Hoy día no se puede hablar de eficiencia o novedad si no existe una aplicación y correcta utilización de la tecnología moderna, se puede asegurar que actualmente las TIC tienen la respuesta efectiva a la mano.

 

Por: Hernán Augusto Tena Cortés

Se le llama tecnología moderna a las nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y ellas están inundando el mundo con implicaciones en cada una de las ramas de la sociedad actual. Hoy día no se puede hablar de eficiencia o novedad si no existe una aplicación y correcta utilización de la tecnología moderna, se puede asegurar que actualmente las TIC tienen la respuesta efectiva a la mano.

Las tecnologías de la información y la comunicación son el conjunto de procesos y productos derivados de las nuevas herramientas, soportes de la información y canales de comunicación relacionados con el almacenamiento, procesamiento y transmisión digitalizada de la información. Siendo así, las TIC son todos los dispositivos modernos de uso frecuente por la sociedad: celulares, tabletas, televisores, impresoras y todo lo relacionado con la informática, las telecomunicaciones y la tecnología audiovisual.

Teniendo claro el concepto de tecnología moderna y reflexionando sobre la dependencia que la humanidad ha creado por las TIC, se podría decir que estas representan una alta influencia en la comunicación entre individuos, porque con la inmersión de las redes sociales y demás aplicaciones en línea con fines comunicativos, cada día que pasa las personas se encuentran más informadas o en ocasiones desinformadas de todos los acontecimientos que suceden alrededor del mundo.

La era actual se encuentra regida por la inmediatez y lo instantáneo, dos factores que prácticamente dominan la comunicación humana. La aparición del ciberespacio denota una prioridad del tiempo sobre el espacio. La comunicación se produce de una manera totalmente instantánea, recorriendo todo el planeta al alcance de las manos. Es por eso que el tiempo es un factor determinante que está en constante aceleración. Los medios de comunicación digitales provocan una individualización pasiva y muchas de las costumbres que tenían las personas para lograr su comunicación están cambiando de manera ostensible. La interacción interpersonal está dejando de ser cara a cara para transformarse en una comunicación digital, utilizando las nuevas tecnologías que esta nueva era trae aparejada.

Sin embargo, no toda la influencia de la tecnología moderna sobre la comunicación de individuos es positiva, pues un factor negativo de esta es que inevitablemente las personas se aíslan totalmente de la sociedad hasta tal punto de estar todo el día conectados al ciberespacio, lo anterior trae consecuencias como desintegración familiar, incomunicación de familias o ausencia del diálogo. No obstante, se puede concluir que la comunicación digital logró con éxito achicar los tiempos y acelerar el proceso de comunicación entre los individuos de todo el mundo, a tal punto que con solo apretar un botón, enviar un mensaje a cientos de personas distribuidas en todo el planeta, es cuestión de segundos. Internet se insertó profundamente en el mundo laboral, el ocio y el conocimiento mundial.

La influencia descrita en las líneas anteriores, se ve reflejada en la educación actual. La cantidad de información que se encuentra en línea ha hecho que se replantee el norte pedagógico de los sistemas educativos, pues ya no tiene sentido que un profesor se pare al frente a dictar contenidos de un libro quizá desactualizado que además se puede encontrar fácilmente en internet. Por otro lado, con el apoyo de las aplicaciones de chateo o vídeo conferencia hay más facilidades de contribuir al desarrollo de la mentalidad abierta por medio de convenios entre colegios de diferentes países y socialización de contenidos entre estudiantes. Con el uso inteligente de la tecnología, se pueden lograr mejores resultados académicos, pero si no se le hace un seguimiento oportuno y adecuado a este uso dentro y fuera del aula, los resultados académicos y problemas sociales pueden ser desastrosos.

Finalmente, así como la tecnología moderna ha influenciado la comunicación entre individuos por medio de la digitalización de la misma, está influencia también se refleja en el sistema de educación actual, obligándonos a evolucionar, cambiar nuestros perfiles y a adoptar las nuevas tecnologías como recurso educativo y herramienta de apoyo, pero no como reemplazo de la figura del docente.

@Hernan_Tena