendiendo a comprar un celular

Desde el día de hoy inauguramos una nueva sección llamada “Navegantes”, en la cual intentaremos dar a conocer los dispositivos más populares, las aplicaciones más útiles, los servicios más apetecidos, pero lo principal de todo, intentaremos despejar las dudas más comunes que ustedes puedan tener sobre estos dispositivos y aplicaciones.

Imagen de Geek.com

Por: Alexánder Rugeles G.

Precisamente para inaugurar la sección el artículo de hoy abordará un tema que consideramos crucial para todas las personas y es ¿cómo elegir un teléfono celular?

En la actualidad comprar un celular no es lo que era hace unos pocos años, ya que antes los criterios de adquisición se basaban únicamente en la capacidad económica o la fidelidad a una marca, un tipo específico de diseño, hasta nos fijábamos en la cámara fotográfica, la posibilidad de expansión, conectividad, entre otros, pero hoy en día las cosas son muy distintas, pues gracias a los grandes avances en la tecnología podemos tener en nuestro bolsillo un dispositivo que puede hacer todas las funciones de tres o cuatro aparatos que antes solíamos llevar juntos.

Foto: carnero.cc en Flickr

El problema en tomar la decisión radica en que hay tantas cosas que se ignoran y que van más allá de los criterios antes mencionados que de ellos dependerá nuestro verdadero provecho en una compra que hoy por hoy se convierte en una inversión para el rendimiento laboral, el ocio o como símbolo de estatus. Bien, vamos a responder la pregunta.

1.

Para comprar un celular, lo primero que debería hacer es tener certeza en las posibilidades que me brinda el plan que estoy pagando o que pienso pagar, pues sobre estas posibilidades los equipos adquieren limitaciones o ventajas para su uso, por ejemplo si pago por un plan de datos que soporta conexiones de alta velocidad o 3G, pero compré un equipo que no va más allá del GSM, estoy pagando por algo que jamás usaré por el simple hecho que me hicieron creer que así podría navegar y chatear muy bien sin comprar un equipo muy costoso. Lo anterior ocurre debido a que en muchas ocasiones las personas suelen adquirir sus equipos basados en los consejos que les dan los asesores de las compañías de telefonía celular o los que les brindan las personas encargadas de enseñar los demos de los equipos y en algunos casos en la experiencia de sus conocidos y familiares sobre equipos y marcas similares.

A todo esto se debe estar muy atento, ya que por un lado los asesores de las compañías celulares, en la gran mayoría de los casos, tienen una información muy superficial de los equipos, dicha información no va más allá de lo que las mismas operadoras de telefonía publican en las revistas que sacan sobre los equipos, pero en realidad no tienen un conocimiento profundo del tema, igual a algunas personas sólo les llama la atención un equipo por lo que pueden aparentar con él pero jamás sabrán las posibilidades que puede tener un celular potente hoy en día.

Por otro lado las personas que suelen enseñar los demos tampoco tienen mayor conocimiento del tema, ellos también manejan un conocimiento bastante superficial y suelen aconsejar el dispositivo que ellos han considerado como el mejor sin tener la más remota idea de lo que uno espera de un teléfono celular. Creo que los consejos más sabios son los que se relacionan con la experiencia de uso de los equipos por personas que los han disfrutado en el día a día, ellos sí que saben cómo se comporta la máquina en todas las situaciones posibles, por ello es mejor escuchar sus opiniones, pero sobre todo sus críticas.

2.

Ahora, si no se confía en ninguna de las tres anteriores (yo no confiaría mi inversión a ninguna de ellas) lo mejor que se puede hacer es ir a la página de la empresa prestadora del servicio y ver los equipos que tienen disponibles y si su precio se ajusta a la capacidad de compra, luego ir a internet y buscar todo lo que más se pueda sobre este equipo en particular; vea los vídeos, las revisiones, las críticas y las comparaciones con otros equipos similares. Con ello ya se tiene un criterio más que elaborado y una ilustración depurada para tomar una buena decisión.

3.

Ya me decidí por un equipo, ¿qué sigue ahora? Bien si ya tengo claro la marca, el modelo y hasta el color, lo mejor será saber a fondo lo que puedo o quiero hacer con él. De hecho gran parte de este punto ya se debería haber resuelto en el numeral anterior, pero no sobra hacer un poco de énfasis, pues les recuerdo hablamos de una inversión.

Bien, no es lo mismo usar un celular para hacer llamadas que para navegar en internet, son cosas tan distintas que para ellas se requiere de equipos muy diferentes. Si lo que quiero simplemente es hacer y recibir llamadas no hay ningún motivo (distinto al lujo) para gastar un dineral en un equipo, pero si quiero navegar se debe tener presente que para esta función en específico (además de que el equipo tenga un equipamiento de receptor Wi-Fi o 3G) una cosa que no puedo pasar por alto es el tipo y tamaño de pantalla que tiene. No hay nada más aburrido, incómodo y frustrante que adquirir un equipo en el que se pretende navegar, pero que éste tenga una pésima resolución impidiendo ver las páginas de forma adecuada y haciendo que el texto en pantalla, así como las imágenes, se vean insufriblemente borrosas al hacer el más mínimo acercamiento. Además se tiene que tener completa seguridad que el equipo soporta Flash (o html5), el formato más popular en el cual están los vídeos en la red, ya que sin este soporte jamás se podrá disfrutar de servicios on-line como el popular Youtube. Por otro lado se tiene que tener presente que a veces solemos descargar algunas cosas de internet y por ello se debe tener seguridad que el equipo soporta descargas pues hay algunos de los modelos más viejos, que nos hacen pasar por nuevos, que no permiten este tipo de simplezas.

