Juan Esteban Sarmiento, mejor conocido como ‘Chilo’, vivió su quinto y más duro Rally Dakar entre Bolivia, Paraguay y Argentina, en el que nuevamente vio truncada la ilusión de culminar a unos cuantos kilómetros de concluir la competencia.

Aunque se retiró en la última etapa, Chilo Sarmiento sabe que ha dado todo de sí en esta competencia endemoniada.

Por: Carlos A. Marín

A aproximadamente 200 kilómetros de terminar la especial Chilo se encontró con una sorpresa en el camino: un corte en el terreno el cual no pudo ver debido a la velocidad que llevaba, la caída le impidió continuar en la competición. El piloto vallecaucano, que durante varios años representó a Risaralda, abandonó en la etapa 11.

Con una fractura en su mano derecha, Sarmiento fue consciente que se corrió un evento complicado: “sin lugar a dudas ha sido un Dakar muy extremo, con especiales muy largas, con enlaces largos. Nos llovió siempre y eso desgastó mucho”, dijo.  

Sin embargo, las carreras a las que está acostumbrado el deportista no solo pasan por los desiertos. ‘Chilo’ Sarmiento se ha caracterizado por correr antes, durante y después de la competencia, pues hacer parte del Rally Dakar que es la carrera más peligrosa del mundo no es nada sencillo y requiere de recursos.

Cuando Mateo Moreno y Juan Esteban Sarmiento grabaron un video en el que irónicamente le pedían al presidente Juan Manuel Santos una tarjeta de crédito, lo hicieron sabiendo de las necesidades que los pilotos no top 10 de la competición, deben pasar para poder estar allí. Sarmiento, quien representó en repetidas ocasiones a Risaralda, para la versión 2017 encontró en su tierra, Valle del Cauca, un apoyo suficiente como para darle los créditos en sus redes sociales.

Aunque no se descarta que los amigos risaraldenses del competidor aportaron su ‘granito’ de arena, fue evidente que a ‘Chilo’ la desilusión por no recibir apoyo de este departamento lo dejó intranquilo. “En Risaralda no prestaron mucha atención”, expresó.

Las maniobras no solo se necesitan para esquivar cortes, para saber sortear en las dunas, o para encarar los cambios climáticos durante el Rally, para Sarmiento, un año antes de la competición todo es preparación y búsqueda de recursos. Una de las estrategias que utilizó antes de correr fue invitar a sus seguidores para que mediante el pago de 200.000 pesos colocaran su nombre en el guardafangos delantero de la motocicleta. Fue así como batió 10 etapas acompañado de las personas que han creído en él.

No es la primera vez que se ve en apuros. En el 2015 se vio obligado a vender su motocicleta de entrenamiento para poder completar el dinero de la inscripción. Es así como año a año el ‘Chilo’, que se van metiendo en el corazón de los colombianos, viven sus propias etapas.

Cualquier obstáculo, incluso los económicos, es un aliciente para salir adelante. Un deporte que tiene más de tesón y planeación que de simple estrategia.

En esta edición 39 las sensaciones finales fueron positivas pese a la no culminación. “No vinimos de paseo, estas cosas pasan y hay que seguir adelante”, puntualizó el deportista.

Se espera que las condiciones económicas para quien representa al Valle del Cauca, a Risaralda y a Colombia, mejoren en este 2017  y pueda estar en el futuro batiendo el registro 58.

Sarmiento ha competido en cinco ocasiones.

  • 2013 (101)
  • 2014 (58)
  • 2015 abandonó en etapa 10
  • 2016 abandonó en etapa 11
  • 2017 abandonó en etapa 11

 

Por Colombia compitieron Mateo Moreno (motos), quien fue el único colombiano que terminó la carrera; Christian Cajicá (cuatrimoto), quien abandonó de manera prematura en la etapa 2, y ‘Chilo’, quien abandonó este viernes en la etapa 11.

Sarmiento fue apoyado por su equipo X-Raid, y se está recuperando de la lesión en su brazo.