JUAN SEBASTIÁN BEDOYA CASTAÑOCastillo sí la tenía muy clara, sabía qué era lo que pasaba y pues se suponía que ya teniendo claro su mal juego, podrían replantear su estrategia al segundo tiempo, cosa que más o menos cambió.

Por: Juan Sebastián Bedoya Castaño

Un inglés, por primera vez en la ya larga historia de derrotas del Deportivo Pereira, fue el causante de una tarde que sumó una nueva tristeza a sus hinchas indeclinables.

Un partido que se veía interesante, ya que los dos equipos tienen en su historia, enfrentamientos muy agradables y muy reñidos. América versus Pereira, un partido que desde el ingreso a la cancha solo permitía escuchar los gritos de los seguidores del América de Cali, quienes estaban de locales en el estadio Pascual Guerrero.

América tenía una nueva cara en su equipo, el inglés George Saunders, a quien el técnico Diego Umaña le tiene mucha fe. Este enfrentamiento se puso en marcha con un buen comienzo de Pereira, líder hasta el minuto 8, ya que el error de Ramos causó el primer gol. Juan David Ramos, lateral izquierdo del deportivo Pereira, hizo una mala devolución y provocó que el arquero Miguel Vargas cometiera una falta en su área, provocando un penalti y su inmediata expulsión.

Desde ese momento se le complicó todo al técnico Octavio Zambrano, debido a las rápidas modificaciones tácticas originadas en el mencionado error, algo que su cerebro reptiliano sabe hacer con mucha facilidad. Al tener una formación 4-4-2, lo más fácil que vio fue colocar un 4-4-1 sacando Wílmer Parra y entrando al arquero suplente Pablo Mina. El penalti lo cobró el arquero de América de Cali Alexis Viera, quien con un contundente disparo anotó el primer gol para su equipo.

Pereira desde el principio se encontraba mal en la parte defensiva. Ramos como que no quería jugar porque lo único que hacía era errores, Gómez aunque sabía cuál era su puesto, no lo ejercía con total claridad. Y ni qué decir de sus centrales Ramírez y Almeida, quienes con un balón a profundidad los borraban de manera contundente.

Más problemas

Pereira tenía un problema muy grave, aparte de su defensa. Sus líneas estratégicas estaban totalmente desordenadas, en particular en el medio; al mirar el partido no se sabía quién era qué. De vez en cuando pensé que era una forma de rotación del equipo, pero al pasar los minutos parecía más una revoltura rara.

Su único delantero, Ánderson Plata, empezó a retroceder y a cambiar su modo de juego de ofensivo a defensivo. El mal manejo del técnico Octavio Zambrano se prestaba para que sus jugadores solo se defendieran hasta terminar el primer tiempo y poder esperar nuevas órdenes.

Más adelante apareció el gol de Juan Guillermo “Pichú” Núñez, quien estaba finalizando el primer tiempo con un contundente 2-0 en el marcador.

En el descanso, el 10 de Pereira Rafael Castillo, habló con Win Sport y dijo “nosotros estamos muy mal ofensivamente, en cambio ellos con su velocidad y rápida estrategia nos rompen la línea defensiva”. Castillo sí la tenía muy clara, sabía qué era lo que pasaba y pues se suponía que ya teniendo claro su mal juego, podrían replantear su estrategia al segundo tiempo, cosa que más o menos cambió.

En el segundo tiempo el técnico Zambrano entendió que Ramos no quería jugar y lo sustituyó por Jhon Alexis Piedrahita, quien empezó a poner un poco más de seriedad a la posición que le correspondió.

El Pereira empezó a formular estrategias nuevas, y a replantear contra ataques nulos, que por su poca cantidad numérica en la zona ofensiva no lograban progresar.

Cuando Pereira pensaba que no podría sufrir más, apareció el centro de Julio César y una palomita extraordinaria de Flavio Carvalho, que provocó el 3-0 a favor de los caleños.

El partido se prestaba para una alineación 4-3-2, debido a que en su afán por rearmar el equipo tras la roja del arquero Vargas, quedó el Pereira con un solo delantero.

Sale Castillo y entra el delantero Luis Mosquera, un buen cambio ya que lo que necesitaban era delanteros para emparejar el partido o perderlo con malas acciones. Las cosas no pintaron tan bien, cuando el técnico decidió modificar el equipo por un 4-3-1-1, haciendo prácticamente el mismo procedimiento que se venía realizando en el partido. Mosquera, por un mal comportamiento, fue expulsado del partido dejando al deportivo Pereira con 9  jugadores.

Una pesadilla inglesa

Desde el primer tiempo solo se veía la imagen del inglés George Saunders, quien con sus pases y sus jugadas un poco chistosas empezó a ganarse el público tanto así que en mensajes que le llegaban a los narradores de Win Sport le decían “Casper, milanta, pan de yuca, tintín”. El inglés empezó a ganarse el corazón de los caleños y en todo momento fue la pesadilla del Deportivo Pereira. A su salida en el minuto 90 hubo una gran ovación por su trabajo en el campo.

El partido finalizó con muchas incertidumbres para el Deportivo Pereira ya que lleva tres partidos consecutivos perdidos en la copa Postobon.

El técnico Octavio Zambrano, junto con su plantel, tiene que mejorar su defensa, ya que se deja explotar muy fácil, provocando una mala situación para su arquero. Replantear su medio campo, ya que están haciendo prácticamente lo que se les da la gana, y ellos deben entender que se juega en equipo y en orden. Y entender que el fútbol se juega con estrategias a favor del equipo, no en contra.