El lunes 25 de noviembre se vivió en Pereira la quinta jornada del Paro Nacional. Miles de personas llenaron las calles para protestar, esta vez, contra la violencia a la que ha sido sometida la mujer.  Un día más que terminó con la noticia de la muerte del joven estudiante Dilan Cruz a manos del Esmad (fuerza policial antimotines) cuando protestaba de manera pacífica. En la noche y en la tarde retumbaron las cacerolas, la nueva voz de los inconformes.

 

Fotografías / Santiago Ramírez

El pase de diapositivas requiere JavaScript.