DANIEL SILVA ORREGO derQué más mermelada que la reforma al artículo 197 de la  Constitución nacional que permitió la reelección presidencial inmediata y la conformación de un partido mayoritario, pero sin principios, nada más que servirle al presidente de turno, llámese Álvaro Uribe o Juan Manuel Santos.

Por: Daniel Silva Orrego*

Las elecciones se aproximaron y se celebrarán este domingo, las campañas transcurrieron de manera apresurada y con anomalías como era de esperarse en un Departamento que no prestó las óptimas garantías no solo a los partidos de la oposición, sino también a los tradicionales que hacen parte del santismo y de la mermelada, así como se afirmó en rueda de prensa (ver aquí), los que pudieron campear sin óbice y control alguno en estas contiendas fue Cambio Radical (con el candidato del Gobernador Botero) y el Partido de la U (con Vásquez, el gran baluarte de Soto y su jauría). Así mismo, no se obtuvo una intervención contundente por parte de la Registraduría y el Ministerio Público, por el contrario brillaron por su laxitud en todo el proceso electoral vivido en el Departamento y no se sumaron a la protección de la violación a las normas de publicidad exterior visual que terminó con la conculcación al derecho colectivo del espacio público.

Pero todas las consecuencias de estas irregularidades se verán sustanciarse en el transcurso del año, por ahora lo más cercano son las votaciones de este domingo, las cuales permitirán que Colombia tenga la oportunidad de elegir un nuevo Congreso, en el cual se excomulguen los pésimos Senadores y Representantes que no hicieron actividad fructífera para el desarrollo de Colombia y por el contrario atentaron contra nuestros intereses con una reforma a la justicia fallida y una reforma a la salud que aún sobrevive en algún anaquel del órgano legislativo, la cual puede volver al ruedo muy pronto. Es por todos los errores cometidos por estos parlamentarios que al día de hoy se encuentran desesperados buscando no perder su curul porque, de no asegurarla, caerían en la más profunda crisis clientelista y corrupta, la que les quitaría sus prebendas y los dejaría sin sus despampanantes excesos, como lo son las camionetas blindadas y los auxilios parlamentarios utilizados para aceitar la maquinaria del voto amarrado.

Es de honda y constante preocupación la denuncia realizada esta semana por un contratista de Tránsito de Pereira (ver aquí), expresa que el Director de dicha entidad los está reuniendo para que se comprometan a votar por el candidato a la Cámara Israel Londoño, el mismo que hoy se encuentra investigado por la Procuraduría General de la Nación y está a la espera de un fallo de segunda instancia, decisión que coloca en entredicho la estabilidad de su elección como Representante, pues como se sostiene en los mentideros políticos, “el negro” (como lo llaman sus amigos más cercanos) le quitaría la curul a Didier Burgos, personaje funesto que era el encargado de hacer pasar en la Comisión Séptima de la Cámara la reforma a la salud y la cual, como se mencionó anteriormente, se encuentra en vilo. Pero retomando lo del Instituto de Tránsito no debe olvidarse que el Director de aquel es el hijo del abogado y profesor universitario Benjamín Herrera, el mismo que introdujo en la política risaraldense la repartición de electrodomésticos en las campañas electorales, de la cual hace buen uso hoy el señor Mauricio Salazar (cónyuge de Maria Irma Noreña, exgerente de Aguas y Aguas).

A pesar de como anoté anteriormente, las campañas fueron rápidas, aún así el pasado domingo 23 de febrero el suscrito pudo constatar de primera mano cómo el Senador y candidato Carlos Enrique Soto rifaban un televisor de 32 pulgadas en el municipio de Apía, pero lo más sorprendente es que solo podían participar del sorteo los asistentes que lograran marcar bien en el tarjetón el número del candidato, es decir U36. ¿Acaso esa es la política que subsanará los padecimientos de los colombianos en materia de salud, educación, seguridad de los campesinos frente a los TLC, servicios públicos, seguridad social, estabilidad laboral y calidad de vida? Es de recordar que este Congresista es el mismo que dijo SÍ a la reforma a la justicia que era un ingente esperpento, dijo NO al matrimonio igualitario vulnerando los derechos de las minorías sexuales de Colombia y es el que esta semana fue acusado por un habitante del barrio El Jardín de haber utilizado sin autorización la energía de su casa para la iluminación de una de sus vallas (ver aquí).

