“Colombia Pinta” hizo de la Toma en mención un termómetro cultural donde la intensidad del día logra armonía y dignidad. Así se vio reflejado en las redes sociales con fotografías de Julián Salazar, Santiago Chiquito, Laura Sofía Mejía, Angélica Toro y Abichuchos Films

16

Por: Alan González Salazar

Fotografías por: Julián Salazar

Para los periódicos locales son de mayor importancia algunos intereses inconfesables que el hecho de resaltar el goce del espacio público como el lugar por excelencia donde se presenta y celebra la democracia. Resulta manifiesta la impotencia del señor alcalde para garantizar el derecho al trabajo digno y la libre circulación en una ciudad rebosante de miseria. La prensa favorece otros interlocutores y se desentiende de hechos culturales significativos: poco o nada se dijo de la 4a (cuarta) toma de la Calle de la Fundación, ya que visibiliza problemáticas relacionadas con la actual administración: desigualdad, desempleo, enfermedad… “Vivimos y no sabemos cómo”, nos recuerda el poeta Julián Chica.

11_

Al participar de forma activa en la convocatoria fui testigo de la generosidad con que un artista ejecuta proyectos públicos, y de un presupuesto pocas veces entregado en buenas manos, es decir, lo de siempre, fundaciones misteriosas que con el mayor silencio se empoderan de las arcas del Estado. Grandes directores administrativos, abogados, ingenieros, una horda tecnócrata y sin nombre crean “siniestros ministerios”, como reza la canción, haciendo la parodia del artista. Sin idoneidad alguna se sirven de profesionales para “tapar el hueco”.

El pasado 25 de julio fue el día en el que niños, estudiantes, artistas, comerciantes, padres de familia, y espectadores en general se5- aglutinaron en los diferentes eventos de la 4ª Toma de la Calle de la Fundación, unos al ritmo del tango, otros con la pequeña Muestra Mundial del Gallo Ornamental, viendo a aquellos en zancos… Al finalizar la tarde, grupos como Los Arrebatados del Swing de Argentina, el grupo Lumbalú (bailarines pentacampeones nacionales y mundiales de salsa cabaret), y en compañía de música andina colombiana y danza folclórica infantil y pre-juvenil, se recreó la red nerviosa del aire, y sólo quedó bailar.

“Colombia Pinta” hizo de la Toma en mención un termómetro cultural donde la intensidad del día logra armonía y dignidad. Así se vio reflejado en las redes sociales con fotografías de Julián Salazar, Santiago Chiquito, Laura Sofía Mejía, Angélica Toro y Abichuchos Films, entre otros bellos cuadros que conservan instantes que ya no pasan como la participación activa de los comerciantes que instalaron mesas y talleres creativos, la Banda Sinfónica de Pereira, los libreros, la grata visita del poeta caldense Flobert Zapata y la escritora quindiana Susana Henao Montoya, el director de la Maestría en Historia Jaime Correa y miembro de la Academia Pereirana en exposición permanente de su archivo, el Body Paiting de Luis Stigmata y, en la siguiente esquina, Casa Cuba Abierta con pinturas y pancartas, Circo Sin Techo, un bambuco, media vuelta, nos topamos con la artista visual Juliana Obando Ciro y con Ricardo Muñoz Izquierdo desapareciendo los bolardos.

Para el cierre se adecuó en la plazoleta del Palacio Nacional una tarima que hacía las veces de corazón, de ritmo del paseo ¡En buena hora la vida cotidiana de la ciudad encuentra reposo y goza de la buena salud de sus espectáculos!