Anacrónicas / La Comuna resiste

«¿Que hay pa’la cabeza?» es un bello proyecto comunitario que –desde la comunicación, el cine y muestras audiovisuales de cultura popular– se convierte en una herramienta efectiva de resistencia a la pérdida de la memoria cultural y propone alternativas incluyentes desde el arte.

 

Por Martín Rodas*

Vivo en el barrio San Joaquín (antiguamente Hoyo Frío) de la ciudad de Manizales. Al igual que el barrio San José estamos ubicados en el centro tradicional de la ciudad; casas viejas de arquitectura de la colonización antioqueña en bahareque y teja de barro, otras de estilo ecléctico popular entre colonial, republicano y moderno, con materiales también eclécticos, incluyendo el cemento. Muchas de ellas todavía tienen solares en los cuales cultivan huertas, jardines y árboles frutales.

Es una zona variopinta y diversa que agrupa un tejido humano de personas que tienen raíces campesinas y proletarias, producto de la industrialización de Manizales a principios y mediados del siglo XX. Soy uno de los habitantes de este territorio al cual me afianzo y sin intenciones de vivir en otro lado. Muchos de mis vecinos lo han habitado toda la vida, y otros como yo, la mayoría de ella.

He sido testigo de cómo las administraciones de turno han tratado desde hace mucho tiempo dar otra vocación al «suelo» en donde moramos los del centro. Planes de ordenamiento territorial a los cuales nos hemos enfrentado airadamente, porque nunca hemos sido tenidos en cuenta, solo les interesa el «valor» de los «lotes», como llaman indiferentemente a nuestras casas, pues para ellos son solo ranchos a tumbar.

Y esto lo lograron de una manera perversa con nuestros vecinos de San José, en donde no les importó romper el tejido social de un grupo humano que vivía en muy buenas condiciones.

Para mí ha sido difícil asumir la situación de tantas personas a quienes les tocó emigrar a lugares que les cambió la vida, para mal, de una manera dramática (pequeñísimos apartamentos en zonas alejadas). Muchos de sus habitantes lograron ubicarse nuevamente en mi barrio, San Joaquín, pues este conserva las características del suyo, del cual quedan unas pocas casas en pie.

Con esta introducción, quiero celebrar el canto a la vida y de resistencia por parte de colectivos artísticos y culturales, lo mismo que de la comunidad en general de la Comuna San José, para no perder su memoria y restablecer el tejido social deteriorado intencionalmente por proyectos que solo han buscado el lucro económico sin importar los sentimientos de seres humanos que vivían de buena manera en un territorio tradicional, ancestral.

«¿Que hay pa’la cabeza?» es un bello proyecto comunitario que –desde la comunicación, el cine y muestras audiovisuales de cultura popular– se convierte en una herramienta efectiva de resistencia a la pérdida de la memoria cultural y propone alternativas incluyentes desde el arte.

Durante los días 24 y 25 de noviembre se realizó una programación que incluyó muestra audiovisual y fotográfica; práctica de reporteritos; seminarios; taller de radio diversa; tertulia sobre la ruta del cabildo abierto comunal, pasado, presente y futuro a diez años del macro desastre; tertulia sobre medios de comunicación popular: comunicación, memoria y territorio; tertulia cannábica; exhibición y taller alternativo de skate; presentaciones musicales y proyección de la premier «Grandes malabaristas», lo mismo que muestras fotográficas, festival gastronómico y venta de ropa.

Destaco la organización de este tercer festival de cine comunitario y tertulia al barrio «¿Qué hay pa’la cabeza?» por parte de los colectivos Sábalo Pro y la fundación «Comunativa Huertas Urbanas», de las cuales conozco su compromiso y labor en pro del mejoramiento de la calidad de vida de una comunidad a la cual le fueron vulnerados sus derechos.

Que estas iniciativas comunitarias, artísticas y culturales se sigan promoviendo y que el apoyo a las mismas se dé desde todos los estamentos políticos, sociales y culturales de la ciudad.

 

el maleTíN (microlibrería)

En «Dos novelas cortas de un misterio arcano» de Miriam Torres Bonnet (Mito), se puede entrever el esbozo de lo que más adelante puede ser una poderosa escritura de largo aliento. Este texto traza rápidamente las líneas de sucesos que parten de la experiencia profesional y, creo, autobiográfica, para tejer una trama que se perfila rica en acciones y emociones. En estos pantallazos, cortos y luminosos, Mito nos revela, pero no del todo, parte de sus profundos y misteriosos arcanos como un delicioso y mágico abrebocas que promete emerger en un futuro próximo misterios que desde ya anhelamos.

Referencia bibliográfica: Torres Bonnet, M. (2018). Dos novelas de un misterio arcano. Manizales: “ojo con la gota de TiNta (una editorial pequeña e independiente)”

 

*  Poeta, anacronista, dibujante y pintor; editor de «ojo con la gota de TiNta (una editorial pequeña e independiente)».