El Partido de la U (Unidad Nacional) fue impulsado por el ex-presidente Álvaro Uribe Vélez, utilizado como plataforma para su reelección del año 2006 y el cual trajo un durísimo golpe a la democracia del país, debido a que en este partido se quiso introducir a todos dentro del mismo guacal, pero algunos fueron disidentes de esta iniciativa funesta y por ellos recibieron persecución en el segundo periodo presidencial. La creación del Partido de la U dio al traste y terminó por sepultar la ideología de los partidos políticos y más bien terminó fue por constituir una nueva clase de Frente Nacional en el que todas las iniciativas del Presidente son aprobadas de manera expedita y sin mayor reparo. Qué más mermelada que la reforma al artículo 197 constitucional que permitió la reelección presidencial inmediata y la conformación de un partido mayoritario pero sin principios, nada más que servirle al presidente de turno, llámese Álvaro Uribe o Juan Manuel Santos.

Ahora surge el Centro Democrático, términos totalmente antagónicos al modo de ser del ex – presidente, el cual se fundamente dentro de tres principios (Estado austero-cohesión social-seguridad democrática) que en los ocho años de gobierno no lograron resolver las problemáticas por las que atraviesa el país: una educación privatizada y poco competitiva, un sistema de salud colapsado, un agro desolado y atacado por los TLC, una desindustrialización que avanza a pasos agigantados, la gran cantidad de títulos mineros concedidos en los últimos 10 años y la inestabilidad laboral que fijan las trasnacionales. En Risaralda se tiene por el Centro Democrático al empresario Alejandro Álvarez, un personajillo contraproducente como todo uribista. El pasado 19 de febrero en un Comité de Seguimiento Electoral señala que si bien se violaron las normas de propaganda electoral eso es cuestión del pasado y una semana después en el Debate de Candidatos a la Cámara señala que la normatividad de espacio público debe cumplirse, ¿quién lo entiende? En recintos cerrados vocifera unas opiniones de leguleyo y ante el público se demuestra como la voz de la democracia y el respeto al imperio de la ley.    

Opción Ciudadana parece ser un término llamativo para las personas que lo escuchan y ven el nombre estampado en las vallas, pero lo que desconoce la mayoría es que aquel partido es el mismo PIN, el cual antes se llamaba Convergencia Ciudadana, queda demostrado que cada cuatro años cambian su nombre ¿por qué? Debido a que son un conjunto de personajes que hacen parte de la parapolítica y que aún hoy andan sueltos, así como no se ha concretado la situación de Samy Merheg en Risaralda y la responsabilidad de su hermano que anda hoy prófugo de la justicia. El Alcalde de Santa Rosa anda muy bien con Carlos Arturo Quintero, candidato de Opción Ciudadana, vocablo muy eufemístico.

Adenda 1: El Alcalde Vásquez se sometió a una cirugía estética para disminuir el tamaño de sus orejas, excelente determinación, así podrá atender objetivamente las órdenes impartidas por Soto.  

Adenda 2: La Secretaria de Gobierno actual Beatriz Eugenia Ramírez no ha presentando un gran cambio, seguirá pasando como los demás titulares de ese Despacho: pésimos, para el ejemplo un botón: el espacio público inundado de propaganda electoral.

Adenda 3: Comentan los más cercanos a Aguas y Aguas que se está llevando a cabo una cacería de brujas en dicha entidad, están identificando plenamente cuáles son los contratistas de María Irma Noreña y los de Burgos, al parecer después de elecciones se ajustarán las tuercas sueltas.

Adenda 4: Mauricio Salazar evade nuevamente un debate, lleva dos: el de la Cámara de Comercio y el de esta semana con Une, debe estar muy ocupado repartiendo electrodomésticos por los municipios de Risaralda.

Adenda 5: Juan Manuel Santos y su formula vicepresidencial Germán Vargas Lleras, ambos descendientes de presidentes de Colombia, Eduardo Santos y Carlos Lleras, respectivamente, por esto es que las cosas no cambian, los mismos con las mismas. Mientras tanto, han sido 38 presidentes los que han tenido vínculos de consanguinidad, gran convergencia ¿no?

*Secretario municipal del Polo Democrático.