En el Presente con Tempo

foto3

Por: Javier Montes

¡Volvamos otra vez en el tiempo! En 2003, llega a la U.T.P (Universidad Tecnológica de Pereira) Donde empieza como profesor de medio tiempo, para después presentarse al concurso docente de 2013, y pasar a ser titular de tiempo completo.

Actualmente Giondano imparte 3 materias:

  1. Violín
  2. Viola
  3. Práctica de Conjunto

-Dada su formación, solo ha enseñado en educación superior. Se describe a sí mismo como exigente con los estudiantes.

Entonces se me escapa la pregunta de cómo se debe estudiar la música. Él recurre a su pasado y me recuerda que empezó muy joven. Entonces dice que la clave está en los estudios básicos e infantiles sobre música, Conservatorios, etc. Además de que existen varias maneras actualmente en Pereira para alimentar este arte: “Una sería Batuta Risaralda, otra sería un curso de extensión, aunque también se puede hacer el pre universitario que oferta la Universidad” (…) “Además, el programa de educación continua ‘Violín para todos‘ que pertenece a la UTP, empieza el próximo año… (2015) Por si estás interesado, yo enseñare como si fueran a ser violinistas” (…)

Después de escucharlo se me escapa la reflexión: “Lo ideal sería entonces, continuar procesos musicales previamente alimentados, y no iniciar en el pregrado”

Acto seguido su Filosofía se puede interpretar como: “Enseñar Música como si fuera medicina”

Entonces Giondano me cuenta sus proyectos actuales, en los cuales se encuentran: La red de escuelas de Pereira con el programa ‘Violín para todos’, al cual cordialmente reitera la invitación, habiendo notado ya mi interés. “Yo enseñaré como si fueran a ser violinistas”

“Aun no es tarde para mí” Pienso, sonrío y levanto la mano como ese meme de Freddy Mercury.

En relación a sus proyectos actuales, el quinteto de cuerdas Tempo, ha sido ganador de la 3 convocatoria Estímulos 2014 del Instituto de Cultura y Fomento al Turismo de Pereira, en la categoría: Circulación y socialización de Productos Musicales, con el proyecto “Conozcamos el folclore latinoamericano a través de las cuerdas sinfónicas”, el cual busca realizar una serie de conciertos por la ciudad, haciendo pedagogía con la música de cámara.

Quinteto donde él es el Violín primero y Director.

Tiene 2 hijos, Daniela de 8 años, y Fernando Andrés de 12, ambos Violinistas. Nacidos en Colombia. Dice que les inculca la música, pero ellos decidirán que serán después, “Yo les digo, así quiera ser barrendero, sea el mejor entonces, que esta formación que le hemos dado le permite llegar lejos” (…) “Yo les inculco la música como formación para la vida, hacer con amor las cosas, escojan lo que escojan ser” (…) “Y es cierto, que formarse en la música trae muchas ventajas, ser el mejor en lo que se proponga”

No obstante, recuerdo una de las primeras cosas que le dije a Giondano: “Alguna vez leí que le hicieron una autopsia a un director de orquesta sinfónica y encontraron que tenía muy desarrolladas las paredes cerebrales”

Antes de abordar el futuro, cierra el tema de los hijos con la frase: “Yo en la música les di un elemento, y en el Violín… Un amigo”

Son las 5 de la tarde. Estamos en el H 113. La clase empezaba a las 4:00 P.M nadie ha llegado. Y sigo rayando sin parar en el cuaderno donde antes mi madre escribía sus recetas.

 

 

En el futuro no olvidamos las raíces

Finalmente, me dice: “Soy de Camagüey, Cuba. Primero mi región, después mi país. Yo siempre me presento así”

Recordando la anécdota del sobrino de Lorenzo Muelas. Me reafirma que no hay que olvidar las raíces.

Sobre el asunto del futuro, me comenta que le gustaría seguir estudiando, pero hacer el Doctorado en Violín. Que sólo dan en México, Estados Unidos & España. Por citar países relativamente cercanos.

Por último, dice que así está bien. Y me voy de esa clase de práctica de conjunto, donde no me matriculé pero me colé. Y junto con los apuntes que escribí en el cuaderno de recetas de mi madre, su historia contaré, porque no se me olvida una frase de esa charla y planeo aplicarla: “A la música hay que darle su lugar”