“… hace un recuento de cómo se entrevistó durante meses con Pablo Escobar, y sobre cómo el narcotraficante vivía escondido en casas en las afueras de Medellín.”

Germán Castro Caycedo: escritor, periodista y cronista colombiano. Es uno de los autores de no ficción más leído de Hispanoamérica.

Fotografías: Cortesía de Vecinos, periódico zonal.

Un abuelo cuenta y regaña frente a un auditorio que lo escucha con atención. Empieza a comentar los detalles que hay detrás de la escritura de su más reciente libro ‘Operación Pablo Escobar’, y la atención del público pasa a convertirse en admiración: es un abuelo bueno hablando sobre un “bandido”, como él lo llama.

Además hace un recuento de cómo se entrevistó durante meses con Pablo Escobar, y sobre cómo el narcotraficante vivía escondido en casas en las afueras de Medellín. Pero antes detalla cómo el contacto para hablar con el delincuente tenía oficina en el mismo Congreso de la República, donde Escobar ocupó una fugaz curul como Representante a la Cámara por Antioquia.

El ya en ese entonces prófugo de la justicia, lo recibía en fincas rodeadas con doble cerco de malla metálica, entre los cuales caminaban feroces perros guardianes. Además, y esto lo repitió cuando construyó La Catedral –su propia cárcel, según el gobierno–, dejaba una brecha sin cerca, cultivada con espeso pasto elefante, por donde podía escapar en caso de necesidad. Y así lo hizo cuando abandonó La Catedral a pie, luego de hacerse pública la manera como vivía lleno de lujos y con guardianes pagados por él mismo.

De esas charlas, siempre a partir de las 10 de la noche y que se prolongaban hasta altas horas de la madrugada, recogió mucho material, el cual archivó por considerarlo incompleto. Toma un poco de aire, y como dictando cátedra sobre algo muy bien sabido, sigue hablando con tranquilidad.

Sus libros han sido traducidos a varios idiomas como el inglés, el griego, el húngaro, el japonés y el francés.

Nace la serie

Este año Caracol Televisión lanzó ‘Escobar, patrón del mal’ , una serie que pretendía mostrar la historia del capo pero a partir de óptica de las víctimas, algo que, según muchos, no se cumplió a cabalidad. Al saberlo, uno de los editores de Planeta, la empresa con la cual publica German Castro, lo motivó para que retomara ese material, el cual complementó con la información recolectada al entrevistar al mayor (r) Hugo Aguilar, quien cuando era capitán comandó el grupo que le dio muerte a Escobar en el techo de una casa de Medellín el 2 de diciembre de 1993. Las entrevistas con Aguilar, quien fue gobernador de Santander y en la actualidad paga una pena en La Picota condenado por alianzas con paramilitares, ayudaron a matizar la información recolectada en las largas sesiones con Escobar.

Castro Caycedo manifiesta que luego de cada sesión con el narcotraficante salía asqueado rumbo a Bogotá, pero que no siguió encontrándose con él por razones de seguridad, luego del atentado, por parte de los Pepes (Perseguidos por Pablo Escobar), al edificio Mónaco –donde vivían su esposa Victoria Henao y sus dos hijos: Juan Pablo y Manuela.

Más adelante el autor se refiere a otros libros publicados y la manera como los investigó, ante la evidente presencia, en el colmado auditorio de la Cámara de Comercio, de muchos estudiantes. Así habla de Perdido en el Amazonas y La Bruja. Casi al final de la clase, salió a un pasillo donde se habilitó una mesa para firmar sus libros. Una larga fila de ansiosos lectores espera de manera paciente su par de minutos junto al reconocido periodista.

La clase ha terminado.