4.

Claro que hay algunos conocimientos más avanzados sobre el tema de las capacidades de los equipos que tienen receptores Wi-Fi, una de ellas es la capacidad de Tethering, gracias a la cual un dispositivo celular tiene la potencialidad de “pasar” señal de internet a otro dispositivo al conectarse a él ya sea por cable USB o por medio de la conexión vía Bluetooth. Mejor aún que el Tethering por cable lo es el mismo servicio por medio de las antenas Wi-Fi de algunos equipos que vienen con la posibilidad de recibir y enviar señal con lo que podríamos compartir la señal de un plan de datos 3G con varios dispositivos conectados de forma inalámbrica al nuestro. Les adelanto, casi todos los celulares de gama media y alta que salieron al mercado desde el 2011 a la fecha tienen este tipo de servicio. Además ello implica que se hace innecesario gastar más dinero en un plan extra en el modem usb para un portátil una tablet o el dispositivo que sea, ya que nuestro celular se encargará de dar señal de forma eficiente a todos ellos.

5.

¿Con o sin cámara? Bueno creo que la pregunta se responde por sí sola; con cámara. No creo que en la actualidad nadie quiera perderse un momento histórico al no poseer esta herramienta en sus manos, de hecho la cámara es uno de los argumentos más fuertes a la hora de publicitar un equipo nuevo, cosa que no ocurre con las tablets pues para ser sincero ¿quién tomaría una foto con eso? Ahora lo que importa de la cámara es la resolución, pues de ella depende la calidad de las fotografías que queramos tomar. Una resolución aceptable oscila entre los 3 y 5 megapixeles y una excelente entre 8 y 12, pero menos de 3 es inaceptable, pues las fotografías saldrán oscuras pixeladas, bastante feas para decirlo con franqueza. Por otro lado hay equipos que traen dos cámaras una frontal para video llamadas -cosa creo que nadie ha usado jamás con algún tipo de frecuencia- y video conferencias gracias a servicios como Skype. La cámara trasera es la cámara de fotografía y en ella se centrará nuestra atención pues las hay de varios modelos y funcionalidades, por ejemplo algunas de ellas están equipadas con Flash Led (flash gracias a pequeños leds alojados justo al lado del lente) que permiten tanto iluminación para fotografía como para vídeos (hasta pueden ser unas excelentes linternas). Hoy por hoy una cámara decente debería estar equipada con algún tipo de flash led para hacer de nuestras fotografías algo más gratificante. Hay algo más que queda en el tema de las cámaras y es el hecho de poder compartir las fotografías, es decir, tomar la foto y enviarla a alguien por medio de alguna red social; para algunas personas esto es más que indispensable para dar un apropiado uso al dispositivo.

6.

¿Te gustan la música, los vídeos y las películas? Los celulares son centros de entretenimiento portables, con ellos se puede tener acceso a una gran cantidad de servicios multimedia proporcionados por un lado por su capacidad de expansión en tarjetas micro-sd, por sus conexiones a equipos de sonido y televisores, y por por poder disfrutar de servicios como el Streaming de audio y vídeo (ver o escuchar el archivo mientras se descarga). Al comprar un equipo debemos tener presente qué tipo de conexiones soporta, pues en algún momento lo vamos a querer conectar a algún otro dispositivo y será lamentable no poder hacerlo. Buscamos entonces una buena pantalla para los vídeos y películas, así como una decente salida de audio para la música, todo ello con alguna posibilidad de conexión.

7.

¿Y qué tal los juegos? En este tema hay mucha controversia, pues los más jóvenes querrán equipos con capacidades de consola, mientras que algunos se conforman con algún tipo de juego tipo Arcade sin ningún tipo de requerimiento gráfico, pero les adelanto son más los equipos que soportan buenos juegos que los equipos que tienen buenas cámaras fotográficas, esto se debe a que una enorme cuota del mercado está en satisfacer los usuarios más jóvenes (y los no tan jóvenes) que son amantes de los juegos antes que de las cámaras o la navegación. Así que si su equipo no tiene más de uno o dos años de salido al mercado y tiene la seguridad que se trata de un terminal de gama media-alta, de seguro que se podrá jugar muy bien en él.

8.

Para terminar la pregunta de todas las preguntas ¿cuándo es prudente cambiar de equipo celular? Bueno eso depende de cuánto cree usted que está dispuesto a invertir en nueva tecnología pues hay lanzamientos de equipos todos los meses (que en Colombia no se vean es otra cosa) y si tiene el dinero podría cambiar de equipo varias veces al año, pero lo normal es que se haga cada año al renovar el plan con la compañía de telefonía celular o cuando usted considere que ya le sacó todo el jugo a la máquina. Lo importante es quedar satisfecho con un equipo al que le podremos dar una gran cantidad de usos y no comprar un equipo sólo porque lo publicitan mucho pero en pocas palabras no sirve para nada más que chatear.